Rumbo al 8M para exigir una recuperación justa

(Foto de archivo de Ana María Abruña Reyes)

Bajo el lema Por lxs que estuvieron, lxs que estamos y lxs que vendrán: ¡Ni un paso atrás!, la Coalición 8 de marzo convocó a una manifestación para el próximo lunes, a las 4:00 p.m., en el Capitolio para denunciar la respuesta negligente del Estado ante la pandemia COVID-19.

“Estamos promoviendo un movimiento amplio en toda la isla. Nosotros queremos la expresión de todas las mujeres en todos los rincones de nuestro país. Abrazamos una jornada amplia, inclusiva, en la que todas y todes podamos adelantar los reclamos que tenemos de recuperación justa, de estado emergencia por la violencia machista y en contra de los planes de ajuste fiscal”,  sostuvo la activista feminista Ruth Arroyo Muñoz en conferencia de prensa.

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de las Mujeres, en el que organizaciones feministas y de derechos humanos salen a la calle a exigir justicia y denunciar la desigualdad de género que le roba la vida a las mujeres alrededor del mundo. La Coalición 8 de Marzo es una agrupación que reúne a organizaciones feministas, mujeres, integrantes de la comunidad LGBTTIQ+, colectividades políticas y grupos sindicales, de servicios y de derechos humanos.

En la convocatoria de la Coalición 8 de marzo, participaron Arroyo Muñoz de Democracia Socialista Puerto RicoIsabel Berríos Cruz del Movimiento Socialista de Trabajadoras y Trabajadores, Marielle De León de la Sombrilla CuirMelody Fonseca Santos de la Colectiva Feminista en Construcción y Edda López Serrano, secretaria de Asuntos de Mujeres y Género del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

“La Coalición 8 de marzo saldrá a manifestarse debido a la respuesta negligente del Estado ante la emergencia del COVID-19 y cómo esta ha representado un aumento de las cargas domésticas impuestas, en su mayoría no-remuneradas, a mujeres así como el recrudecimiento de la violencia de género que estas enfrentan en sus hogares”, manifestó López Serrano.

Justamente, este 8 de marzo la Junta de Control Fiscal presentará el nuevo Plan de Ajuste Fiscal. Ante esta situación, las activistas reconocieron que se encuentran alertas y combativas ante las medidas de austeridad que afectan, principalmente, a las mujeres.

“Este 8 de marzo, día en que tanto en Puerto Rico como internacionalmente visibilizamos las luchas de las mujeres, tenemos que enfrentarnos a un plan de ajuste que precariza a las mujeres aún más”, declaró Arroyo Muñoz.

Un año para comparar: ¡Merecemos una recuperación justa!

La manifestación del 8 de marzo del año pasado fue siete días antes de que comenzara el cierre y la cuarentena en Puerto Rico por la llegada del primer caso de coronavirus. Ante la mirada retrospectiva y transversal de lo que ha sucedido desde entonces, las portavoces de la coalición insistieron en la mala respuesta del Estado a la calidad de vida de las puertorriqueñas.

 Lee aquí: 8M: Mujeres a la calle contra la violencia machista, el silencio y la impunidad

“Hablar de recuperación justa es reconocer que el poder está en las comunidades y en los esfuerzos colaborativos con las agencias públicas priorizando el bienestar colectivo”, puntualizó Arroyo Muñoz.

Además, otro reclamo de los trabajos de la coalición es la presente amenaza de retroceder derechos adquiridos en materia de salud sexual y reproductiva de las mujeres, personas gestantes y a la comunidad LGBTTIQ+.

“Durante el pasado cuatrienio, se presentaron en la Legislatura medidas repletas de planteamientos moralistas y de corte religioso cuyo efecto es revertir derechos luchados por quienes nos preceden y quienes estamos, particularmente las mujeres, personas gestantes y personas LGBTTIQ+. Ejemplos como lo fue el derrotado PS 950, la revisión del Código Civil, el proyecto sobre las terapias de conversión, el proyecto de libertad religiosa, entre otros, evidencian el peligro de legislar el odio”, argumentó De León.

Asimismo, legisladoras del Proyecto Dignidad, en este inicio de gobierno, han empleado un discurso fundamentalista en contra del aborto. Incluso, han tergiversado la herramienta de la perspectiva de género para perpetuar mensajes ultraconservadores y heterenormativos.

“Todos estos hechos evidencian la violación de la separación de Iglesia y Estado que contiene la Constitución de Puerto Rico, dicha protección no solo garantiza la libertad religiosa y de culto para algunos, sino el pleno ejercicio democrático de nuestro país”, insistió De León.

La fuerza de la participación política en colectivo

Por su parte, Berríos Cruz reconoció que los retos que enfrentan las mujeres en el país solo se resuelven incidiendo políticamente y aumentando la participación de las mujeres y personas de la comunidad  LGBTTIQ+ en los procesos de construcción de poder.

“Este año, hemos adoptado el lema Por lxs que estuvieron, por lxs que estamos y lxs que vendrán: ¡ni un paso atrás!, visibilizando las grandes victorias que hemos logrado a través de nuestras luchas y afirmando que quienes luchamos por los derechos humanos de las mujeres y las comunidades LGBTTIQ+, no vamos a retroceder. Aquí, hay fuerza en el movimiento, y el movimiento nos da fuerzas”, expresó Berríos Cruz.

La actividad cumplirá con el protocolo de salud establecido para prevenir contagios de COVID-19. El uso de mascarillas será obligatorio, se practicará el distanciamiento físico y el espacio contará con varias estaciones con materiales y productos para desinfectar. La programación contará con agrupaciones como Plena Combativa, las Barrileras del 8M, la pasarela combativa, entre otras manifestaciones.

Comparte:
Adriana Díaz Tirado
Escrito por Adriana Díaz Tirado
Periodista e investigadora. Egresada de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP). Cuenta con un bachillerato en Periodismo y una segunda concentración en Ciencia Política. Actualmente, cursa sus estudios graduados en Periodismo en la Escuela de Comunicación de la UPRRP. Sus temas de interés son política, género, salud, educación y cultura.