En defensa de los derechos de las mujeres ante ejecuciones de hipotecas

Derecho a la vivienda mujeres

Desde el comienzo de la cuarentena, grupos defensores de los derechos de las mujeres han reclamado medidas de protección a las víctimas de violencia de género. Muchas viven con sus agresores y, ante una orden de distanciamiento social, quedan aún más vulnerables al tener que compartir el mismo espacio en una situación de tensión por periodos prolongados.

Lee aquí: Distanciamiento representa mayores riesgos para mujeres en situaciones de violencia doméstica

Por otra parte, la precariedad laboral afecta de manera desigual a las mujeres jefas de hogar cuando dejan de devengar ingresos por no poder cumplir con sus horas de trabajo.

“Hay gente que no tiene las condiciones para quedarse en su casa”, estableció Ariadna Godreau, directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico, al iniciar esta mañana el taller en línea Derechos de las mujeres y defensas ante ejecuciones de hipotecas, una iniciativa de su organización en colaboración con Coordinadora Paz para la Mujer.

El fin del taller dirigido a personas que atienden, trabajan o son aliadas de sobrevivientes de violencia doméstica fue dar a conocer los pasos a tomar ante una ejecución de hipoteca de parte de una institución financiera y cómo dar buen acompañamiento.

El equipo Derecho a tu Casa, de Ayuda Legal Puerto Rico, dirigió el taller. Este programa está dedicado a proveer educación legal para prevenir ejecuciones de hipotecas.

“Entendemos que la vivienda es un derecho fundamental y es base para otros derechos y el desarrollo digno del ser humano”, señaló Camilo Guadalupe, miembro del programa Derecho a tu Casa.

Lee aquí: Provocan diálogo sobre el derecho a la vivienda digna

Según expuso, datos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) apuntan a que, en 2018, unas 11,000 personas estaban en proceso de mitigación de pérdida de sus hogares, mientras que para noviembre de 2019, más de 75,000 préstamos hipotecarios tenían 30 días o más de atraso.

“En nuestra cultura, de las últimas cosas que se dejan de pagar está la casa. De hecho, es una de las primeras preguntas que surgen [en momentos de emergencia], ¿cómo voy a pagar la casa?”, planteó, por su parte, la abogada Verónica Rivera al subrayar cómo las crisis y las emergencias afectan de manera diferente a hombres y a mujeres.

En un país donde el 45% de su población vive bajo el nivel de pobreza y la tasa de desempleo está en 8.1%, estas son otras variables que se van acumulando y complican el cuadro de un pago de hipoteca en momentos como el que se vive actualmente.

Procesos de moratoria durante la cuarentena

Aun con la orden de distanciamiento social y toque de queda anunciada por la gobernadora Wanda Vázquez Garced, el pasado domingo, su gobierno no ha establecido moratorias ni extensiones para los pagos hipotecarios. En este contexto, las abogadas recalcaron la importancia de que las personas que anticipan problemas con el pago de su hipoteca durante estos meses se comuniquen con su institución financiera, la cual debe proveer alternativas.

Añadieron que las personas tienen derecho a comenzar un proceso de mitigación de pérdidas para acogerse a alguna de las opciones que existen para retener su propiedad o, de preferirlo, entregarla, aun cuando no tengan pagos atrasados. Por ley, la institución financiera no pude decirle que no puede acogerse a este proceso por no tener atraso en sus pagos.

Además, recalcaron, la ejecución no es un proceso inmediato. De no poder pagar su hipoteca este mes, hay pasos a seguir y una cantidad de días específicos a esperar para que su institución financiera pueda tomar acción legal.

Cronograma de ejecucion de hipotecas

Cronograma de ejecucion de hipotecas2

Una vez se logre una moratoria, es importante establecer las condiciones con el banco, ya que pueden variar según la institución. Puede darse el caso en el que el pago de los meses en moratoria se añadan al final del pago de hipoteca. También, puede ocurrir que el pago de los meses en moratoria tenga que darse al final de esta, en un mismo pago. Es importante conocer cómo y cuándo se deben hacer los pagos para aceptar las condiciones.

Protecciones para sobrevivientes de violencia doméstica

La abogada Rivera abordó el tema del abuso económico.

“Cuando se habla de la violencia contra nosotras, muy pocas veces se toma en cuenta el asunto de la estabilidad financiera, qué pasa con mi crédito. No hay muchos servicios para atender esa situación que, si la vemos bien, desencadena en muchas otras violencias”, subrayó.

Explicó que existen protecciones especiales y pasos específicos en procesos de mediación para situaciones en las que la persona en riesgo de perder su hogar sea víctima de violencia de género y comparta hipoteca con su agresor.

Lee aquí: Mujeres enfrentan pérdida de vivienda ante la precariedad y la violencia de género

Al comenzar un proceso legal, es su derecho que el tribunal cite a las partes a un proceso de mediación para llegar a un acuerdo. En el caso de que los titulares se conformen de víctima y agresor, no existe la obligación de que se sienten juntos durante el proceso.

Se recalcó en el taller que el Negociado de Métodos Alternos para la Resolución Mediación de Conflictos, entidad encargada de fiscalizar y monitorear los procesos de mediación en las salas judiciales, no tiene un protocolo establecido para trabajar con víctimas de violencia de género.

Sin embargo, sí cuenta con un manual de normas en el que se establece el rol del mediador en el proceso. Este manual se puede acceder en la página web del negociado. Se entiende, además, que estos procesos son confidenciales y que no hay que explicarle a la institución financiera, sino al mediador.

“Lo más importante a recalcar es que uno no está mediando con la otra persona en estos casos, sino con la institución financiera. Uno puede ir como cotitular independiente”, señaló María de Lourdes Vaello, del equipo Derecho a tu Casa.

La mediación es una herramienta importante, según la abogada Rivera, ya que ayuda a las sobrevivientes durante el proceso de mitigación.

Al final, se presentaron varias opciones disponibles a sobrevivientes de violencia doméstica que comparte hipoteca con la persona agresora. En este caso, el tribunal presenta remedios durante el proceso de orden de protección, como una orden de pensión alimentaria o una orden de pago de hipoteca.

Si, por otra parte, la persona agresora no está cooperando en el proceso de mitigación, en caso de que no haya comenzado un proceso legal, la institución financiera debe poder atender su caso sin necesidad de la otra parte.

Una de las aclaraciones estuvo dirigida al término “hogar seguro”, que es “el derecho que tiene el padre o la madre custodia de quedarse en la residencia de sus hijos menores, incapacitados o dependientes hasta los 25 años”. El equipo dejó saber que este derecho no aplica en casos de ejecución hipotecaria, pero protege a su hogar de ser reclamado para cobrar otras deudas. En instancias donde haya menores en el hogar, Hogar Seguro también protege que la otra parte titular exija la venta de la vivienda para ganar su parte. Sin embargo, aunque haya niños en el hogar, la institución financiera puede proceder con una demanda de desahucio.

Los mismos derechos protegen a mujeres inmigrantes en estatus irregular, pues pueden solicitar una orden de protección y acogerse a los remedios que provee el tribunal.

Para aquellos que proveen servicios a las sobrevivientes durante estos procesos tediosos, el equipo recomendó el Protocolo de primeros auxilios para casos de ejecuciones de hipotecas. En este documento se puede encontrar un directorio de servicios legales gratuitos en Puerto Rico, así como otras herramientas para brindar apoyo durante el proceso legal.

También, compartieron una carpeta en la plataforma Google Drive con material educativo sobre ejecuciones de hipoteca y formularios, como hojas de trámites y solicitudes. Puedes acceder a este material aquí.

Ayuda Legal Puerto Rico

787-975-3105

Facebook 

Derecho a tu Casa

Derecho a tu casa

Negociado de Métodos Alternos para la Resolución de Conflictos

787- 641-6357 (Rama Judicial)

Comparte: