Type to search

Siempre Vivas Metro reclama espacios seguros para las mujeres

(Fotos por Yelitza Rosario Ramos) 

Hace dos meses, por la madrugada, un hombre violó a una universitaria en el puente peatonal Henry Klumb, aledaño a la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. 

Tras la agresión sexual, surgieron comentarios en los que cuestionaron las razones por las cuales una mujer caminaría sola por ese lugar oscuro y a esa hora. Este tipo de preguntas no son formuladas cuando un hombre está en la calle. 

Como respuesta a estas reacciones machistas, el proyecto Siempre Vivas Metro convocó una vigilia en la noche del jueves para reclamar espacios seguros, y recordar a quienes ya no están. 

Siempre Vivas Metro es una iniciativa de estudiantes, profesoras y colaboradores comprometidos con avanzar hacia la erradicación de la violencia de género en sus múltiples manifestaciones.

A continuación algunos de los momentos de una noche que se nutrió del arte, pero, sobre todo, de solidaridad. 

Un altar violeta, con velas y flores blancas, ocupó el puente en representación de esas voces que ya no pueden reclamar un espacio seguro para las mujeres y personas de la comunidad LGBTTQIA+.

Las personas escuchaban poesía feminista mientras mantenían una vela prendida. El puente cercano a la escuela Ramón Vila Mayo ya no era un espacio oscuro y vacío. 

“Soy el tópico guardado de un gobierno quebrantado con falta de humanidad”, interpretó Ana Laura Vélez Vega de la canción Así voy yo de la cantautora Kany García. También, vocalizó el tema Remamos.

La feminista Isha Verónica Rodríguez Resto presentó el monólogo titulado 23 de septiembre, en el que el personaje principal era una mujer que sufría por violencia machista. “Quiero sentirme bien. Quiero contarle a alguien lo que me pasa, pero no me va a entender. Va a pensar que estoy loca, que no soy fuerte y que estoy así porque quiero”, leyó.

Las catedráticas Elithet Silva Martínez y Gisela Negrón Velázquez cantaron Todo cambia de la fenecida intérprete argentina Mercedes Sosa. “Cambia, todo cambia”, corearon las personas en la vigilia para acompañar a las profesoras.

¿Puedes apoyar el periodismo feminista?

Nuestro trabajo de periodismo feminista es independiente y se sostiene, en gran parte, por el apoyo de nuestra audiencia. En tiempos en que los intereses antiderechos acechan nuestras libertades, el periodismo feminista es aún más pertinente. Puedes ayudarnos a fortalecerlo, con una aportación mensual o con un donativo, asegurando que todo nuestro contenido se mantenga accesible y gratis todo el tiempo, para todo el mundo.

¡APOYA NUESTRO TRABAJO!

HAZ TU APORTACIÓN MENSUAL

Haz una donación en

  • trending_upActivismo
    whatshot¡Cambia ya!