(Foto suministrada)

Nótese la poesía en esta foto. Nótese el paralelismo simbólico.

Nótese cómo estos hombres varones masculinos rodean y observan con mucha atención que esta mujer (“la que tiene el poder”), la gobernadora Wanda Vázquez Garced, firma un papel que tiene una ley pa’ que portar armas sea una cosa ahí más rapidita, expedita, contentita… Felices perdices.

Nótese sus manos, las de ellos hombres varones masculinos, una sosteniendo a la otra, entrelazadas a manera de saboreo de que “buajajajá”, o “´pérate, espérate que esto está bueno”.

Nótese que la persona ahí, la “que tiene el poder”, la mujer, tiene en sus manos no literales el poder de declarar un #EstadoDeEmergencia por y para las mujeres. Para que se empiece a mover el asunto. Para que se puedan poner en marcha, a caminar, paso a paso, los protocolos para atender con premura la violencia en contra de las mujeres.

Nótese que ella, la mujer firmando el papel pa’ que la premura sea para las armas, dizque pa’ que se defiendan las mujeres, dizque pa’ que les ayude, dizque. Dizque pa’ que nos sintamos más seguras y en control. Dizque. Y es que esta nueva ley establece un procedimiento expedito que podrá otorgar a las víctimas de violencia doméstica y acecho, a quienes un tribunal les haya expedido una orden de protección y así lo soliciten, una licencia de armas especial sin costo con una vigencia temporal de 90 días. 

Nótese que nos vino a dormir con el evaluar, con decretos mongos de analizar (ya hasta se me olvidó qué es lo que ella dijo que haría para atender este asunto violento -no el de las armas- el de que matan a las mujeres). Nos vino a dormir y ahí quedó.

Nótese que ella, la que firma el papel rodeada de hombres varones masculinos con dedos entrelazados que la rodean, fue procuradora de las mujeres, fue secretaria de justicia (así en minúsculas, y aún le queda grande).

Nótese que las vidas de las mujeres pareciera ser que no son pa’ atenderlas rapidito expedito. Pero este asuntito de la vida de las mujeres hay que evaluarlo, no rapidito expedito, no no no. E-va-luar-lo.

Nótese la poesía cara de lata, cara de lechuga, sin espina dorsal en esta foto.

Nótese la rabia, el miedo, lo incomprensible de la acción de la firma de un papel pa’ proteger a quienes llevan armas. Que pueden proteger a las mujeres, sí. Pero también pueden protegernos a las mujeres, la declaración y firma de un estado de emergencia pa’ que de manera rapidita, expedita, contentita, se pongan a funcionar los protocolos pa’ que no sigan matando y abusando a más mujeres. Pa’ que haya recursos pa’ atajar esto desde el principio con educación con perspectiva de género. Pa’ que no llegue el momento de que tengamos las mujeres que usar esas armas que está firmando la mujer en el centro sobre la ley esta (Ley de Armas de Puerto Rico 2020). 

Nótese la poesía simbólica de esta foto.

Nótese eso que vivimos día a día las mujeres. Se siente algo como eso. Algo así. Chach. Nótese la poesía en esta foto.

No quiero poesía. Quiero que las manos literales a las que les corresponda firmen un justo y necesario ESTADO DE EMERGENCIA.

Comparte: