8 micromachismos en sexo cis hetero que no deberíamos pasar por alto

Micromachismos en el sexo cis-hetero

(Ilustración por Nazareth Dos Santos)

(Texto por Larissa Pagán)

Hablemos claro, los one night stand están overrated. Había que decirlo y se dijo.

Los encuentros sexuales de una noche son toda una aventura y son súper deseados, ya que están llenos de un imaginario ideal de fantasía salvaje e inolvidable. Creemos 100% que el sexo de una noche es un acto de empoderamiento increíble, que nace del poder de decisión generado en una misma más allá de las normas establecidas. Pero, a pesar de ello, muchas veces, los encuentros de una noche no son como nos los habíamos imaginado. ¿Por qué sucede esto?

La falta de educación sexual hace que muchos de estos encuentros estén vacíos, sean bruscos y, lamentablemente, carezcan de orgasmos cis-femeninos.

Las historias de primeras citas fallidas que nos contamos entre amigas son infinitas, y todas tienen dos elementos comunes que se repiten y son muy alarmantes: el goce solo va hacia el hombre cis, y el consentimiento en el acto sexual desaparece, haciéndonos sentir incómodas, sin herramientas para exigir o comunicar cómo nos sentimos.

Por eso, hemos creado una lista de ocho actos machistas que vivimos en los encuentros sexuales, para estar alerta y poder actuar.

¡No estás sola, hermana!

1. El porno no es educación sexual.

Como cualquier película de Hollywood, es un espectáculo y pura ficción. Para tener sexo salvaje duro y practicar kinky sex se necesita previo consentimiento verbal.

2. Usa protección. Siempre.

El cuento de que sin condón se siente mejor es una excusa, como otras tantas. Cuidemos nuestros cuerpos. ¡Importante! Hombre cis, no te quites el condón en mitad del sexo. La “marcha-atrás” no funciona y menos te lo quites sin consentimiento o “a escondidas” (eso es violación). Inaceptable.

3. El SÍ y el NO, hasta el final.

Puedes llegar a la cama y arrepentirte. Puedes llegar al carro y cambiar de opinión. Puedes besártelo y retroceder. Pueden estar desnudxs y ya no querer. Nunca hagas algo que no quieras por miedo a decir que no, o por complacer a la otra persona. Muchas veces, llegas al acto y cambias de opinión. No pasa nada, estás en todo tu derecho a decir “ya no quiero” y “¡basta!”

4. ¡No me empujes la cabeza!

Estar en pleno beso y que comience a empujarte la cabeza directamente a sus genitales, es una actitud muy machista. Es uno de los actos más incómodos y molestos que se repiten en el sexo cis hetero. La mayoría de las veces, las mujeres bajamos por miedo a decir lo que sentimos. Así que brother, por favor, no lo hagas. Comunícate y di lo que quieres. Este tipo de actos implican un consentimiento previo, que sea aceptado por ambas personas. ¡Y recuerda, tú también tienes que bajar! #equidad #reciprocidad

5. Las felaciones, el acto más egoísta de los hombres cis

Muchos hombres cis te alientan a que les practiques una felación. ¡Y sorpresa! Cuando después pides que te practiquen sexo oral a ti, se niegan.

Para mucha gente, las felaciones son un acto sexual más íntimo, que implica conocer a la persona desde hace más tiempo. Todo cool si no quieres practicar un cunnilingus, pero avisa antes de que te practiquen sexo oral. No seas egoísta. Recuerda comunicar y establecer previamente si no lo vas a hacer, así las mujeres no nos sentiremos engañadas cuando no vamos a recibir lo mismo. No seas egoísta y lo digas después de que ella te hizo un show, o te tires el comentario estrella: “¡Yo solo bajo con pareja estable!” Really?

6. No te vengas/corras/acabes/eyacules en la boca, cara o cualquier otra parte del cuerpo sin avisar.

Pregunta antes de hacerlo. Si la otra persona está de acuerdo y hay consentimiento entusiasta, por ambas partes, adelante.

7. Stop al coicentrismo

El sexo es mucho más que un mete-saca. Muchas mujeres cis no nos corremos solo con el coito. Si hay dos personas en la cama, es porque las dos partes buscan placer, más allá del coito o los genitales. Toquémonos, chupémonos, acariciémonos, saboreémonos, susurrémonos, escuchémonos… Amigo, tener que pedirte un orgasmo es un badtrip, así que si crees en la igualdad, ¡demuéstralo!

8. Comunicación post sexo

Si has tenido alguna actitud machista y la chica te lo comunica, sé humilde y pide perdón. Las relaciones sexuales están llenas de conversaciones intensas y hasta incómodas (¡sorpresa, la comunicación!). Pero, que no te dé miedo abrirte y expresar lo que sientes. Comunica lo que te gustó y lo que no, para ir construyendo encuentros sexuales más llenos. Estas conversaciones no significan que queramos una relación más seria o larga, simplemente son chequeos importantes para tener un disfrute mutuo.

Lee más de sexualidad aquí.

Estos son solo algunos de los machismos que se viven en las primeras citas, minimizados por la sociedad hasta tal punto que, en muchas ocasiones, se normalizan o parecen inexistentes. Por eso, cuando decimos que los one night stand están sobrevalorados, nos referimos a que, lamentablemente, la mayoría de estas actitudes ocurren con frecuencia, y es una lástima. Ojalá que todas y todos tengamos encuentros placenteros, en los que las dos partes gocen por igual, y no tengamos que pasar por estas experiencias incómodas y egoístas que definitivamente pueden afectarte y hacer que veas el sexo esporádico con miedo o rechazo.

Somos mujeres liberadas y sabemos lo que queremos: necesitamos que los hombres nos escuchen y comiencen a priorizar también nuestro placer. Si te has sentido identificada con esto, beba, no estás sola. Juntas vamos a construir un mundo lleno de placer y orgasmos para todas.

Lee también: Contra todos los tabúes del autoplacer femenino, Sola me gusto

 

Comparte:
Sola me gusto
Escrito por Sola me gusto
Sola me gusto es un proyecto creado por Larissa Pagán, puertorriqueña, y Nazareth Dos Santos, española; amigas que hablan de autoamor y sexualidad femenina.