Marcharán el 8 de marzo por una vida digna y libre de violencias machistas

Conferencia de prensa Coalición 8 de marzo convoca a marcha 2020

El asesinato de Alexa, la pobre respuesta gubernamental a los terremotos en el sur, la lenta recuperación para las personas que más sufrieron los embates de los huracanes Irma y María y el atropello constante a la niñez y las personas jubiladas por la ineficiencia de servicios públicos son algunas de las situaciones que motivan los reclamos que llevarán mujeres y personas LGBTTQIA+ en una marcha convocada para este próximo domingo, 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.

Con el lema “orgullo, memoria y resistencia”, la Coalición 8 de marzo, que agrupa a las organizaciones coordinadoras, llamó a la manifestación, que partirá a las 10:00 a.m. desde La Fortaleza hasta el Capitolio, y en la que se honrarán las memorias de Adolfina Villanueva y de Alexa.

En ambos espacios, desde donde se gobierna y se establece la política pública del país, retumbarán las exigencias de la publicación de un protocolo con perspectiva de género para el manejo de desastres, la destitución inmediata de la procuradora de las mujeres, Lersy Boria; la declaración de un estado de emergencia por la violencia de género y la cancelación de la deuda pública.

“La coalición luchará en memoria de mujeres como Adolfina Villanueva y Alexa, quienes lucharon por el derecho a vivir dignamente y resistieron normas patriarcales, pero fueron víctimas de la violencia machista, racista, capitalista y transfóbica”, expuso Christopher Korber, performere y drag king puertorriqueñe.

“La jornada del domingo, 8 de marzo, más allá de visibilizar las protestas de mujeres, procura continuar denunciando, resistiendo y combatiendo las situaciones de violencia y austeridad que sufre nuestro país”, añadió Korber.

También, la manifestación se organiza con un reclamo de separación de iglesia y estado.

“La constante intromisión de los fundamentalismos religiosos en los asuntos del estado es cómplice de la violencia machista que vivimos a diario. Los persistentes intentos de generar una legislación fundamentada en doctrinas religiosas violentan el derecho a la autonomía de nuestros cuerpos, nuestro derecho a decidir sobre los mismos, nuestra salud e, incluso, nos arrebata nuestras vidas”, denunció, por su parte, Marielle De León, parte de La sombrilla cuir.

Como ejemplo de medidas influenciadas por creencias religiosas, mencionó el Proyecto del Senado 950, de la autoría de la senadora y pastora novoprogresista Nayda Venegas, y el nuevo proyecto de código civil, que podría ser aprobado en esta sesión legislativa.

Destacó, además, que la educación pública sin perspectiva de género e influenciada por sectores religiosos ofrece información sesgada a la juventud y no la prepara para desarrollar relaciones equitativas, seguras ni promueve una educación sexual integral.

“Reclamamos un estado laico real, que cumpla con el mandato constitucional de la completa separación de iglesia y estado, y que se traduzca en leyes que proteja el derecho a la autonomía de nuestros cuerpos y nuestras vidas, en acceso a una salud sexual y reproductiva diseñada para todas las personas, en educación pública con perspectiva de género y en una educación sexual integral”, sostuvo.

Por su parte, la portavoz del grupo magisterial Educamos, Eva Ayala, abordó la situación de las escuelas que presentan problemas de salud y seguridad sin que el gobierno haya aún presentado un plan para fortalecer planteles.

“Cuando hablamos de una recuperación justa, estamos exigiendo que se cuente con las comunidades en ese proceso de recuperación y fortalecimiento de las escuelas, que ese proceso se realice con la mayor premura y que se les garantice, tanto a los y las estudiantes, como a las maestras y los maestros, lugares seguros donde estudiar y trabajar, libres de riesgos a su salud y a su vida”, expresó Ayala al destacar que el 85% del magisterio está conformado por mujeres.

Comparte:
Cristina del Mar Quiles
Escrito por Cristina del Mar Quiles
Periodista y educadora de Caguas, Puerto Rico. Ha trabajado por los pasados 12 años en prensa escrita, radio, multimedios y de manera independiente como reportera, editora y productora.