Dos feminicidios y un asesinato: lo que se sabe de los crímenes de anoche en el sur

Estado de emergencia contra la violencia machista

Casi 24 horas después de que un guardia penal asesinara a su expareja de múltiples balazos frente a su residencia en Santa Isabel, a un compañero de trabajo, en Guayama, y a una vecina suya, en Patillas, las autoridades mantenían esta tarde un operativo de búsqueda por tierra y aire tratando de dar con su paradero. 

Mientras, la Policía de de Guayama y Ponce se prepara para presentar acusaciones criminales, informó Voces del Sur

Lee aquí la cobertura de Voces del Sur

El hombre, de quien la Policía ha dicho que pertenecía a la Unidad de Operaciones Tácticas del Departamento de Corrección y Rehabilitación, fue identificado como Pedro Montes Collazo, de 36 años. Luego de cometer los crímenes, fue catalogado por las autoridades como “extremadamente peligroso”. 

Se informó que agentes federales se sumaron al esfuerzo de captura, que implicó que, en un momento de la tarde, se cerrara un tramo de la carretera PR-3, en el sector California, en Maunabo, para acortarle las posibilidades de huida. 

Crimen por violencia de género

Marilyn Reyes Ayala, una trabajadora sociopenal en la cárcel de Guayama, de 46 años, fue la primera víctima. Según indicó Axel Valencia, oficial de prensa del Negociado de la Policía a Voces del Sur, el hombre acudió anoche al apartamento de la mujer, ubicado en los predios del restaurante El Platanal, en Santa Isabel, y la mató a balazos.

Valencia dijo a otros medios que la sorprendió mientras hablaba por teléfono con una amiga, quien escuchó las detonaciones. Luego, para sorpresa de la amiga, el guardia penal tomó la unidad móvil y, supuestamente, la amenazó.  

Reyes Ayala y Montes Collazo habían tenido una relación de convivencia que había acabado hace cerca de un año, trascendió en varios medios. 

Luego de este primer crimen, que se cataloga preliminarmente como de violencia de género, el hombre escapó en un vehículo Yaris color gris y llegó a la institución Guayama 500, en la Cárcel de Guayama, donde, presuntamente, asesinó a un colega oficial de custodia, identificado como Alvin R. Sugrañe Lebrón.

Los investigadores de Ponce y Guayama mantienen atados los crímenes de Reyes Ayala y de Sugrañe Lebrón con el ángulo de violencia doméstica, confirmó el capitán Miguel Figueroa, jefe del CIC de Guayama, a Voces del Sur.

Un crimen por rencillas

Las versiones que la Policía ofreció sobre lo sucedido posteriormente indicaban, de forma errada, que Montes Collazo se había suicidado luego de matar a su compañero de trabajo. Sin embargo, luego se supo que llegó a la urbanización Valles de Providencia, en Patillas, y asesinó a balazos a su vecina Jaimette Sánchez Ledee, con quien supuestamente tenía problemas por un asunto de colindancia de terrenos.

El hijo de Sánchez Ledee, una guardia de seguridad, presenció el crimen y figura como testigo. También, vecinos colaboran con la pesquisa.

En este caso, la Policía entiende que Montes Collazo la atacó “por problemas antiguos de colindancia, por una verja”, precisó el capitán Figueroa.

Asesino provoca destaque de más de 100 personas

El coronel Rolando Trinidad, jefe de la rama investigativa de la Policía, dijo a Todas que tenían a más de 100 personas destacadas en la zona.

“Esperamos poder dar con el paradero de esta persona y, ahora mismo, le pedimos a la ciudadanía de Maunabo a los familiares y conocidos de esta persona que nos ayuden y que llamen al 787-343-2020. (…) necesitamos la ayuda y que él enfrente el proceso”, afirmó.

Montes Collazo tiene un arma privada y otra de trabajo, ambas calibre .40. Desde ayer, miércoles, por la noche está prófugo en el sector Playa California de Maunabo, donde viven varios familiares.

Unidades de la Policía de Guayama, Humacao, Caguas y Bayamón trabajan en la búsqueda, así como recursos del Negociado Federal de Investigaciones y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

¿Piensa que la familia lo está ayudando?, se le preguntó.

“Sí”, respondió el capitán Figueroa.

Policía busca presentar cargos

El jefe del CIC de Guayama adelantó los pasos que se toman a la par.

“Mañana, se arreste o no, vamos a empezar a levantar el expediente, tomar declaraciones juradas y vamos a radicar. Tenemos la evidencia suficiente para someter el caso”, afirmó el capitán Miguel Figueroa, jefe del CIC de Guayama, en entrevista con Voces del Sur.

Por otro lado, el capitán Joel González, director del CIC de Ponce, confirmó a Voces del Sur que están discutiendo la prueba con la fiscal Caroline Arcelay y esta determinará cuándo se presentarán las acusaciones.


*Si tú o alguna persona conocida está en situación de violencia, llama a la Línea de ayuda 787-489-0022. Mira más recursos de ayuda aquí.

Comparte: