A la expectativa de una acción contundente de la gobernadora contra la violencia machista

Estado de emergencia por la violencia machista en Puerto Rico

Líderes de organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, de albergues para víctimas de violencia de género y de activismo feminista llegaron esta tarde a La Fortaleza con el consenso de que la declaración ejecutiva de un estado de emergencia es indispensable para atender con urgencia la crisis de feminicidios y agresiones machistas.

El consenso se extendió a la gobernadora Wanda Vázquez, quien las recibió junto con la senadora y su próxima secretaria de la Gobernación, Zoé Laboy, y la procuradora de las Mujeres, Lersy Boria.

Lee aquí: La promesa de “estabilidad” de Wanda Vázquez ante un #EstadoDeEmergencia

Sin embargo, ese documento, que se ha estado reclamando desde el 23 de noviembre de 2018, no se produjo hoy, a pesar de que se mencionó en múltiples ocasiones como el mecanismo necesario.

“La situación que estamos enfrentando es extraordinaria. Entonces, el compromiso que esperamos del gobierno es extraordinario. Eso es lo que está detrás de una declaración de emergencia”, expuso Tania Rosario, la directora ejecutiva de Taller Salud, durante la reunión.

Rosario resaltó que hay muchos ámbitos de la declaración de emergencia que se pueden trabajar sin fondos, como la implementación de un currículo de enseñanza con perspectiva de género, que ya se había desarrollado.

Lee aquí: Sí, el gobernador puede declarar un estado de emergencia

Vázquez se comprometió a continuar las reuniones con los grupos representados y a seguir trabajando en el desarrollo de la declaración.

Citó a las representantes de las diversas entidades a otra reunión para el miércoles, 28 de agosto a las 2:30 p.m., en el mismo lugar, y les pidió que cada una llegue preparada para presentar cinco propuestas que deberían estar en ese documento.

Una de las portavoces de la Colectiva Feminista en Construcción, Shariana Ferrer Núñez, cuestionó a Vázquez sobre la resistencia a declarar un estado de emergencia ya, un mecanismo que se ha utilizado para hacer prioritarios temas como la epidemia del chikungunya, la condición de las carreteras y la crisis energética en Puerto Rico.

“Entonces, cuando aquí decimos que están asesinando a mujeres y que reclamamos un estado de emergencia, la respuesta que recibo de parte del Estado es ‘no es necesario’ o ‘necesitan probar por qué es necesario’. Aquí, mataron a una mujer en Fajardo porque tenía un celular encima. ¿Eso no es emergencia suficiente para que el Estado dé un mensaje contundente?”, subrayó.

Su organización fue, precisamente, la que lideró el plantón que se realizó el fin de semana del 23 al 25 de noviembre de 2018 frente a la Mansión Ejecutiva, exigiéndole al entonces gobernador, Ricardo Rosselló, que declarara la emergencia.

Lee aquí la crónica del plantón contra la violencia machista

La gobernadora, quien fue procuradora de las Mujeres desde 2010 hasta 2016, reconoció el planteamiento de Ferrer Núñez, pero señaló que tenía que ser un documento contundente que, realmente, fuera una defensa en la lucha contra la violencia de género.

“Queremos un documento que tenga peso, que trascienda históricamente como las manifestaciones del pueblo puertorriqueño, que presentemos un documento válido, sólido, representativo de las mujeres y de las necesidades que vamos a determinar. Que nadie pueda decir que se quedó un detalle importante”, expuso la primera ejecutiva, luego de escuchar a las asistentes.

“Queremos un documento al nivel de las Naciones Unidas”, enfatizó.

Al salir de la reunión, Ferrer Núñez expresó que el único compromiso que surgió de la reunión fue una nueva reunión “y yo creo que aquí llevamos tiempo reuniéndonos”.

De parte de la Colectiva Feminista en Construcción, la activista feminista lanzó un ultimátum a la gobernadora, “tiene siete días para decretar un estado de emergencia”.

Comparte: