Marta Pérez García promueve la sanación a través del arte

(Fotos de Pablo S. Torres)

Desde distintos espacios, de manera individual o colectiva, las mujeres puertorriqueñas están solicitando un estado de emergencia por la situación de violencia de género que se vive en el país, y la artista plástica Marta Pérez García se une al reclamo desde la instalación Si te cojo… cuerpo, mujer, rotura, que se exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC). 

“Yo llevo aquí tres meses, y te juro que lloro todos los días cada vez que veo una noticia con otro asesinato. No puede ser que todavía los gobernantes se estén preguntando por qué tiene que hacerse un estado de emergencia. Es absurdo”, expresó Pérez García, quien está radicada en Washington D.C. hace diez años. 

En los primeros tres meses del año, las estadísticas de la Policía de Puerto Rico establecen que hay 1,385 incidentes de violencia doméstica. Solo tres meses. Por cifras como esta y situaciones que ocurren a diario,  Pérez García decidió hacer algo al respecto en Puerto Rico.

La exhibición Si te cojo… cuerpo, mujer, rotura es un proyecto que la artista trabajó en compañía de decenas de sobrevivientes de violencia machista. En alianza con el MAC, la Coordinadora Paz para las Mujeres y la Coalición Puertorriqueña Contra la Violencia Doméstica y Agresión Sexual, la egresada de Tyler School of Art and Architecture, en Filadelfia, ofreció diversos talleres para sanar a través del arte.

En los encuentros, las sobrevivientes exploraron diferentes maneras para curar sus heridas a través del arte. Como una técnica para romper el hielo, la artista arecibeña empleó el uso del crucigrama con letras de cubo para así comenzar la conversación y conectar con la niñez.

Muchas de las sobrevivientes comenzaron a enfrentar abusos y violencia en su niñez, por lo que la artista encontró ideal la técnica del crucigrama para reconectar con esa etapa temprana de la vida y apalabrar lo nunca hablado. 

“El hacer este crucigrama, tú te das cuenta la hermosa comunicación que empezó entre ellas. Muchas de ellas no habían hablado de su historia hasta ese momento. Este taller no fue solo mío. Ellas lo cogieron completo”, manifestó.

En estos talleres de tres días, luego del crucigrama, las participantes comenzaron a coser una muñeca como parte del proceso de sanación. La artista explicó que, el primer día, hicieron la columna vertebral para que estas muñecas tuvieran fuerza desde el principio.

La instalación está compuesta por todas las muñecas colgando como una lámpara, unidas contra la violencia de género que arropa el país. En el piso, se encuentran mensajes como “pones flores en las manos del hombre para que él las ponga en las mías cada vez que me mata y mi tumba luzca hermosa”.

Señaló que el fin de tener textos en el suelo es que, aunque mires al piso, no puedes escapar la violencia de machista. 

La artista especializada en grabados nunca había trabajado en instalaciones hasta este momento. 

“Siempre he usado el tema de la violentación del cuerpo, especialmente de la mujer, pero me di cuenta que tenía que entrar a la comunidad y trabajar con estas mujeres, lo cual la instalación me lo permitió”, explicó quien ha expuesto en Puerto Rico, Estados Unidos y París.

Si te cojo… cuerpo, mujer, rotura inauguró el sábado 24 de agosto en el Museo de Arte Contemporáneo, y estará en exhibición hasta el 12 de octubre. 

Comparte: