“Happening”: una mirada cruda al drama de no poder elegir

Happening_Todas3.png copy

He vuelto a escuchar varias veces la historia griega de Cassandra, sacerdotisa del dios Apolo. Ya sea en los libros que he estado leyendo o en las canciones que he estado escuchando, Cassandra siempre está ahí. Cassandra podía ver el futuro, pero Apolo la maldijo para que nadie le creyera. Así, fue una mujer condenada a sufrir por el ego de un hombre. Si hay una película reciente que capta a la perfección la esencia de Cassandra, sirviendo como una reflexión de la realidad que muches vivimos hoy, y una advertencia de lo que puede pasar es Happening (L’événement), de Audrey Diwan.

El largometraje de Diwan tuvo su estreno en competencia en la 78° edición del Festival Internacional de Cine de Venecia el 6 de septiembre de 2021. Luego, ganó el codiciado premio Golden Lion, uno de los honores más prestigiosos de la industria del cine. 

Happening se ha descrito como un thriller dramático francés, que sigue la vida de una joven estudiante excepcional llamada Anne (Anamaria Vartolomei) en 1963, en Francia. Después de una visita médica de rutina, descubre que está embarazada. Anne le pide al médico que haga algo. Él le aconseja que no le pida eso a él ni a nadie más, ya que el aborto es ilegal. Sus oportunidades de terminar sus estudios y sobresalir en la vida pronto se le escaparán si no hace nada. El embarazo de Anne avanza mientras se acercan sus exámenes finales y su vida social comienza a desvanecerse, y se ve obligada a buscar realizarse un aborto por cualquier medio, aunque deba arriesgar su libertad e incluso su vida para conseguirlo.

La trama se basa en la novela homónima escrita por Annie Ernaux, publicada en 2000, en la que recuerda el momento en que tuvo un aborto cuando todavía era ilegal en el país, durante la década de 1960. 

Si bien la película está dirigida únicamente por Diwan, ella coescribió el guión junto a Marcia Romano. Diwan también pudo trabajar con la propia Ernaux, afirmando que podía confiar en ella para lograr que, al adaptar su historia, la trama se sintiera precisa y auténtica. Sin embargo, lo que presenta en la película no es diferente a lo que estamos viviendo hoy, casi sesenta años después, en cuanto al derecho a decidir.

Diwan ha descrito su trabajo visual como fiel al texto, pero explora el viaje de Anne mientras busca un aborto en tiempo real en lugar de hacerlo de manera retrospectiva. Uno de los momentos más angustiosos de la película es cuando Anne se da cuenta de que las inyecciones que le había recetado un médico en realidad estaban fortaleciendo al feto, lo que le dificultaba realizar los procedimientos por sí misma. La actuación de Vartolomei es cautivadora a lo largo de la película, pero este momento es lo suficientemente impactante como para hacer que uno sienta lo que la protagonista y se ponga de rodillas ante su frustración. Es una revelación de hasta dónde está dispuesta a llegar la sociedad para que las personas con útero se sientan ajenas a sus propios cuerpos. Incluso, el trabajo de cámara a lo largo de la pieza apoya esto. A menudo, los hombres se sienten como intrusos en un plano, sin invitación e imponentes.

Igualmente, hay amigas en el círculo íntimo de Anne que hablan de la liberación sexual a lo largo de la película, pero rápidamente le dan la espalda cuando les pide ayuda. También, existe la ansiedad inminente causada por la eventual deliberación que debe enfrentar en el hospital. Si la acogen, tendrán que declarar la pérdida de su embarazo como un aborto espontáneo o como un aborto provocado. Si es lo primero, puede seguir con su vida. Si es lo segundo, será encarcelada. 

Toda la película funciona como una bomba de relojería esperando a estallar. Como mujer blanca de una familia de clase trabajadora, sus opciones parecen ser limitadas y se reducen a medida que pasan las semanas. Anne hace todo lo posible para asegurarse de liberarse de lo que parece ser una maldición que otros le han infligido.

Happening presenta con firmeza cómo la experiencia traumática no radica en el acto del aborto en sí, sino en el terror que genera un embarazo forzado por falta de apoyo médico adecuado. Diwan ha mencionado que nunca tuvo la intención de que la película fuera impactante. No está construida con un deseo intencional de molestar al espectador. Es simplemente un reflejo de la realidad y la realidad en sí misma puede ser impactante. Especialmente, la realidad de aquellos a quienes se les niega el ejercicio de su autonomía corporal.

Con la amenaza inminente de la posible revocación de la corte suprema de Estados Unidos de la histórica decisión de Roe v. Wade, la historia de Ernaux y la interpretación de Diwan van más allá de una advertencia. El estreno en cines de la película no podría ser más apropiado. Diwan ha explicado el hecho de que ella no se propuso que Happening fuera una película moral. Si bien este puede ser el caso para ella como artista, la película, sin embargo, plantea firmemente muchas cuestiones morales. Lo más importante, es una visualización de lo indispensable del derecho a elegir. La ilegalización del aborto no impidió que sucediera. En cambio, limitó la capacidad de someterse a un procedimiento médico de manera segura.

Otras películas que presentan una mirada necesaria a los derechos reproductivos incluyen Never Rarely Sometimes Always (2020) dirigida por Eliza Hittman, Plan B (2021) dirigida por Natalie Morales y Unpregnant (2020) dirigida por Rachel Lee Goldenberg.

Happening se estará presentando en las salas de Fine Arts a partir del 26 de mayo.

Lee más críticas de cine de Josie Meléndez Hernández aquí.

Comparte:
Josie Meléndez Hernández
Escrito por Josie Meléndez Hernández
Es guionista y crítica de cine. Obtuvo un bachillerato en literatura inglesa de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, y una maestría en escritura dramática del Savannah College of Art and Design. Es la fundadora de Film Posers, un podcast boricua dedicado al análisis del cine y la televisión desde la perspectiva de cuatro puertorriqueños.