Mujeres de Islas impulsa la economía de la comunidad culebrense

En la Cuna del Sol Borincano, un grupo de 12 mujeres se reunió alrededor de una mesa redonda. Sobre ella, plasmaron sus proyectos de vida, aquellos sueños que deseaban alcanzar en su comunidad culebrense. Cada una aportaría su propia perspectiva, desde trabajar con mujeres embarazadas y niños pequeños hasta rescatar el teatro y talleres de siembra. Su principio sería apoyarse mutuamente y trabajar para la comunidad. Así es como, en el 2010, nació Mujeres de Islas.

Desde ese momento, la organización ha desarrollado proyectos solidarios que atienden los intereses de la comunidad. Este es el caso de la Sede de Incubadora Solidaria (SiS), un proyecto que iniciaron, en el 2019, gracias a los fondos de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico, para que los y las culebrenses pudieran explorar, crear o fortalecer sus negocios.

Mujeres de Islas es una de las organizaciones participantes del programa de Incubadoras y Aceleradoras de Empresas Pequeñas (SBIA, por sus siglas en inglés) de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico. En Mujeres de Islas, el programa es liderado por la doctora Ana García Marrero, especialista en Desarrollo Económico. 

Este programa recibe el apoyo del Departamento de Vivienda de Puerto Rico a través de fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres de Puerto Rico (CDBG-DR, por sus siglas en inglés).

Desde 2021, el programa ha provisto talleres de capacitación y ha acompañado, a sus participantes, en la formalización y ejecución de sus negocios. Como resultado, los comercios han aportado a la activación económica de sus regiones y creado puestos de trabajo.

“Nosotras iniciamos nuestro mercado artesanal y agroecológico en el 2019 […] Ahí, nos dimos cuenta de cuánta gente ya hacía cosas en Culebra, pero no estaban organizadas y la incubadora les dio ese empujón”, relató en entrevista Dulce María del Rio-Pineda, una de las cofundadoras de Mujeres de Islas.

A través de SiS, que es la primera incubadora de negocios en Culebra, las personas han podido capacitarse mediante talleres ofrecidos, en el 2019, por Nelson Reyes y Amarilis Flores, indicó Del Rio-Pineda. Algunos de estos talleres incluyen Creación de plan de negocios, Contabilidad para microempresas, Identidad legal, Emprendimiento emocional, entre otros.

Durante ese proceso de formación, la incubadora ha sido un apoyo ante preguntas como ¿qué tipo de organización las personas quieren desarrollar?, ¿cuáles son sus responsabilidades ante la ley? y ¿cómo deberían trabajar?

Para los participantes del primer ciclo de incubación, comprendido desde el 2021 hasta el 2022, este proyecto significaba una oportunidad de transformar sus ideas de negocio en una realidad. 

Este deseo se cumplió para cuatro negocios: Asociación Pesquera de Culebra, La Jíbara – Pizzería Creativa, Cul Art yel del joven José David Pérez Acosta, quien ofrece servicios de sonido y publicidad ambulante. Gracias a SiS, estos emprendedores trabajaron su Canva de Negocio. Además, se formalizaron y los primeros dos negocios obtuvieron su registro de comerciante mientras que los últimos dos crearon un plan de negocios.

La educadora Del Rio-Pineda expresó que la primera incubación exitosa fue la Asociación Pesquera de Culebra. Este grupo se compone de 11 pescadores que realizan pesca comercial a tiempo completo o parcial y otros, de forma recreacional. “Aquí, los pescadores y las pescadoras son parte de nuestra historia, nuestra cultura, nuestra sangre”, señaló.

Relató que la Villa Pesquera que antes existía en la isla fue abandonada. Entonces, un joven llamado Nicolás Gómez Andújar, quien se crió en Culebra, decidió rescatarla tras regresar de estudiar una maestría y luego de entender las interacciones entre los pescadores de la isla y del área este. En junio de este año, la Asociación Pesquera se incorporó al Departamento de Estado y, desde ese momento, impulsa la economía de la isla a través de la venta de mero, atún, sierra, carrucho, langosta, entre otros. 

Tras el paso del huracán Fiona, los pescadores que componen la Villa Pesquera se vieron afectados, pues, al no tener cómo mantener la pesca almacenada y fresca, se limitó su productividad en los días siguientes. Mujeres de Islas se activó de manera inmediata y decidió comprarla y cocinar unos “caldos solidarios” para la comunidad. Ahora, preparan estos caldos todos los martes al atardecer. 

“De esa manera, apoyamos nuestra economía, a nuestros pescadores […] Se transforma en algo que llaman economía circular”, señaló la también coordinadora organizacional. 

Entre los negocios incubados, además, se encuentra La Jíbara – Pizzería Creativa, conformado por Druso Daubon y Roberto Morales. En su local, ubicado en la Plaza Pública, la pareja vende “pizzas” de “sourdough”, que se conoce como levadura salvaje. En ocasiones, también venden jugos naturales y sándwiches de pan confeccionados con esa masa. 

Del Rio-Pineda compartió que el queso y la leche que utilizan para sus creaciones provienen de las vacas de Culebra y, además, usan ingredientes del huerto de Mujeres de Islas. 

José David Pérez Acosta, un joven de diversidad funcional visual, también formalizó su sueño de tener un negocio de servicios de sonido y publicidad ambulante. El joven empresario ofrece sus servicios en actividades comunitarias auspiciadas por la administración municipal o agencias gubernamentales estatales, entre otros eventos.

La cuarta incubación consistió en la primera línea de arte en Culebra, llamada Cul Art. Esta iniciativa empresarial fue encabezada por Sylvia Lleras Silva, quien también cofundó Mujeres de Islas, pero decidió retirarse un poco de la administración para perseguir una de sus pasiones: el arte. 

“Cuando veía el efecto de las participantes de talleres con el arte, […] era maravilloso. En el arte, no hay juicio de cómo tú creas […]”, reflexionó en entrevista Lleras Silva.

Sylvia Lleras Silva

Supo que no solo era lo que quería para la comunidad, sino también para ella misma. Tras trabajar en la coordinación del Proyecto de Arte Solidario de Mujeres de Islas y recibir talleres, logró certificarse como artesana. 

Entonces, junto a cinco mujeres, de las que ahora son tres, formaron un colectivo para desarrollar cerámica, arte textil y mosaico. De ese modo, Lleras Silva, Mayra López y Ednita Romero crearon Cul Art, que será lanzada el 4 de diciembre en el mercado artesanal en Culebra. Su arte está inspirado en el amor que sienten por su isla.

Lleras Silva indicó que Mujeres de Islas SiS les facilitó instalaciones para que pudieran trabajar y la adquisición de materiales para sus creaciones. 

“No hubiese sido posible sin la solidaridad, sin el colectivo. Por eso, es que la Sede lleva su nombre. Ayuda a afrontar las dificultades que encontramos aquí en Culebra”, precisó la también trabajadora social.

Mujeres de Islas está iniciando su segundo ciclo de incubación, por lo que se encuentran en la búsqueda de personas que quieran desarrollar sus negocios y ayudar al bienestar de la comunidad culebrense. 

Para más información,acceda a la página http://www.mujeresdeislas.com/ o escriba al correo electrónico mujeresdeislas@gmail.com.  

Dulce María del Rio-Pineda, Roberto Morales, Ana M. García Marrero y Nicolás Gómez

*En ruta hacia la equidad es una serie auspiciada por la Fundación Comunitaria de Puerto Rico (FCPR) para destacar las historias de mujeres que aportan al país desde sus respectivas organizaciones sin fines de lucro, apoyadas por la FCPR como parte de su compromiso con promover la equidad de género, y la Fundación de Mujeres en Puerto Rico.    

Comparte: