Reclaman justicia económica y vivienda digna para las mujeres

Fotos de la página de Facebook de Ayuda Legal Puerto Rico

Un grupo feministas antirracistas y defensoras de los derechos humanos denunció la necesidad y la urgencia de alcanzar mejores condiciones de vida para todas las mujeres en el país en el conversatorio Somos nosotras: justicia económica y vivienda digna para las mujeres

Durante el evento, coordinado por Ayuda Legal Puerto Rico, las panelistas hablaron sobre las situaciones de violencia económica que sufren las mujeres y reconocieron que este problema social es otra manifestación de la violencia machista. 

Lee también: Violencia económica: una manifestación común de la violencia doméstica

La discusión estuvo a cargo de Josefina Pantoja, presidenta de la Organización Puertorriqueña de Mujeres Trabajadoras; Verónica Colón, directora ejecutiva de la Fundación de Mujeres en Puerto Rico; Mayra Díaz, directora de administración de Colectivo Ilé; y la abogada comunitaria Verónica Rivera de Ayuda Legal Puerto Rico. 

Ante un público de 50 personas, compartieron experiencias, aprendizajes y propuestas para erradicar las desigualdades y el discrimen por género. 

“A las mujeres siempre nos toca servir la mesa. Pues, hoy vamos a demostrar qué traemos cuando nosotras nos sentamos a la mesa”, dijo la moderadora Ariadna Godreau Aubert, quien es la fundadora y directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico. 

¿Qué aportaciones trajeron a la mesa? 

Aclararon que la amenaza a los desplazamientos, la falta de un techo seguro y la violencia económica no afectan de la misma manera a todas las personas, ya que las mujeres negras, adultas mayores, inmigrantes, con diversidad funcional y con experiencias sexo-género diversas se encuentran en posiciones de mayor vulneralización.

Cada una abordó los conceptos de justicia económica y vivienda digna. 

Por ejemplo, para la salubrista Mayra Díaz, la justicia económica es una deuda histórica que ha deshumanizado a las mujeres racializadas y afrodescendientes, y las ha convertido en ciudadanas de segunda categoría. Mientras que para la licenciada Josefina Pantoja, la vivienda digna significa estabilidad y garantía de los derechos humanos. 

Lee aquí: La gentrificación desplaza a las sobrevivientes de violencia doméstica

Por su parte, la abogada Verónica Rivera destacó que, para desarrollar políticas públicas que garanticen la justicia económica y la vivienda digna en Puerto Rico, es necesario cuestionar el sistema patriarcal, racista y capitalista que reproduce la pobreza y la inequidad para las mujeres. 

Reconoció propuestas favorables, como el Proyecto de la Cámara 1311, que busca enmendar la Ley 54 de 1989 para incorporar la violencia económica como una modalidad de violencia doméstica. 

Accionar juntas y en comunidad 

Las panelistas coincidieron en que, para continuar la lucha feminista, es indispensable escuchar las historias de todas las mujeres alrededor del archipiélago; acercarse a aquellas que no pueden llegar a las manifestaciones o no tienen acceso a la tecnología y las redes sociales. 

“No podemos dejar de pensar en las que faltan en esta mesa. La asignación pendiente reside en nosotras. Debemos tender redes con las comunidades y tener la capacidad de llegar a las que no pueden”, expresó Díaz, activista antirracista y portavoz de la Campaña Nacional por el Aborto Libre, Seguro y Accesible.   

Una filantropía para las mujeres 

En el conversatorio, que se llevó a cabo en la Fundación Luis Muñoz Marín, denunciaron que  la filantropía destinada a la equidad de género es mínima y que falta apoyo económico para quienes lideran las organizaciones feministas. 

“Aquí, las organizaciones de mujeres están sobreviviendo y apagando fuego constantemente. Yo no veo justicia económica para ellas si no reciben remuneración y salarios justos”, mencionó Verónica Colón, directora ejecutiva de la Fundación de Mujeres en Puerto Rico. 

Por más de una década, Colón ha trabajado en el manejo de programas para sectores públicos, privados y sin fines de lucro. Dijo que, a nivel global, el 1.6 por ciento de los fondos filantrópicos van dirigidos a las organizaciones de mujeres, y que la filantropía no fue creada para las necesidades de las mujeres, personas negras o comunidades LGBTTIQA+.

Se levantan de la mesa fortalecidas para seguir resistiendo 

Ante el largo camino que queda por recorrer, para alcanzar la vivienda digna y la justicia económica en el país, el grupo de panelistas apostó a la resistencia, a la participación ciudadana y a la creación de políticas públicas. 

En palabras de la abogada Pantoja: “Aunque somos como una muralla aguantando y estamos en riesgo, hay que juntarnos. No podemos mirar para el lado, hay que enfocarnos en la resistencia y avanzar al mismo tiempo”. 

Los saberes compartidos en este encuentro quedaron plasmados en un lienzo que se titula Mujeres islas, que presenta a siete figuras agarradas de las manos. Es una pieza viva y colectiva, creada por las personas que asistieron al evento y curada por la artista plástica Dafne Elvira.

Comparte: