Arma la resistencia antipatriarcal al ritmo de Plena Combativa

Adriana Santoni Plena Combativa

(Foto: Ana María Abruña Reyes)

“Cuando las mujeres…” Suena el primer verso de una plena puertorriqueña muy popular. Las integrantes de Plena Combativa detienen el ritmo y dejan que el público complete el coro que de memoria conocen: “…prenden cuatro velas y se las ponen por los rincones”. Pero las músicas no continúan. En vez, una de ellas invita a la gente que las ve tocar a cuestionar el contenido de esa canción tan tradicional en Puerto Rico. La propuesta es, entonces, entonar una versión feminista que dice así:

“Cuando las mujeres algo se proponen nada las detiene porque construyen las soluciones”.

A partir de esa nueva letra, la agrupación retoma su presentación y arma tremendo mazacote musical antipatriarcal.

La plena es uno de los géneros musicales que más se tocan y escuchan en Puerto Rico en eventos sociales y deportivos, festivales culturales e, incluso, es gasolina en protestas y manifestaciones. No falta en las fiestas de Navidad ni son extraños los plenazos callejeros, en los que se canta y baila al son de este pegajoso ritmo caribeño. Pero así como la salsa, la bomba y otros géneros musicales puertorriqueños, la plena no está exenta de contenido que minimiza a la mujer en algunas de sus populares melodías.

Adriana Santoni, líder de Plena Combativa, está muy consciente de las tensiones que surgen cuando se quiere preservar la memoria cultural de un pueblo mientras se aspira a problematizar aquellos referentes musicales icónicos que se popularizaron utilizando lenguaje machista, como hizo la agrupación con la letra de Cuando las mujeres. Esa conciencia feminista y política se combina con el reconocimiento que hace de la necesidad de continuar promoviendo la participación de la mujer en el género de la plena para dar paso al proyecto musical.

Lee aquí: ILe llama a defender el terruño desde sus composiciones

Esa nueva versión de Cuando las mujeres, le recuerda a la compositora el rol que tuvieron estas en organizar las comunidades y liderar los procesos de recuperación después del huracán María en el 2017.

El paso del temporal, que se transformó en un desastre político, y un contexto que convocaba a la denuncia y movilización ciudadana fue una de las motivaciones que llevó a Santoni a hacer su aportación a través de la música durante ese año tan significativo para la población puertorriqueña.

Así nació Plena Combativa, precisamente, en una fecha de relevancia política en la isla, el 19 de noviembre de 2017. El día señalado por un supuesto “descubrimiento” que trajo explotación y violencia machista ahora tiene otro significado para un grupo de mujeres que invita a la resistencia política a través de su proyecto musical liberador.

“Comenzamos a coincidir en talleres de plena de la Colectiva Feminista en Construcción. Salíamos a la calle y consignábamos, pero sentía que habían pocas canciones de protesta y llegué al tema de las cenizas tóxicas en Peñuelas. Ese tema lo hice una noche frustrada por lo que pasaba en Peñuelas y compartí la canción en redes sociales”, narró Santonia a Todas en referencia al número musical que se hizo viral en la Internet y despertó más interés por la plena de protesta.

Luego de la canción de protesta ante la situación de las cenizas de carbón en Tallaboa, Peñuelas, hubo personas interesadas en contratar a Santoni para llevar su propuesta musical ante un público en vivo.

“Invitaron al grupo a tocar en una gala, pero no tenía grupo. Así que recluté a compañeras”, explicó sobre el inicio del grupo, que también integra a Angellie González Jorge, Laura Cintrón Carrión, Lourdes Torres Santos, Margarita Morales Marrero y Laura Freytes Rodríguez.

Desde entonces, Plena Combativa ha participado de distintos eventos culturales, incluyendo conciertos en el País Vasco durante el mes de septiembre, como parte de las jornadas de “Jóvenes activistas por los ODS”.

Lee aquí: Isel Rodríguez está feliz de hacer historias de mujeres para mujeres 

La mayoría de las composiciones son de la autoría de Santoni, quien también es la cantante principal y requintera, y de su colega Margarita Morales Marrero. Sin embargo, la problematización de letras que minimizan el valor de las mujeres ha sido parte de la tarea que han asumido.

“Esa estrategia nos ha resultado genial para llevar a la gente a problematizar las canciones que son pegajosas y escuchamos todas las Navidades. Siempre tenemos cuidado de que no piensen que estamos despreciando la cultura puertorriqueña, pero que sepan que pueden trabajar la pegajosidad y el vacilón con esa mirada crítica”, comentó Santoni.

También entusiasma a Santoni la oportunidad de llevar contenido artístico feminista para las generaciones más jóvenes.

En el 2018, compartieron la canción Plena feminista para las niñas felices, como parte de la convocatoria del Día Internacional de las Mujeres el 8 de marzo. La canción de la autoría de Margarita Morales Marrero fue ampliamente compartida por la Internet y tuvo buena acogida.

“Necesitamos perspectiva de género para que las niñas jueguen lo que sea y quieran ser lo que deseen ser”, dijo sobre uno de los mensajes de la canción.

“Sabemos que hay niñes escuchando y queremos seguir haciendo contenido para que se cuestione a todas las generaciones”, añadió.

Para Santoni, la experiencia de llevar la plena feminista al País Vasco durante septiembre de este año representó una oportunidad de visibilizar tanto la música, como algunas de las luchas políticas que se gestan en Puerto Rico.

“Los espacios donde nos movíamos estaba la gente cantando Despacito”, contó en referencia a que cuando mencionaban que eran de Puerto Rico, algunas personas las asociaban con el reguetón y la famosa canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

“En Bilbao, tuvimos la oportunidad de tocar y la recepción fue buenísima. Explicábamos que la plena es un género de percusión que requiere la participación del público. La plena no se conoce en esos espacios. Además de dar a conocer el género musical, también dimos a conocer temática de problemas de Puerto Rico”, narró sobre parte de la experiencia de 10 días en el País Vasco en Europa.

“También, en Vitoria, en una plaza, la gente se detenía, escuchaba y nosotras dábamos contexto. Compartíamos la realidad de nuestro país”, expresó Santoni sobre la presentación musical en otra de las principales ciudades de esta comunidad autónoma del estado de España.

El próximo proyecto de Plena Combativa es grabar su primer disco para que salga en el 2020.

“Vamos a seguir componiendo. Queremos que nuestro contenido tenga presencia antirracista, anticapitalista, antipatriarcal y feminista. Seguiremos denunciando lo que sucede en el país y dando propuestas”.

Comparte:
Rafael Díaz Torres
Escrito por Rafael Díaz Torres
Es periodista del Centro de Periodismo Investigativo y estudiante graduado en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, donde completa un doctorado en Historia.