Type to search

Nilita Vientós Gastón: cuando ser la pionera no es suficiente

“Hasta que un país no tenga conciencia de sí mismo, es deber ineludible de sus mejores cabezas ayudar a vislumbrar esa conciencia y contribuir a formarla”.
-Nilita Vientós Gastón, Índice cultural (1962)

Pocas personas en la historia de Puerto Rico pueden reclamar el título de “pionera” tanto como la pepiniana Nilita Vientós Gastón.

Llegar a ser la primera mujer abogada del Departamento de Justicia de un país sería ya suficiente para ser incluida en los libros y la memoria colectiva.

Pero eso no fue suficiente para esta afroboricua. Sus intereses y trabajo arduo a favor de la justicia y la cultura la llevaron a aportar en más de una faceta. Y nuestra nación le debe mucho más reconocimiento del que le ha brindado, especialmente en su mes de natalicio.

Conoce por qué nunca debes olvidarte del nombre Nilita en las siguientes líneas.

La mujer de Derecho y Justicia

Nilita nació, en San Sebastián, el 5 de junio de 1903 en una familia de comerciantes. Fue tan amante de la cultura que, a sus 11 años, ya asistía a la ópera y nombraba a sus muñecas como personajes de la literatura clásica, al haber leído obras maestras de autores como Víctor Hugo, Benito Pérez Galdós, Rubén Darío, entre otros.

“Como no se ha inventado hasta ahora ningún medio mejor que el libro para que el hombre pueda continuar educándose, quien renuncia a leer da la espalda al conocimiento”.
-Nilita Vientós Gastón, Índice cultural (1962)

La cultura fue su primera y verdadera pasión. De pequeña, Nilita llegó a ofrecer conciertos como soprano. A pesar de esto, necesitó estudiar leyes por motivos económicos y esa fue la primera área en la que haría historia.

Y es que Nilita no lograba conseguir trabajo al graduarse por ser de las primeras mujeres graduadas de Derecho en Puerto Rico. Aun cuando tuvo empleo, ella recuerda que no le confiaban mucha carga de trabajo ni tuvo amistades laborales debido al prejuicio de incapacidad que acompañaba el ser mujer.

Pero Nilita demostró excelencia en su labor legal y siguió escalando hasta convertirse en la primera mujer abogada en el Departamento de Justicia. 

No se detuvo hasta ascender a la posición de procuradora general auxiliar. Bajo ese título, obtuvo otra de sus variadas citas con la historia.

En 1965, ella representó al pueblo de Puerto Rico ante el Tribunal Supremo en uno de los casos de mayor trascendencia del siglo XX.

Desde la invasión estadounidense, el inglés fue impuesto como idioma oficial en todas las ramas de gobierno bajo las leyes denominadas English Only. Poco a poco, los estatutos fueron retados y derogados por un pueblo que ya tenía su propio idioma.

Nuestra Nilita asumió este reto en la Rama Judicial, donde el idioma representaba un obstáculo para el acceso a la justicia de las mayorías. 

La primera mujer procuradora general ganó su caso y logró garantizar el español como idioma de los tribunales puertorriqueños luego de seis décadas de imposición del inglés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Inconformidad con todo lo que debe mejorarse. Disidencia con todo lo que ofenda la dignidad humana y deba cambiarse. Entusiasmo sin límites para luchar por los inconformes y los disidentes”.
-Casa Biblioteca Nilita Vientós Gastón

La mujer de cultura y educación

Como si sus logros en las leyes no fueran suficientes, Nilita volvió a hacer historia con su primera pasión: la cultura.

Ella se convierte en la primera mujer presidenta del Ateneo Puertorriqueño, cuando era la única institución cultural puertorriqueña, pues todavía no existía el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Esto le permitió traer a Puerto Rico obras culturales mundiales por primera vez y, a la vez, darle un espacio a la actividad cultural nacional en el panorama internacional.

Bajo esa encomienda, Nilita también publicó cuentos, libros y cientos de artículos en periódicos y revistas de Puerto Rico y América Latina.

Del 1945 al 1985, editó dos revistas que permitieron exportar el talento puertorriqueño; fue en estas publicaciones que nacieron las figuras de René Marqués, Abelardo Díaz Alfaro, Luis Rafael Sánchez, entre otros.

No es de sorprender que la Universidad de Puerto Rico le confirió su honor máximo, Doctorado Honoris Causa, y una plaza como profesora.

 

 

 

 

 

 

 

 

Su misión es pensar y el pensar siempre produce malestar. Y ese malestar tiene un objetivo: sacudir la rutina”.
-Nilita Vientós Gastón, Índice cultural (1962)

La mujer de política y resistencias

Un dato curioso y necesario sobre la vida de Nilita es cómo utilizó el vestido de manera política.

Un primer ejemplo fue tomar la guagua pública, por la calle Loíza, y caminar hacia su trabajo en el Departamento de Justicia vestida con traje, sombrero, cartera y guantes. Rompió esquemas de género y clase social en la mitad del siglo XX.

Un segundo ejemplo ocurrió cuando el Comité de Actividades Antiamericanas realizó vistas en Puerto Rico con el objetivo de identificar a supuestos subversivos. ¿Qué hizo Nilita? Llegó vestida de rojo, color asociado al comunismo, en desafío al discrimen ideológico durante la Guerra Fría.

Nilita murió, el 10 de julio de 1989, en Santurce. Durante las postrimerías de su vida, organizó su casa alrededor de sus numerosos libros y disfrutaba de recibir en su balcón a los más altos escritores nacionales y mundiales, ¡incluyendo a Premios Nobel de la Literatura!

Te preguntamos, ¿conocías sobre Nilita? En BoriFrases, tenemos la misión de rescatar a puertorriqueñas históricas e inmortalizarlas en su merecido espacio.

Conócela. Nómbrala. Hónrala.

¡Que viva la mujer, afropuertorriqueña,  pepiniana: Nilita Vientós Gastón!  

TE PUDIERA INTERESAR: Lleva las frases de Nilita contigo aquí.


Referencias

Documental: Las huellas de Nilita, Fundación Nilita Vientós Gastón

Video: Sí a la Cultura: Próceres de Nuestra Cultura | Nilita Vientós Gastón, PBS

Artículo: Dar a leer a Nilita Vientós Gastón, Sonya Canett


Lee más de BoriFrases en Todas aquí.

Te puede interesar la Guía Educativa GRATIS: Puertorriqueñas Históricas. Descárgala aquí.

Sigue a BoriFrases en InstagramFacebookTikTok y Twitter.

Visita la marca en www.borifrases.store.

¿Puedes apoyar el periodismo feminista?

Nuestro trabajo de periodismo feminista es independiente y se sostiene, en gran parte, por el apoyo de nuestra audiencia. En tiempos en que los intereses antiderechos acechan nuestras libertades, el periodismo feminista es aún más pertinente. Puedes ayudarnos a fortalecerlo, con una aportación mensual o con un donativo, asegurando que todo nuestro contenido se mantenga accesible y gratis todo el tiempo, para todo el mundo.

Comparte este artículo:

¡APOYA NUESTRO TRABAJO!

HAZ TU APORTACIÓN MENSUAL

Haz una donación en

  • trending_upActivismo
    whatshot¡Cambia ya!
  • Informe detalla las barreras que enfrentan las mujeres trabajadoras

    Aprueban en la Cámara el proyecto contra el discrimen por estilos de cabello

    Esperan por la aprobación del proyecto contra discrimen por estilos de cabello

    Madres contra la Guerra

    Madres contra la Guerra denuncia intento de intimidación del FBI a manifestantes pro Palestina

    Nosotras por nuestras vidas, 8 de marzo de 2024

    Toman el expreso para caminar libres y sin miedo

    8 de marzo de 2024, Coalición 8 de marzo

    Conmemoran 50 años de lucha por la justicia de las mujeres

    Lockheed Martin

    Cómo las mujeres están combatiendo a los fabricantes de armas del genocidio en Palestina

    Shariana Ferrer-Núñéz 8M2021_Claudia Carbonell7

    Shariana Ferrer Núñez es galardonada por su trabajo feminista

    Manifestación en apoyo a Palestina en Puerto Rico

    Palestina: “No se debe normalizar el dolor”

    Mujeres dominicanas se agarran de manos en la Jornada en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el 25 de noviembre de 2023.

    Denuncian las violencias contra las mujeres en el país de las Mirabal

    La activista viequense Katherine Martínez Medina al culminar su caso con un acuerdo comunitario

    Acuerdo novel da fin a caso contra la activista viequense Katherine Martínez Medina

    Colectiva Feminista en Construcción, Shariana Ferrer

    ¿Ocupar el gobierno o hacer revolución?: el debate de la izquierda feminista