Erika Neris Díaz trabajaba por un mejor futuro para sus hijos

Erika Neris - Ilustración de Elizabeth Barreto

Ilustración por Elizabeth Barreto

Erika Neris Díaz, de 27 años, comenzaba a despuntar como manicurista. Beautiful Nail’s by Erika se llamaba el negocio que había habilitado en la marquesina de su casa, en Las Piedras, el mismo lugar donde fue asesinada el 12 de febrero. Su expareja, Victor Javier Sánchez Vélez, de 40 años, está acusado por el crimen.

El amor por su oficio, entiende su hermano menor Christian Hernández Díaz, podía venir del ejemplo que vio en su madre, quien es técnica de uñas. También, por las ganas de salir adelante con sus tres hijos de 10, 6 y 3 años. 

“Lo daba todo por los tres, en especial por la del medio, que tiene diversidad funcional en cuestión de movilidad. Ella era espectacular con ellos”, recordó Christian. 

Además de ser manicurista, cuidaba a una envejeciente, a quien amaba, para poder progresar económicamente. 

“Era una madre soltera que salió adelante con sus tres niños. Estudió, no se quedó estancada y siguió adelante. Estaba haciendo su propio negocio de técnica de uñas. […] Ella quiso un mejor porvenir para sus hijos y así lo trabajó”, acotó, por su parte, su hermana mayor Daxamarie Neris Díaz

Erika estudió repostería y, aunque no ejercía, uno de sus pasatiempos era hornear bizcochos. Además, disfrutaba del tiempo en familia con su mamá, abuela, hijos y hermanos.

Sus hermanos coinciden en que Erika era una madre, hija y hermana única y espectacular.

“Como toda relación de hermanos, había de todo un poco. Teníamos nuestras diferencias, pero siempre estábamos unidos en las Navidades, en las despedidas de año, en reyes y en su cumpleaños. Creo que en el cumpleaños más todavía porque cumplimos todos en  fechas cercanas”, explicó Christian. 

Para la familia, abril es importante. Muchos de los miembros de su familia nacieron en ese mes, así que era un momento especial para celebrar la vida. El hijo menor de Erika nació el 14 de abril y Christian cumple el 24. 

El próximo 19 de abril, Erika cumpliría 28 años y celebraría por todo lo alto con su hermana Daxamarie, quien cumple años el mismo día y estuvo un tiempo viviendo fuera del país. 

“Se le celebrará el cumpleaños al nene, a mi sobrino, porque él debe saber que estamos allí. En mi caso, yo no lo voy a celebrar. Varias personas me han dicho que celebre la vida, pero no puedo”, expresó Daxamarie. 

En el caso de Christian, admite que “ni he pensado en eso”. 

La expareja de la mujer, Víctor Javier Sánchez Vélez, de 40 años, está acusado de asesinarla, a golpes, con un objeto contundente que se sospecha fue un bate. Junto a ella, también fue asesinado Kristian Molinari Suárez, con quien estaba comenzando una relación.

Según El Vocero, aquella tarde, el hijo menor de Neris Díaz se encontraba en la residencia cuando se perpetraron los asesinatos y fue resguardado por una clienta que esperaba a ser atendida por la manicurista. 

La pareja, que compartió durante unos dos años, se había separado en octubre del 2021, cuando Erika solicitó una orden de protección, que estuvo vigente hasta diciembre. Luego que la familia de Erika presenciara una fuerte discusión entre la entonces pareja, la orientaron para que solicitara protección del Estado. 

“Se le ayudó en el proceso de llevarla al tribunal para hacer la orden de protección y buscarle las ayudas necesarias. Sí, teníamos conocimiento por distintos sucesos que habían ocurrido. […] Siempre se culpaba ella, decía: ‘Yo lo hice enojar’. No lo hiciste enojar, él es así y punto”, sentenció el hermano de Erika, quien desconoce la razón para que no se renovara la orden de protección.

Aunque Christian entiende que el machismo terminó con la vida de Erika, Daxamarie estableció que, “quizás no por ser mujer, sino por creerla de su propiedad. Por el ‘eres mía o no eres de nadie’”. 

“Como dice mi mamá, el papel funciona. No porque sea una orden escrita, no funciona. Hay casos y hay casos porque hay hombres que no les importa el papel, van y lo hacen. Pero, en este caso, el papel sí funcionó. No fue hasta que se quitó (la orden de protección), que él cumplió su cometido. Él esperó que terminara ese tiempo para hacer lo que hizo”, añadió. 

El lunes 14 de febrero, en la mañana, la fiscalía de Humacao presentó cargos a Sánchez Vélez por asesinato en primer grado, feminicidio y Ley de Armas. La jueza Jeanette Pietri Núñez determinó causa para arresto contra Sánchez Vélez y le impuso una fianza de $2.4 millones que no pudo prestar. El hombre se encuentra sumariado en el Complejo Correccional de Bayamón.

Según Primera Hora, la vista preliminar fue pospuesta a petición de la abogada de defensa Luz Porrata Cotto, de la Sociedad para Asistencia Legal, pues expresó no estar preparada. 

«Tenemos que darle la oportunidad a la abogada para que se prepare adecuadamente. El caso es de unos delitos bien serios», dijo la jueza Yaritza Carrasquillo Aponte, quien repautó la vista para el 27 y el 28 de abril.

Por su parte, Christian apalabró que “las cosas hay que reconocerlas por su nombre y apellido, incluyendo a la violencia de género. Necesitamos una educación con perspectiva de género, un completo adiestramiento en nuestro sistema judicial y una mirada completa a la situación social y de salud mental que tenemos”.

“La educación con perspectiva de género es importante para romper con este ciclo, y enseñarles a los jóvenes y a estas generaciones que vienen que son y pueden hacer lo que quieran con su cuerpo que no le pertenece a ningún hombre”, sostuvo el maestro de Historia. 

La familia de Erika la quiere recordar como la gran madre que fue para sus hijos, quienes siempre la amarán tanto como ella los amó.

Comparte:
Escrito por Valeria María Torres Nieves
Periodista de Yauco, Puerto Rico. Egresada de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras con un bachillerato en Información y Periodismo. Le interesan temas de género, historia, política, cultura, raza y educación.