Joven boricua Paulís Cofresí Cartagena se abre paso como cineasta

Cuando era niña quería ser actriz y vivir en California o Nueva York. Soñaba con participar en audiciones y trabajar en series de televisión como Jessie, un programa transmitido en Disney Channel. A sus 8 años, comenzó a actuar en comerciales locales y logró interpretar el personaje de Mara en Venus, un filme puertorriqueño de la directora Raisa Bonnet.

En la adolescencia, cuando estudiaba en décimo grado en la Escuela Central de Artes Visuales de Santurce, quería aprender mucho más sobre la actuación y se matriculó en la Especialidad de Cinematografía. Ahí, descubrió que su verdadero amor era el cine.

Paulís Cofresí Cartagena tiene 17 años y es cineasta, escritora y directora de fotografía. Sus cortometrajes han sido galardonados por la YoungArts Foundation y por la Fundación de Cine de Puerto Rico. Recientemente, fue reconocida como Estrella Naciente del CineYouth en el Chicago International Film Festival y, además, fue seleccionada por la Alianza Francesa de Puerto Rico para participar en el próximo Festival de Cine Cortaditos.

Gracias a su potencial y obras, recibió una beca de Robinson School, de San Juan, donde completa sus estudios de escuela superior, y continúa desarrollándose.

Para la joven, “el cine es una herramienta para alzar la voz y llevar un mensaje”.

La crudeza es su estilo cinematográfico

Su primer cortometraje se llama X. En menos de cuatro minutos, presenta la historia de un adulto mayor que ha sido desahuciado de su vivienda. Es en blanco y negro y no incluye diálogos; solo sonido ambiental, en particular la canción de las guaguas de mantecados, aquellas que todavía pasan por los barrios.

(Advertencia: los cortometrajes incluyen contenido explícito sobre comportamiento suicida)

Paulís grabó el filme en un solo día con su celular. Fue una experiencia familiar porque su tío abuelo, Andrés Cartagena, interpretó el personaje principal y su mamá, Lynnete Cartagena, le asistió durante la producción.

Esta pieza, del 2020, obtuvo el primer lugar en un festival exclusivo para un grupo de estudiantes, que participó en un taller de Dirección de Cine con la cineasta Bonnet.

“No me lo esperaba porque era mi primer corto”, recuerda sorprendida.

La estudiante de duodécimo grado acostumbra escuchar música todas las noches antes de acostarse a dormir. Justo en ese momento, aparecen ideas en su cabeza, que imagina como escenas y las anota para no olvidarlas.

“Casi siempre todo empieza con la música. Mi mamá es violinista, mis tías tocan flauta y piano. Yo también toco piano, guitarra y canto. Crecí con el arte a mi alrededor. Cuando viene una idea y digo ‘wow, eso queda bello con la música’ ahí va surgiendo algo y empiezo a crear”, explicó en una entrevista con Todas.

The Making of my Seasons es otro de sus cortometrajes. Es la historia de una adolescente que intenta enfrentar la pérdida y el dolor a través de la autolesión y del consumo problemático de drogas, alcohol y cigarrillo. Fue una de las 10 producciones ganadoras en la categoría de cine de la YoungArts Foundation en Estados Unidos, el pasado febrero.

Tanto X como The Making of my Seasons abordan el tema del suicidio.

Cada escena es real, cruda y sin romantizar.

“Una quiere ver las cosas como son. Porque (el intento suicida) puede pasar en tu cuarto, en tu baño, con tu familia. La crudeza es muy importante en las películas. Diría que es mi estilo y quiero seguir haciéndolo, pero enseñando también las consecuencias porque (los comportamientos suicidas) no son algo bueno”, mencionó Paulís.

Si te sientes triste frecuentemente o mantienes sentimientos de desesperanza por largos
períodos de tiempo, o esto le pasa a una persona que conoces, busca ayuda. Puedes llamar a la Línea PAS (Programa de Asistencia Social) al 1-800-981-0023, al 9-8-8 ó al 1-888-672-7622 para personas sordas.

Cuando grande quiere ser como Raisa Bonnet

La primera vez que Paulís Cofresí Cartagena conoció a una directora de cine fue en el 2014, cuando apenas tenía 8 años y participaba en la filmación de Venus. Era una pieza dirigida por Raisa Bonnet, reconocida cineasta en Puerto Rico y a nivel internacional.

Recuerda que pensó: “¡wow! Es superjoven”. Desde ese momento, Bonnet se convirtió en su inspiración y modelo a seguir, como mujer en la industria del cine local. Hoy, es su maestra y mentora.

La cineasta Raisa Bonnet (en el medio) y Paulís Cofresí Cartagena (a la derecha) durante la filmación de Venus.

Siente mucha admiración porque reconoce que a las mujeres les cuesta el doble del trabajo ocupar puestos de decisión. Además, porque entiende que los espacios de grabación pueden ser agobiantes, intimidantes y muy masculinizados.

“Hace poco estuve dirigiendo un vídeo musical y había 25 hombres en el set. Las únicas mujeres éramos la cantante, la vestuarista y yo”, dijo con indignación.

Para la futura estudiante universitaria, es importante que otras niñas y adolescentes se sientan representadas en la carrera audiovisual. Quisiera que pensaran: “si ella lo puede hacer, pues yo también”.

Un cortometraje creado por mujeres y sobre mujeres

Una pieza cinematográfica escrita por Cofresí Cartagena fue seleccionada por la Alianza Francesa de Puerto Rico para ser presentada en el próximo Festival de Cine Europeo, Cortaditos. Se llama Nos persiguen y trata sobre una familia de mujeres, que descubre la lucha política de la década del 50, liderada por el Partido Nacionalista de Puerto Rico.

La historia será protagonizada por una madre, una hija y una nieta, que viven en la ruralía.

“La mayoría de los personajes principales, en mis películas, se identifican como mujeres. Es importante que las veamos como protagonistas, personas que tienen poder, sentimientos, problemas, que son humanas”, explicó la joven, que acostumbra a escribir sus libretos con enfoque de género.

El equipo de este nuevo cortometraje también estará liderado, mayormente, por mujeres.

Paulís dirigirá a un equipo de 40 personas que incluyen actores, camarógrafos y sonidistas. Contará con la participación de actrices y actores de primer como Magali Carrasquillo, Kisha Tikina Burgos e Israel Lugo, y con nuevos talentos, como Ián Guerrero y Verónika Pérez, quienes interpretarán a los adolescentes enamorados.

Para lograr la filmación, promoción y proyección en las salas de Fine Arts, necesitan $12,000 dólares. Por eso, han lanzado una campaña de recaudación de fondos.

Puedes hacer tu donativo aquí.

Con este filme, Paulís solicitará admisión a programas de cine independiente, que se ofrecen en países como México, España o Estados Unidos. Aunque su plan es estudiar en el extranjero, desea regresar al archipiélago caribeño para apoyar a las nuevas generaciones de jóvenes cineastas.

Comparte: