Plena Combativa lanza “El tumbe” contra la corrupción y la precariedad

Plena Combativa El Tumbe

(Foto por Ricardo Alcaraz Díaz)

El proyecto musical político-feminista Plena Combativa lanzó hoy El tumbe, el primer sencillo de su primer disco, una respuesta a la corrupción gubernamental y las condiciones de pobreza que se viven en Puerto Rico.

El tumbe formará parte del disco, titulado Plena Combativa, en el que las artistas hacen historia al ser la primera agrupación de plena compuesta por mujeres que produce un disco en Puerto Rico. Este sencillo se lanzó el 1ero de mayo, Día Internacional de les Trabajadores, por ser un día de lucha por quienes salen a la calle diariamente a trabajar, a resistir en precariedad y a autogestionarse una vida digna.

La inspiración para este tema le llegó a Margarita Morales Marrero luego de leer una columna de Mari Mari Narváez  en la que ella hablaba de la corrupción en Puerto Rico luego de los huracanes y del tumbe oficial como un acto cotidiano en el gobierno.

“Tumbar significa robar y también significa hacer caer a alguien o a algo. Además, vivimos en un país donde la corrupción es un problema descomunal”, afirmó Margarita.

El tumbe es también una canción anecdótica, en la que se narran situaciones de robo sufridas por las mismas integrantes. El ejemplo más increíble fue el día que grabaron el demo de El tumbe, en un estudio en Hato Rey, cuando a una de las artistas le robaron el carro.

“Nuestra realidad de pobreza hace que vivamos en un país con una tasa altísima de apropiaciones ilegales, robos domiciliarios, robos a mano armada, carjackings, robos de identidad y más. La propuesta de la canción es plantear que eso es resultado de la desigualdad social y las políticas neoliberales impuestas y que existe un pillo mayor que es el gobierno, que nos empobrece, que nos tumba hasta la vida y que lo hace con total impunidad. Y nuestra intención es utilizar la plena para señalarlo, denunciarlo y, por qué no, tumbarlo”, afirmó Margarita.

Para Plena Combativa, crear es un proceso colaborativo y, en ocasiones, hasta colectivo. Su música es el resultado del junte de sus talentos y experiencias. Adriana Santoni, la directora musical, es quien compone las melodías.

“En el caso de El tumbe, Margarita escribió la letra y me la envió. Yo la leí y la seguí repitiendo en mi mente, hasta que un día guiando se me ocurrió la melodía. Llegué a nuestro ensayo semanal a compartir la melodía con las compañeras. Les gustó e iniciamos el debate sobre el arreglo. Que si la hacemos lenta, lamento, como nos gusta a Margarita y a mí… Que si le metemos velocidad para agitar, como sugerían las demás… ¿Por qué no las dos? La ensayamos a ver qué tal, y el consenso nos quedó poderoso y sabroso. Así nos gozamos nuestro proceso creativo”, concluyó Santoni.

Lee aquí: Adriana Santoni arma la resistencia antipatriarcal al ritmo de Plena Combativa

Este tema tiene unos sentimientos profundos en todas las integrantes de Plena Combativa.

“El tumbe es una reafirmación de que, no solo estamos hartas, sino que estamos puestas pa’ luchar, denunciar y exigir vidas dignas pa’ nosotras y nuestra gente. Tocarla en vivo siempre me eriza la piel… con una corilla siempre acompañando cada coro”, mencionó Angellie González Jorge.

“Cada vez que tocamos El tumbe y veo la reacción del público, reafirmo que la rabia es colectiva y que a este gobierno hay que tumbarlo”, expresó, por su parte, Laura Cintrón Carrión.

Hay razones evidentes de la corrupción que se viven en el archipiélago.

“La estrofa que dice nos tumban cuando privatizan la salud y la educación’, explícitamente sugiere que la privatización y la otorgación de contratos corruptos son ejemplos concretos de cómo los gobiernos, los políticos de turno, las clases privilegiadas y el sector privado arremeten contra nuestras vidas”, añadió Lourdes A. Torres Santos.

“Siempre que tocamos El tumbe, el rant de Margarita me para los pelos… en la grabación no fue la excepción. Escucharlo me recuerda, cada vez, por qué llegamos hasta aquí”, concluyó Laura R. Freytes Rodríguez.

Este tema, así como el disco completo de Plena Combativa, fue realizado en Puerto Rico. Fue grabado en Playbach Studio bajo la producción general de Ilia Veléz y el productor musical fue Ismael Cancel Villafañe. El ingeniero de sonido fue Carlos Velázquez y el asistente vocal, Bayoán Ríos. Fue mezclado y masterizado por Harold Wendell Sanders.

Durante la semana de lanzamiento del tema, ha estado corriendo en las redes sociales el #VIVOENELPAÍSDELTUMBECHALLENGE, con el que se invitó a las personas a escribir en pancartas o en sus carros con betún líquido blanco la línea principal del coro: Vivo en el país del tumbe, y a que suban el vídeo o fotos a las redes y a que, además, etiqueten al menos a dos personas y a Plena Combativa. El hashtag oficial del tema es #VivoenelPaísdelTumbe.

Plena Combativa busca visibilizar y exigir protagonismo para las mujeres percusionistas, compositoras y cantantes de plena; promover la plena como herramienta de lucha, protesta y propuesta; y denunciar el sistema patriarcal, racista, capitalista, colonial, y su violencia hacia las mujeres y las comunidades LGBTIAQ+.

Lee aquí: Mujeres en la música: hacer camino sobre campo minado

Comparte: