Type to search

Asppro se une a organizaciones feministas para crear guía sobre cobertura de violencia de género

Ante la realidad de la emergencia que enfrenta el país por la violencia de género, la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro) estableció una alianza con cuatro organizaciones feministas y el medio de periodismo feminista Todas para crear recomendaciones y guías que fomenten una cobertura justa, no sexista y que no revictimice a las mujeres perjudicadas por actos violentos o a los familiares en casos de feminicidios.

Junto a representantes de las organizaciones Colectiva Feminista en Construcción, Coordinadora Paz para la Mujer, la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora, Proyecto MATRIA y el medio de periodismo feminista Todas, la Asppro presentó el detallado manifiesto, en una conferencia de prensa, celebrada en el Ateneo Puertorriqueño en San Juan.

Según la presidenta de la Asppro, Nydia Bauzá, el manifiesto es una compilación de recomendaciones hechas por las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, creada de manera estructurada en un solo documento, que servirá de guía para editores, jefes de medios, periodistas y profesionales de la comunicación a la hora de cubrir casos de violencia de género.

Bauzá destacó que “los periodistas, editores y profesionales de los medios tenemos que evitar ser promotores de la violencia de género a través de coberturas insensibles. La violencia machista nos sigue robando vidas. Cuando redactábamos este comunicado, era baleada de muerte en Aguada la maestra Marisol Muñiz González, de 61 años, a manos de su pareja, quien luego de cometer el feminicidio íntimo, se suicidó. Las cifras son alarmantes, los casos siguen en aumento. En lo que va de 2024, ya se han registrado, en Puerto Rico, seis feminicidios íntimos, dos más que a la misma fecha en 2023, según estadísticas de la Policía”.

La presidenta de la Asppro resaltó que “no podemos cruzarnos de brazos. Tenemos que hacer nuestras coberturas con sensibilidad, con perspectiva de género, pero sin dejar a un lado nuestra responsabilidad de fiscalizar al gobierno y a la judicatura en el manejo de este grave problema. Esta semana no queremos homenajes, ni flores, nos queremos vivas. ¡Basta ya! ”. 

Bauzá mencionó que el documento, confeccionado por las periodistas Adriana de Jesús Salamán y Ayeza Díaz, integrantes de la Junta de la Asppro, se circulará a los medios de comunicación, así como a las matrículas de las entidades periodísticas. 

“Urgimos a los editores y jefes de medios a compartir este documento a sus equipos de trabajo para respaldar la educación continua de los comunicadores”, reclamó Bauzá. Denunció además que, “si bien el Gobierno declaró un estado de emergencia por la violencia de género y la Legislatura elevó a rango de ley los términos de feminicidio y transfeminicidio, la realidad que narran la sobrevivientes es que esto no ha sido suficiente. Todavía vemos cómo a estas alturas la propia Policía comete errores a la hora de tocar este tema. Descripciones incorrectas y la adjudicación de responsabilidad a las víctimas son la orden del día y, en ocasiones, se repiten en los noticiarios sin tomar en cuenta el impacto que tiene en los protagonistas y en la percepción social”.

Iniciativa cuenta con el respaldo de organizaciones feministas y el medio Todas

Durante la conferencia de prensa, celebrada de cara a la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, participó Vilma González, directora ejecutiva de Coordinadora Paz para las Mujeres; Nina Torres Vidal, de la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora; Jacqueline Paz, del Proyecto Matria; Zoan Dávila, de la Colectiva Feminista en Construcción; y Cristina del Mar Quiles, codirectora del medio de periodismo feminista Todas.

“Desde Coordinadora Paz para las Mujeres somos enfáticas en que la responsabilidad mediática en casos de violencia de género es fundamental para la construcción de una sociedad basada en equidad. La prensa tiene el poder de crear conciencia y promover la sensibilidad hacia estas situaciones delicadas. En este sentido, es crucial que la cobertura mediática sea ética, respetuosa y empática, priorizando la protección de las sobrevivientes/víctimas y evitando así la revictimización. Instamos a los medios de comunicación a ejercer su influencia de manera responsable y comprometida con la erradicación de la violencia de género”, dijo González.

Por su parte, Torres Vidal, de la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora, destacó que “un periodismo responsable y justo requiere un conocimiento del lenguaje que revele una comprensión crítica de las complejidades de la violencia de género». Reiteró que esta guía “es un paso importante en el camino hacia la equidad de género que iniciaron hace varias décadas conocidas periodistas y estudiosas puertorriqueñas como son Norma Valle Ferrer, Carmen Sara García e Ivette Maysonet”.

Por su parte Paz, de Proyecto Matria, acentuó que estas guías “nos dan esperanza y quisiéramos que sean acogidas por todos los medios del país. No es exagerado decir que la vida de las mujeres de Puerto Rico depende de ello. En Proyecto Matria, sabemos que las palabras importan para sanar, y también importan para que quienes viven la realidad horrible de ser víctimas de violencia de género sepan que vale la pena salir del ciclo de violencia para salvar su vida, su salud, su integridad física, emocional y financiera”.

Entretanto, para Dávila, de la Colectiva Feminista en Construcción, “la erradicación de la violencia de género en el país es tarea de todos y todas, y los medios de comunicación tienen un rol primordial. En estos últimos años, el trabajo periodístico ha sido esencial para profundizar en la consciencia del país sobre la gravedad del problema de violencia de género, sobre la responsabilidad del Estado y la necesidad de un Estado de Emergencia. Aun así, nos queda trabajo, porque hay que ser consistente para que las coberturas sean siempre más sensibles, menos amarillistas, más consideradas. También, para poder continuar contribuyendo a la sensibilización del país y a la rendición de cuentas por parte del Estado”.  

Dávila enfatizó que “en las mesas de redacción debe haber un trabajo de educación continua, es una responsabilidad ética pero también social. Este manual aportará a estos procesos y nos complace mucho que la Asociación de Periodistas esté tomando estos pasos firmes y asertivos hacia ese compromiso”.  

Para Quiles, codirectora del medio de periodismo feminista Todas, “la responsabilidad que tenemos como periodistas y comunicadores al tratar la violencia machista es inmensa. Tenemos que estar conscientes de que siempre, entre quienes nos leen, ven o escuchan, habrá víctimas y sobrevivientes o familiares y amistades de víctimas y sobrevivientes”.

Indicó que también hay gente que está formando sus propios juicios. “Lo que escribimos y decimos, ¿es responsable, sensible y justo, y aporta a la prevención? ¿O es una forma de revictimización y un trato indigno que perpetúa estereotipos y les desalentará de buscar ayuda?”, cuestionó la periodista. 

La presidenta de la Asppro informó que los periodistas, estudiantes y público en general que deseen tener acceso al manifiesto lo pueden descargar en las redes sociales de la Asppro.

 

¿Puedes apoyar el periodismo feminista?

Nuestro trabajo de periodismo feminista es independiente y se sostiene, en gran parte, por el apoyo de nuestra audiencia. En tiempos en que los intereses antiderechos acechan nuestras libertades, el periodismo feminista es aún más pertinente. Puedes ayudarnos a fortalecerlo, con una aportación mensual o con un donativo, asegurando que todo nuestro contenido se mantenga accesible y gratis todo el tiempo, para todo el mundo.

¡APOYA NUESTRO TRABAJO!

HAZ TU APORTACIÓN MENSUAL

Haz una donación en

  • trending_upActivismo
    whatshot¡Cambia ya!