Pamela Rosado: “Esto no termina aquí”

(Foto: Federación de Baloncesto de Puerto Rico)

Puerto Rico logró uno de sus objetivos y obtuvo un pase al torneo clasificatorio para el preolímpico que se celebrará en febrero. Sin embargo, no pudo repetir el bronce del AmeriCup del 2017.

En el partido por el tercer lugar, la selección nacional de Puerto Rico cayó 95-66 ante el equipo de Brasil, como parte de la acción en el último día de competencia del torneo AmeriCup 2019, que se llevó a cabo en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan. 

Ni el aviso de tormenta tropical que amenazó con cancelar partidos, ni el terremoto de la noche del lunes 23 de septiembre y los temblores de los días subsiguientes evitaron que las puertorriqueñas cumplieran con terminar entre los mejores cuatro equipos de América. 

Ahora, Puerto Rico viajará en noviembre a la ciudad canadiense de Edmonton para participar de un torneo cuadrangular, junto a República Dominicana, Cuba y el país anfitrión. El evento será del 14 al 17 de ese mes. Los dos equipos con el mejor récord clasificarán al torneo preolímpico que se llevará a cabo en febrero. Un total de 12 selecciones nacionales participarán de los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio 2020.

“Esto no termina aquí. Continuamos ahora en noviembre. Vamos con la mente clara de lo que queremos”, expresó la capitana del equipo puertorriqueño, Pamela Rosado, minutos después del juego ante Brasil. 

Lee aquí: Pamela Rosado: Referente del baloncesto puertorriqueño en esta década

Pareciera que los retos atmosféricos y telúricos vividos en una semana de incertidumbre e intensidad simbolizaron las mismas vicisitudes enfrentadas por el quinteto puertorriqueño, el cual fue confeccionado días antes de iniciar el evento hemisférico que reunió a los 10 mejores equipos de América. Para poder celebrar el AmeriCup, hubo que poner en pausa el torneo de la liga de Baloncesto Superior Nacional Femenino de Puerto Rico (BSNF).  

A pesar de los obstáculos enfrentados para celebrar el torneo, la presidenta de FIBA-Américas, Carol Callan, elogió a la Federación de Baloncesto de Puerto Rico por su trabajo organizativo del AmeriCup. De acuerdo con la titular del ente rector del baloncesto hemisférico, estos torneos aportan a visibilizar el baloncesto femenino en la región.

“Este sistema nos permite promover el baloncesto de mujeres”, explicó Callan en relación al nuevo formato de clasificación para los Juegos Olímpicos.

El segundo cuadrangular de América será en Bahía Blanca, Argentina, y contará con los equipos de Estados Unidos, Brasil, Colombia y el país sede. El equipo de Estados Unidos ya clasificó a Tokio por ser el campeón mundial vigente. Un segundo equipo de ese cuadrangular ganará el derecho a jugar en el preolímpico de febrero. 

Brasil se desquita de la derrota del 2017

El triunfo de Brasil en el partido por la medalla de bronce venga la derrota que recibieron de Puerto Rico en el AmeriCup del 2017. En aquella ocasión, las puertorriqueñas se quedaron con el bronce, y obtuvieron el último boleto a la Copa del Mundo del 2018. 

Por momentos del primer parcial, parecía que Puerto Rico tomaría control del partido tras obtener su primera ventaja restando 5:05, luego de tiros libres consecutivos de Jennifer O’Neill y Rosado. En el próximo minuto, hubo intercambios de delantera entre ambos quintetos, pero canastos consecutivos de las brasileñas permitieron que estas despegaran 24-14, en los segundos finales del primer parcial. Un triple de la puertorriqueña Isalys Quiñones redujo la ventaja, y cerró ese segmento con ventaja para las sudamericanas de 24-17.

El segundo parcial fue de dominio para la espigada jugadora de Brasil Erika de Souza. La también capitana brasileña dominó la pintura al encestar ocho de sus 16 puntos en ese parcial. Puerto Rico trató de remontar con seis puntos consecutivos de Dayshalee Salamán, que acercó a las boricuas a tres (26-23). Sin embargo, una combinación de canastos triples y más cestas de Sousa en la pintura consolidaron la ventaja de Brasil que cerró la primera mitad con marcador de 44-33. 

En el tercer parcial comenzó el festival de canastos triples encabezados por Alana Goncalo, quien encestó tres canastos detrás del arco y acabó con las aspiraciones de medalla de las puertorriqueñas. Ese parcial concluyó 76-49. 

El último parcial fue de trámite. Aunque Brasil solo lo ganó por dos puntos, la ventaja sobre las locales se mantuvo para cerrar con un arrollador triunfo por diferencia de 29 puntos. 

La mejor anotadora de Brasil fue Damiris Dantas con 28 puntos. Le siguió De Souza con 16. Por Puerto Rico, Salamán aportó con 15 puntos para liderar la ofensiva de su equipo.

Brasil lanzó para un 57% desde la línea de tres puntos.  

A pesar de que el partido terminó con un marcador final tan abierto, el dirigente de Brasil, José Neto, expresó respeto por el rival que le tocó enfrentar en el juego por la medalla de bronce.

“Ganamos el partido con este score porque respetamos la manera en que juega Puerto Rico. Si queríamos ganar, no podíamos jugar de cualquier manera”, comentó el técnico brasileño en la conferencia de prensa celebrada después del juego.

Puerto Rico, por su parte, concluyó el torneo con un resultado agridulce, al no lograr subir al podio.

“No les puedo decir que estoy contenta. Contenta porque clasificamos al próximo paso, pero nunca se está contenta cuando se pierde en casa”, dijo la capitana Rosado, minutos después de concluido el choque por el tercer lugar.

La mayoría de las jugadoras del equipo nacional de Puerto Rico regresarán a sus respectivos equipos en el BSNF. El torneo se reanudará esta semana.  

Comparte:
Rafael Díaz Torres
Escrito por Rafael Díaz Torres
Es periodista del Centro de Periodismo Investigativo y estudiante graduado en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, donde completa un doctorado en Historia.