Documental “Soy” reconoce trabajo de Colectivo Ilé

Con un verbo fuerte, presente y significativo, cinco estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón nombraron su documental sobre el Colectivo Ilé, que lleva combatiendo el racismo y empoderando a las personas negras en todo Puerto Rico desde 1992.

La pieza audiovisual Soy: discutiendo la negritud en Puerto Rico estrenará mañana, jueves, a las 7:00 p.m. por Sagrado TV. 

 “El documental no solo plasma que hay racismo, sino cómo hay racismo en Puerto Rico con las voces del colectivo. Vamos, directamente, a dónde está la problemática y por qué lleva tantos años ahí”, compartió Adrián Borges Estrada, estudiante de Producción Digital en Cine.

El trabajo forma parte de la clase de vinculación comunitaria dirigida por la profesora María Teresa Previdi, quien ha sido parte de más de 50 documentales cortos producidos por estudiantes para organizaciones sin fines de lucro. En el curso, los jóvenes debían escoger un ente, y, sin dudas, seleccionaron a Colectivo Ilé por su trabajo comunitario.

“A mí, me parecía que era una excelente oportunidad para el Colectivo Ilé, y para nutrir a los estudiantes”, expresó con mucho entusiasmo la encargada de Comunicación de la organización, Gloriann Sacha Antonetty Lebrón.

El grupo de estudiantes está compuesto por Borges Estrada, Marieangelis Llanos Estrada, Manuel J. Ríos Velazco, Alanis Rosa Hernández y Alexis Rodríguez.

Amplia investigación sobre el racismo en Puerto Rico

Los alumnos realizaron una investigación completa sobre el racismo, la negritud, la educación racial en Puerto Rico, la identidad, el Censo y el trabajo del Colectivo Ilé. El tema lo seleccionaron desde febrero antes de que ocurrieran las protestas masivas en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd por un policía blanco.

Sin embargo, los estudiantes expresaron que las manifestaciones crearon el escenario indicado para estrenar el documental y entender que son temas importantes porque cuestan vidas.

“El documental nos llegó en el momento perfecto. Lo más importante es llevar ese mensaje de la educación a las personas de que todavía existe el racismo en Puerto Rico”, expresó, contundentemente, Rosa Hernández, productora de la pieza.

“Es una tragedia el asesinato de este hombre, que causó una conversación bien importante que se tiene que dar. Este documental, precisamente, en Puerto Rico, abre esa conversación. Hace que las personas quieran hablar del tema”, señaló el director y guionista, Ríos Velazco.

Lee aquí: Altar para George Floyd en Loíza junto a Adolfina Villanueva

En Soy: discutiendo la negritud en Puerto Rico, participaron seis organizadoras comunitarias de Colectivo Ilé: Bárbara Abadía-Rexach, María Reinat Pumarejo, Kimberly Figueroa Calderón, Kanisha Rivera Millán, Cristina Carrasquillo Rivera y Gloriann Sacha Antonetty Lebrón.

“La comunicación siempre fue clara y precisa, de preguntas y respuestas, desde un principio hasta el final”, declaró Borges Estrada sobre la relación que aún mantienen con la organización.

“Habían unas conexiones bien orgánicas y naturales en el proceso que fueron súper enriquecedoras” recordó, por su parte, Antonetty Lebrón.

Todas las historias son importantes

A través de todo el semestre, los alumnos estudiaron, discutieron y profundizaron en la temática de la raza, y esas prácticas los ayudaron a mantener un balance entre todas las historias.

“La forma en que las vimos trabajar, nos inspiró a nosotros a trabajar como un colectivo, entender que todo importa y todas las perspectivas son importantes para mostrar lo que queríamos mostrar”, reiteró Ríos Velazco.

Desde el otro lado del lente, la doctora Abadía-Rexach contó que el trabajo de investigación y la preproducción del documental tuvo mucho que ver en el resultado final.

