Cifra de 52 feminicidios ronda el total registrado el año pasado

Vivas nos queremos Puerto Rico

Foto de archivo de Ana Maria Abruña

El Observatorio de Equidad de Género (OEG) registró 52 feminicidios en lo que va del año, un asesinato menos en comparación al total contabilizado en el 2021

“El informe del OEG se trabajó para el 31 de agosto. Ese mes cerró con 47 feminicidios, pero, lamentablemente, para este momento en que publicamos el informe en el mes de septiembre, que apenas está comenzando, ya se registraron cinco asesinatos más de mujeres”, indicó la doctora Irma Lugo Nazario, coordinadora del Observatorio, una coalición no gubernamental que analiza la violencia machista en Puerto Rico.

Al momento, se han registrado 12 feminicidios íntimos, que son los perpetrados por parejas o exparejas en un contexto de violencia doméstica. Esta cifra representa un aumento de 20% respecto a la misma fecha del año pasado. 

Una de las víctimas más reciente, Joanna Rosalie Pla Rivera, de 52 años, fue ultimada a balazos por su expareja Nelson Estremera de Jesús, cuando se aprestaba a hacer ejercicios, durante la mañana del 25 de agosto. El feminicida llevaba cuatro armas de fuego consigo al momento del crimen. 

De la misma forma, Dorcas Greymar Irizarry Pagán, de 38 años, fue asesinada con un disparo en la frente en el motel Nuevo Méjico, en Ponce. Juan Carlos Torres Vargas, con quien sostuvo una relación íntima de seis meses, está señalado por el feminicidio ocurrido el 12 de agosto.

Además, el informe del OEG revela que seis de los 12 hombres que mataron a sus parejas o exparejas tenían licencia para portar armas. “En un momento en que hay evidencia que la mayoría de los feminicidios, y de las muertes violentas de hombres también, se cometen con armas de fuego, no es el momento para estar flexibilizando las leyes de portación y posesión de armas”, argumentó, por su parte, la analista del OEG, Débora Upegui Hernández, sobre posibles enmiendas a la Ley de Armas.

“Es hora de hablar sobre las consecuencias de permitir la posesión de armas de fuego y restringir su acceso; no flexibilizar cómo busca el proyecto sustitutivo del P. de la C. 575 y P. de la C. 382”, añadió la doctora Upegui Hernández.

Lee también: Más agresores asesinan a sus parejas con un arma de fuego que mediante otras formas letales

Entre las mujeres asesinadas, se encontraban, al menos, 17 madres y se estima que unos 21 niños menores de 21 años quedaron huérfanos. 

Con nueve feminicidios cada mes, la coalición fundada en 2020 identificó a junio y julio como los meses más violentos para las personas feminizadas en Puerto Rico, durante 2022. 

“Nos preocupa el aumento de la violencia social en Puerto Rico. El análisis y la intervención de respuestas, desde la prevención y la educación, deben ser multisectorial, inter y multidisciplinario e interagencial”, sostuvo, en comunicado de prensa, Lugo Nazario, quien entiende que el Estado debe atender la violencia machista desde una mirada de salud pública, educación y prevención. 

Aumentan los feminicidios bajo investigación

Al 5 de septiembre, la coalición contabilizó 31 muertes violentas de mujeres bajo investigación, es decir, 60% de los feminicidios registrados. Cinco de estos asesinatos ocurrieron durante la primera semana de septiembre. 

El OEG cuenta las muertes de mujeres bajo investigación o que no hay un móvil claro del deceso. De esta manera, la entidad fiscalizadora aspira a promover la celeridad en el esclarecimiento de los casos por parte de las autoridades. 

“Los casos bajo investigación nunca han hecho parte de los números que la Policía reporta. Esto es bien importante resaltarlo porque, en nuestro conteo, entre 50 y 60% de los feminicidios son casos bajo investigación”, explicó Upegui Hérnandez.

Los informes del OEG sobre violencia de género, feminicidios y desapariciones parten del Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las mujeres violentas de mujeres por razones de género (femicidios/feminicidios), de la Organización de las Naciones Unidas. 

Todos los feminicidios cuentan

En el informe del 5 de septiembre, el Observatorio contó dos feminicidios familiares; uno no íntimo, perpetrado por un desconocido; y seis indirectos, es decir, que la muerte deviene de otro acto como la venganza, el trasiego ilícito de drogas o el abuso de sustancias. 

De igual forma, se registró un suicidio feminicida, que ocurren como posible efecto de un patrón de violencia de género; tres muertes de hombres vinculados a feminicidios; un homicidio por homofobia; y tres hombres asesinados por mujeres, en los que se presume que sucedieron como legítima defensa.

También, se incluyeron 49 intentos de feminicidios, cantidad que sobrepasa los asesinatos registrados. Esta cifra es alarmante porque, de haberse culminado la intención, el número de feminicidios se duplicaría. 

Upegui Hernández fue enfática en que el aumento en la violencia machista no puede desvincularse del contexto socioeconómico actual genera altos niveles de tensión en los hogares. 

“Una sociedad que no tiene las herramientas para manejar el estrés de una manera saludable, va a tener consecuencias negativas. Por eso, es tan importante la perspectiva de género para enseñar a la población y a los niños otras maneras de trabajar con esas circunstancias”, puntualizó Upegui Hernández, quien es doctora en psicología social.  

El Observatorio reportó, además, que nueve mujeres y ocho niñas, identificadas como desaparecidas en el 2022, siguen sin ser localizadas.

Comparte:
Escrito por Valeria María Torres Nieves
Periodista de Yauco, Puerto Rico. Egresada de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras con un bachillerato en Información y Periodismo. Le interesan temas de género, historia, política, cultura, raza y educación.