Type to search

Seguiremos duleando abortos hoy, mañana y siempre

SeguiremosDuleando Ilustración por Ivia Pantoja

Arte por Ivia Pantoja

PASADO 

Los orígenes de las doulas/acompañantes de aborto son tan antiguos como el registro de mujeres que cuidan mujeres, es decir, tan antiguo como las “brujas” mismas. El libro Brujas, parteras y enfermeras: Una historia de sanadoras femeninas” detalla la caza, tortura y asesinato de mujeres medievales europeas, orquestadas por el papa. Fueron mujeres sancionadas socialmente que poseían conocimientos médicos y trataban a otras mujeres, en su mayoría pobres.

En Puerto Rico, antes de 1937, con la aprobación de la Ley 136 del 15 de mayo de ese mismo año, eran las enfermeras y comadronas quienes tradicionalmente asistían la gran mayoría de los partos y los abortos. Pero esta medida dio poder exclusivo a los médicos (y hombres) para determinar la necesidad de un aborto, facilitando la persecución y criminalización de profesionales de la salud fuera de la clase médica, o sea, comadronas, enfermeras y otras personas en su mayoría mujeres. 

De hecho, en 1930, existía en la Parada 22 en Santurce una clínica de abortos dirigida por la enfermera graduada Mrs. Mock, desde donde ofrecieron servicio hasta el 1960. Las razones por las que enfermeras y comadronas estaban dispuestas a asistir a aquellas mujeres en un marco de ilegalidad incluían la preservación de la vida, socorrer a una persona que las necesitaba y sacar de aprietos a un ser humano, según la Comisión de Historia del Colegio de Enfermería.

Y no se trató del único esfuerzo. La doctora y activista Mary Rivera ofreció consejería en opciones ante embarazos y preaborto por más de 20 años en la clínica Ladies Medical. Sus esfuerzos también facilitaron sobre 300 adopciones en aquellos casos en que las mujeres llegaban a la clínica de aborto con embarazos muy avanzados.

En Estados Unidos existió The Jane Collective, que creó una red clandestina en Chicago a finales de los años 60 para atender embarazos no deseados y proporcionar abortos gratuitos o bajo costo en contexto de ilegalidad a más de 11 mil personas mientras operaron. También existió The Clergy Consultation Service on Abortion, un grupo estadounidense de ministros y rabinos, previo a la legalización del aborto en 1973, que ofrecían consejería y referían a mujeres a médicos licenciados fuera del país, incluyendo Puerto Rico.

El trabajo de las doulas o acompañates de aborto fue desarrollándose a través del movimiento por la salud de las mujeres en la década del 80. Según la revista Bustle, en 2007, se fundó el primer colectivo en Estados Unidos, The Doula Project de New York. De igual forma, en Latinoamérica y el Caribe, fueron desarrollándose grupos de socorristas y acompañantes. Por ejemplo, en el 2000, fue fundado el grupo Las Libres en Guanajuato, México, y, en 2012, fue creada Socorristas en Red, en Argentina. 

En Puerto Rico, en el 2016, se fundó la Colectiva de Acompañamiento Pro Decisión (CAPD) luego que, en el 2015, Taller Salud y el Boston Doula Project ofrecieran la primera capacitación de doulas/acompañantes de aborto. La CAPD fue disuelta y, en el 2019, algunas doulas que formaron parte de ella fundaron Las Mingas, único colectivo de acompañantes de aborto activo actualmente en el archipiélago.

PRESENTE

Desde el 2015 al presente, en Puerto Rico, se han adiestrado a más de 400 personas como acompañantes de aborto. La mayoría son personas que tuvieron sus propias experiencias de abortos. Entre ellas existen educadoras, trabajadoras sociales, enfermeras, artistas, activistas, abogadas, dietistas, parteras, doulas de espectro completo, etc. Además de Las Mingas, también existen doulas de aborto, doulas de espectro completo, parteras y otras personas y profesionales que ofrecen acompañamiento a abortos de manera independiente, voluntaria y gratuita. 

Las Mingas ofrecen orientación sobre la legalidad y acceso al aborto, disponibilidad de clínicas, recursos útiles, entre otros temas relacionados con la salud sexual y reproductiva. Además, asumen el  acompañamiento emocional y físico antes, durante y después de experiencias de aborto de manera gratuita. No ofrecen servicios clínicos ni realizan abortos; los acompañan.

Es un trabajo comunitario que constantemente se tiene que proteger en dondequiera que se realice, aún más en países donde el aborto es ilegal o penalizado y tras la revocación de Roe vs. Wade. Esto puede hacer el trabajo de las acompañantes uno más crítico y riesgoso. Recientemente, acompañates de aborto han sido acusadas o encarceladas, como la polaca  Justina Wydrzyńska y las cuatro Socorristas de Villa María en Argentina, que fueron arrestadas a pesar de que abortar, informar y acompañar abortos es legal desde hace dos años. 

Puerto Rico cuenta con una colectiva de acompañantes de aborto: Las Mingas. Así mismo, en Estados Unidos, existen más de 30 colectivos de doulas/acompañantes de aborto y en Latinoamérica y el Caribe existe La Red Compañera, con más de 20 colectivas de distintos países, que, a su vez, pueden estar compuestas por más colectivas, como es el caso de Socorristas en Red, con más de 50 colectivas. 

FUTURO

El aborto no es sólo el hecho puntual, sino también las circunstancias que rodean a las mujeres [y personas gestantes] cuando toman la decisión. Acompañar abortos implica identificar esas circunstancias y ofrecer información para que las personas accedan a una alternativa inmediata, segura, cálida, respetuosa, solidaria y con apego a la protección de sus derechos humanos (Ortiz y López, 2010). Quienes se formen como acompañantes o doulas de aborto tendrán que conocer sobre diversas temáticas relacionadas, llevar a cabo un proceso de clarificación de valores exhaustivo, desarrollar habilidades de comunicación, escucha activa y comprender que las mujeres y personas gestantes son capaces de ejercer la autodeterminación sobre sus cuerpos, salud, familias y vidas sin intervención ajena. Para acompañar se necesita conocimiento y práctica, mucha práctica. Pero también ternura, solidaridad, respeto y sensibilidad. 

Posiblemente no vendrán tiempos fáciles tras los constantes ataques a los derechos sexuales y reproductivos, la crisis y colapso que enfrenta nuestro sistema de salud y el problema tan serio de accesibilidad a servicios de cuidados de aborto en la isla. Quienes acompañamos abortos continuaremos haciéndolo, estaremos preparadas y continuaremos haciendo lo que hemos hecho toda la vida. Sabemos que es posible tener un aborto ideal: uno acompañado, informado, con atención de calidad, libre de estigma y violencia. 

Seguiremos duleando abortos hoy, mañana y siempre. 

¿Puedes apoyar el periodismo feminista?

Nuestro trabajo de periodismo feminista es independiente y se sostiene, en gran parte, por el apoyo de nuestra audiencia. En tiempos en que los intereses antiderechos acechan nuestras libertades, el periodismo feminista es aún más pertinente. Puedes ayudarnos a fortalecerlo, con una aportación mensual o con un donativo, asegurando que todo nuestro contenido se mantenga accesible y gratis todo el tiempo, para todo el mundo.

Comparte este artículo:

¡APOYA NUESTRO TRABAJO!

HAZ TU APORTACIÓN MENSUAL

Haz una donación en

  • trending_upActivismo
    whatshot¡Cambia ya!
  • Informe detalla las barreras que enfrentan las mujeres trabajadoras

    Aprueban en la Cámara el proyecto contra el discrimen por estilos de cabello

    Esperan por la aprobación del proyecto contra discrimen por estilos de cabello

    Madres contra la Guerra

    Madres contra la Guerra denuncia intento de intimidación del FBI a manifestantes pro Palestina

    Nosotras por nuestras vidas, 8 de marzo de 2024

    Toman el expreso para caminar libres y sin miedo

    8 de marzo de 2024, Coalición 8 de marzo

    Conmemoran 50 años de lucha por la justicia de las mujeres

    Lockheed Martin

    Cómo las mujeres están combatiendo a los fabricantes de armas del genocidio en Palestina

    Shariana Ferrer-Núñéz 8M2021_Claudia Carbonell7

    Shariana Ferrer Núñez es galardonada por su trabajo feminista

    Manifestación en apoyo a Palestina en Puerto Rico

    Palestina: “No se debe normalizar el dolor”

    Mujeres dominicanas se agarran de manos en la Jornada en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el 25 de noviembre de 2023.

    Denuncian las violencias contra las mujeres en el país de las Mirabal

    La activista viequense Katherine Martínez Medina al culminar su caso con un acuerdo comunitario

    Acuerdo novel da fin a caso contra la activista viequense Katherine Martínez Medina

    Colectiva Feminista en Construcción, Shariana Ferrer

    ¿Ocupar el gobierno o hacer revolución?: el debate de la izquierda feminista