Jerezanas rechazan el desmantelamiento de programas deportivos en la UPR

Sofbol jerezanas

El pasado 12 de marzo, la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) de Puerto Rico anunció la suspensión indefinida de los torneos y eventos que se llevaban a cabo como parte de la acción deportiva del semestre académico de enero a mayo 2020. Un mes después, la misma organización comunicó la cancelación definitiva de todas sus competencias debido a la emergencia de salud provocada por la COVID-19.

Temporadas de algunos deportes no pudieron terminarse. Otras competencias nunca ocurrieron, como las Justas de Atletismo y Festival Deportivo que la LAI, que se celebra anualmente en abril.

A juicio de dos atletas de las jerezanas del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), la pausa en las competencias de la LAI y la incertidumbre en el contexto de la COVID-19, no deben usarse como pretextos para quitar fondos o desmantelar programas deportivos universitarios.

“Actualmente, estamos pasando por esto de la pandemia y muchas familias se ven afectadas por la situación. Hay estudiantes que necesitan ese dinero extra para pagar sus estudios. No todo el mundo tiene la misma accesibilidad a tener un libro, a viajar y hay estudiantes que se hospedan. Es sumamente importante mantener los deportes, además de que nos entretiene, nos mantiene activos. No todos los atletas reciben la beca Pell y dependen de la beca deportiva”, expresó la atleta de taekwondo Wilmarie Rodríguez Vázquez en entrevista con Todas.

Prolongada pausa deportiva

El domingo 14 de junio, el presidente de la UPR, Jorge Haddock, anunció que los cursos del semestre académico de agosto a diciembre 2020 continuarán a distancia. El comunicado añade que, “en la medida en que el Gobierno de Puerto Rico lo autorice, ofreceremos laboratorios y algunas actividades de manera presencial, bajo estrictas medidas cautelares de salud y estableciendo el número de estudiantes que participarán”. No obstante, el comunicado de la UPR no dice nada sobre los entrenamientos deportivos.

Las declaraciones más recientes a la prensa del comisionado de la LAI, Jorge Sosa, indican que la pausa deportiva ahora será hasta diciembre y que las competencias podrían reanudarse en enero 2021.

“El deporte es algo que yo sé que hago bien y me ayuda emocionalmente en la universidad. Una de las cosas por las cuales no deberían quitar el deporte es porque es una forma de promocionar la universidad. Es otra de sus funciones primordiales, para atraer a otras personas a unirse a la universidad”, comentó, por su parte, Jonaliz Ayala Sierra, quien pertenece al equipo de softbol de las jerezanas. 

“Estoy casi siempre en 18 créditos (por semestre) y necesito algo para crear ese balance mental. El deporte siempre va a ser necesario para las vidas de los demás”, añadió la también estudiante de Gerencia y Recursos en la Facultad de Administración de Empresas.

Lee aquí: Baloncelistas quieren ver a más mujeres tomando decisiones en su deporte

Esperan por la LAI

El 16 de junio entró en vigor una nueva orden ejecutiva en la cual el gobierno de Puerto Rico autorizó la flexibilización de gran parte de la actividad económica presencial, eliminó la cuarentena que inició el 15 de marzo ante la emergencia por la COVID-19 y redujo el toque de queda para que ahora sea en el horario de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. Igualmente, la directriz autorizó algunas actividades deportivas y recreativas siguiendo los protocolos del Departamento de Recreación y Deportes.

“Según indicó la gobernadora, emitimos esta Carta Circular con las actividades deportivas y recreativas que estarán permitidas a partir del martes, 16 de junio. Es importante recalcar que, a pesar de que se permitirán entrenamientos grupales de un máximo de seis participantes con un entrenador, esta flexibilización no significa que se permitirán los eventos deportivos, ni la aglomeración de personas”, dijo la Secretaria del DRD, Adriana Sánchez Parés, en declaraciones oficiales divulgadas por su agencia.

Asimismo, el comunicado establece que el Comité Olímpico de Puerto Rico y las federaciones deportivas pueden iniciar entrenamientos grupales, una vez presenten un protocolo que sea aprobado por el DRD.

Rodríguez Vázquez y Ayala Sierra aún no han escuchado ninguna comunicación de la LAI sobre cómo se manejará las competencias del próximo año académico. Están a la espera, aunque admiten que la situación es incierta y compleja.

“Deberíamos habilitar la universidad para traernos de vuelta tomando todas las precauciones, que cada uno conserve sus mascarillas. No estoy segura si es la mejor decisión. Me encantaría volver, pero no todo el mundo tiene la capacidad de entender lo que estamos viviendo. Hay muchas personas que no entienden la seriedad del asunto”, manifestó Rodríguez Vázquez.

La atleta no se afectó por la cancelación que decretó la LAI, en abril, ya que el taekwondo compite durante el semestre de agosto.

El 16 de junio, el diario El Vocero publicó una nota en la que se anunció que los 60 clubes afiliados a la Federación de Taekwondo de Puerto Rico (FTPR) podrán comenzar a operar nuevamente siguiendo estrictos protocolos de seguridad. Aunque los deportes de contacto físico están todavía prohibidos, deportes como el taekwondo sí pueden comenzar a entrenar ciertos aspectos técnicos y coreográficos, siempre y cuando sus atletas usen mascarillas y mantengan distanciamiento, entre otras medidas de precaución.

En conversación con Todas, el presidente de la FTPR, Elvin Landrau, aclaró que el protocolo de regreso solo aplica a los clubes afiliados al organismo que dirige. Explicó que la determinación sobre el retorno de los entrenamientos universitarios le corresponde a la LAI.

Sin parque desde María

Para Ayala Sierra, la pandemia se suma a los huracanes Irma y María, en el 2017, y a los terremotos de enero. A diferencia de otros equipos que representan al Recinto de Río Piedras, el conjunto de softbol no ha podido competir dentro de la universidad desde que el parque oficial fue impactado por el huracán María. Cuando la actividad se detuvo el pasado 12 de marzo por la emergencia sanitaria, las jerezanas en el softbol jugaban sus partidos locales en el Parque Roosevelt en Hato Rey.

“En cuestión del parque, la universidad nos provee, pero a la vez no provee. Una cosa es el voleibol y taekwondo que ya tienen facilidades. Nosotras tenemos que limpiar el parque y poner el talco. Eso no lo hace la universidad, lo hace el dirigente. Nos afecta. Una con esa emoción de jugar en la universidad para después terminar moviendo el escenario a otro parque, especialmente ese (Roosevelt) que no me gusta por ser un mal terreno. Eso nos afecta emocionalmente”, planteó Ayala Sierra.

Esperan volver a competir

Con la cancelación definitiva de la temporada universitaria el 13 de abril, la LAI anunció que algunos atletas serían elegibles por un año más. Las jugadoras de softbol están entre ese grupo que recibió la compensación por la anulación de la temporada 2020. El total de años de elegibilidad en la LAI es cuatro.

A pesar de la incertidumbre, las atletas mantienen la esperanza de regresar a competir eventualmente. Se mantienen en comunicación con sus compañeras de equipo y algunas entrenan desde sus casas u otros espacios en donde pueden mantener el distanciamiento físico.

“Tenemos un chat y siempre nos mantenemos comunicadas y así nos sentimos animadas”, dijo Ayala Sierra sobre la importancia de mantener la unidad como equipo de softbol, a pesar de que no entrenan juntas desde marzo.

En el caso del taekwondo, el Recinto de Río Piedras es el campeón actual de la LAI en ambas ramas. La posibilidad de salir a defender ese título es un aspecto que motiva a Rodríguez Vázquez.

“Considero que sí tenemos las herramientas necesarias para defender los campeonatos”, puntualizó la también estudiante del Departamento de Geografía.

Comparte:
Rafael Díaz Torres
Escrito por Rafael Díaz Torres
Es periodista del Centro de Periodismo Investigativo y profesor universitario, graduado del doctorado en Historias del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.