“Las preguntas que nos formularon fueron bien pertinentes para recoger nuestras voces diversas y para que el resultado del documental fuera tan pertinente y vigente. Después de verlo en primicia, una se da cuenta de la pertinencia que tiene seguir hablando y educando sobre este tema”, indicó Abadía-Rexach, profesora de Antropología.

“Me emociona ver cómo ataron todas nuestras voces, sobre todo, agradezco la visibilización del Colectivo Ilé de esa manera tan bonita”, puntualizó.

Del mismo modo, Antonetty Lebrón recalcó que el Colectivo Ilé es un grupo compuesto por muchas profesionales de distintos campos; entre ellas sociólogas, comunicadoras, investigadoras, artistas y profesoras.

“Para nosotras es muy valioso este trabajo. Incluso, es una oportunidad de ver cómo nosotros podemos seguir trabajando en esos espacios futuros. El tema se ramifica tanto que pudieran surgir otros documentales”, dijo la comunicadora al invitar a los estudiantes a seguir colaborando juntos. 

 

Educar sobre racismo en Puerto Rico

El grupo entiende que gran parte del problema del racismo en la isla es la falta de educación para reconocerlo y discutirlo. Asimismo, insistieron en que es importante verlo desde todos los ángulos porque el discrimen racial se manifiesta en diversas modalidades.

“Las personas se pueden dar cuenta de qué cosas son racistas, que, muchas veces, no piensan que lo son, pero, realmente, son cosas que dicen y hacen. No solo eso, también ver cómo pueden cambiarlas y reconocer que hay que educar a los demás”, argumentó Llanos Estrada, editora del documental.

Precisamente, el trabajo audiovisual expone los grupos que llevan educando a las comunidades sobre el racismo desde hace más de dos décadas.

“Lamentablemente, muchas personas no lo ven como un problema estructural, un problema que para nosotras representa una amenaza constante en nuestras vidas y que es urgente”, declaró Antonetty Lebrón.

“Quisimos darle el ejemplo a las personas sobre cómo el racismo sigue vigente en Puerto Rico, aunque no lo queramos ver”, añadió el estudiante Borges Estrada.

Lee también: Jóvenes llevan discurso antirracista a la acción comunitaria 

Grabar un documental en cuarentena

El primer fin de semana que los jóvenes habían separado para comenzar la grabación fue cuando el país entró en una cuarentena como parte de las medidas gubernamentales por COVID-19. El nuevo panorama trajo múltiples retos para la producción del documental.

Una barrera principal fue la Internet, ya que uno de los estudiantes no tenía en su casa, y algunos enfrentaron problemas de conexión. En una ocasión, un teléfono se sobrecalentó en medio de una entrevista, y tuvieron que volver a hacerla. Después de esa situación, decidieron grabar el audio y varios vídeos en diferentes equipos para tener copias en caso de necesitarlas.

“La manera de contar las historias, de contar el documental, fue también un reto para nosotros debido a estas nuevas circunstancias que trajo la pandemia”, mencionó Borges Estrada al explicar que querían lograr tomas interesantes, aunque todo fuera desde una pantalla de una computadora.

Por su parte, Llanos Estrada sostuvo que fue difícil mantenerse conectados con el documental y las clases mientras, mundialmente, todo estaba paralizado.

“Fue bien retante porque estaban pasando tantas cosas en el mundo y en las vidas personales de cada uno de nosotros”, añadió la joven.

Enfrentaron los retos de las clases virtuales, la adaptación a nuevas modalidades, los pocos recursos y los cambios que trajo grabar desde sus casas. Comoquiera, los estudiantes no se rindieron, y lograron su objetivo.  

Decidieron reinventarse y buscar la manera de conectar un tema tan importante con la audiencia. 

“Vamos a seguir hablando del tema. Este documental nos sirve como motivo, y es una responsabilidad que todos tenemos para seguir”, sostuvo Ríos Velazco.

 

Comparte: