Pretenden generalizar experiencias de mujeres que eligieron ser madres

Senadora Migdalia González

(La senadora Migdalia González se ha expresado en contra del PS 693)

Solo con ponencias a favor, transcurrió el primer día de vistas públicas para la discusión del proyecto del Senado 693 (PS 693), que busca restringir el aborto a partir de la semana 22 de gestación. 

Se trató de un día desaprovechado en escuchar ponencias que no aportaron a la discusión de la medida, según estimó la presidenta de la Comisión de Asuntos de las Mujeres del Senado, Migdalia González Arroyo, del Partido Popular Democrático (PPD). 

“Esperamos que, para la próxima, haya unos ponentes que puedan aportar muchísima más sustancia a lo que es el PS 693”, comunicó la senadora, en entrevista con Todas

Para la senadora Nitza Morán Trinidad, los testimonios presentados fueron experiencias particulares y “ajenas a lo que estipula el proyecto”. 

La legisladora del Partido Nuevo Progresista (PNP) sentenció que “aquí estamos hablando que vamos a acuartelar unos derechos adquiridos”, por lo que no se deben tener vistas públicas que desvíen la atención de las consecuencias que tendría la medida. 

A continuación, el acontecer del primer día de vistas públicas del PS 693 resumido en cinco puntos: 

1. Testimonios irrelevantes a las consecuencias que tendría la medida

Todas las ponencias trajeron experiencias particulares, que se quisieron asumir como generales. Tres de los testimonios fueron de partos prematuros y deseados, por lo que no ejemplificaron ningún asunto referente al proyecto, que no impone trabas a la voluntad de quienes desean tener hijos.

Aunque son experiencias válidas y, en casos, penosas, la mayoría de las senadoras presentes entendieron que las ponencias no aportaron a la discusión del PS 693 porque nunca consideraron el aborto como una opción ante las complicaciones gestacionales que enfrentaron. Todas anhelaban convertirse en madres y nadie les impuso lo contrario.

En las ponencias de la mañana, se destacaron las experiencias de dos madres que tuvieron hijas prematuras, a las 27 y 22 semanas de edad gestacional respectivamente. En ambos casos, los embarazos fueron deseados y las niñas sobrevivieron tras recibir una atención médica de calidad, que les propició su acceso a planes médicos privados.

El caso de la niña que nació a las 22 semanas de gestación, se dio en Kansas, donde el seguro médico cubrió los siete meses que estuvo en cuidado neonatal y un traslado aéreo entre hospitales.

“Defendemos el derecho de los nacimientos deseados, por la salud física y mental de las mujeres. Lo que está en el proyecto 693 no es eso, lo que está en este proyecto es decretar por ley todo lo contrario a lo que estoy diciendo. Decretar por ley que no se respete la individualidad”, sentenció la senadora Ana Irma Rivera Lassén

Añadió que se pretende legislar sobre los cuerpos sin tener en cuenta la ciencia y los contextos de cada persona gestante.

2. “Las aseguradoras matan”

En la sesión de preguntas y respuestas de las ponencias, las senadoras Rivera Lassén y Morán Trinidad hicieron hincapié en el acceso a planes médicos que tuvieron las madres de las niñas prematuras para sufragar los gastos de las intervenciones médicas para que sus hijas continuasen vivas. Sus casos representan el privilegio de tener acceso a cuidado médico rápido y de calidad, que no es la norma para la mayoría de las mujeres y personas gestantes en Puerto Rico.

Ante estas preguntas, el senador Ramón Ruiz Nieves, uno de los autores de la medida, cuestionó sorprendido si se estaba insinuando que la vida dependía de la capacidad de costear un plan médico. A lo que el senador independiente, José Vargas Vidot, quien es médico de profesión, inquirió que, precisamente, “todos los días, en las aseguradoras, hacen decisiones arbitrarias que les cuestan la vida a personas”.

3. Secretario de Salud, indispuesto por causas médicas, envió su memorial en contra del PS 693

Pese a que el secretario de Salud, Carlos Mellado López, no compareció a la vista pública por una situación médica, envió un memorial al que Todas tuvo acceso. 

Similar a lo que se consignó en el informe positivo que emitió, sin vistas públicas, la comisión de Asuntos de Vida y Familia, que dirige la senadora antiderechos y una de las autoras del PS 693, Joanne Rodríguez Veve, Mellado López expuso que la medida carece de sostenibilidad científica y contexto. 

“Aunque el Departamento de Salud, reconoce la intención de esta Asamblea Legislativa al proponer la presente medida, entendemos que muchos de los asuntos para los que se propone legislar ya son atendidos de manera adecuada”, sostuvo el secretario sobre el proyecto que limitaría los derechos humanos de las personas gestantes. 

4. Limitar el derecho al aborto dispararía los abortos inseguros

En la tarde, Edgardo Aubray Pérez expuso que, junto con su entonces novia, en 1978, viajó a la isla de Saint Thomas para terminar un embarazo no deseado, pero que no pudo hacerlo por la edad gestional que tenía. De regreso a Puerto Rico, intentó un sinnúmero de métodos alternativos –como pastillas, inyecciones y hasta malta caliente–, pero el embarazo continuó hasta su término y así nació su primera hija.

Ante esta declaración, la senadora González Arroyo instó a pensar en lo que sucedería si se aprueba una medida que restringiera el derecho al acceso a abortos seguros. La restricción del derecho a decidir no eliminaría los abortos, sino que propiciaría los métodos clandestinos. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año se realizan 42 millones de abortos inducidos por mujeres y personas gestantes que se enfrentan a embarazos no deseados. De estos, cerca de 20 millones se realizan de manera insegura, principalmente, en los países donde este servicio de salud está criminalizado o no es accesible. 

Los abortos clandestinos provocan la muerte de cerca de 47,000 mujeres cada año y representan un problema de salud pública que no existe en Puerto Rico. 

5. Necesidad de educación sexual integral y acceso a métodos anticonceptivos

La última deponente fue la hija que la novia de Edgar intentó abortar, Edna Aubray, quien dijo estar en contra del aborto y en favor de la medida, aunque se practicó tres abortos antes de tener a sus dos hijos, de 21 y 19 años.

Entiende que debe ser tan juzgada como Felix Verdejo, quien está acusado de doble asesinato por el feminicidio de su pareja Keishla Rodríguez, quien estaba embarazada y había expresado su deseo convertirse en madre

No obstante, indicó que, para que las personas no tengan que llegar a abortar, se deben proveer métodos para evitar embarazos. Tal planteamiento puso de relieve la importancia de una educación sexual integral y la necesidad de que la salud reproductiva sea accesible. 

Lee aquí: #NOalPS693 porque merecemos vivir

Comparte:
Valeria María Torres Nieves
Escrito por Valeria María Torres Nieves
Periodista de Yauco, Puerto Rico. Egresada de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras con un bachillerato en Información y Periodismo. Le interesan temas de género, historia, política, cultura, raza y educación.