Colectivo Ilé encamina sus esfuerzos antirracistas ante los resultados del Censo

Ante la gran disminución en el porcentaje de la población que se identificó en la categoría racial blanca, la organización afrocaribeña y antirracista Colectivo Ilé convocó a la comunicadora Gloriann Sacha Antonetty-Lebrón, la epidemióloga Idania Rodríguez Ayuso, la psicóloga social Mariluz Franco Ortiz y la antropóloga cultural Ísar Godreau para analizar cómo la lucha antirracista incidió en los resultados del Censo 2020 en Puerto Rico. 

En el Censo del 2000, el 80 por ciento de los puertorriqueños se consideró únicamente blanco y solo el 8 por ciento se identificó negro. Aunque, en el 2010, se vio un cambio en el que el 76 por ciento se consideró blanco y 12 por ciento negro, no fue hasta el 2020 cuando el país no se blanqueó. 

En los últimos resultados, difundidos hace unas semanas, el 50 por ciento de la población puertorriqueña considera que está compuesta por, al menos, dos razas. Se reveló que las personas que se asumen únicamente blancas disminuyeron a 17 por ciento, mientras que un 7 por ciento correspondió a quienes se identificaron únicamente negras. 

Esta última cifra provocó inquietud en la agrupación por la disminución. “Seguiremos enfocando nuestros esfuerzos para continuar trabajando el asunto del colorismo y esperamos el desglose de datos en la categoría de otra raza y dos razas o más razas que se publicará en septiembre para tener más estadísticas sobre las personas que reclamaron su afrodescendencia y negritud en este instrumento”, establece una comunicación escrita en su página cibernética. 

“Es un Censo que corrió históricamente durante una pandemia, durante unos levantamientos raciales a nivel global. Así que ahí hay unos fenómenos que, cuando miramos ese Censo, tampoco podemos perder de perspectiva”, destacó Antonetty-Lebrón, encargada de la campaña ¿En el Censo dónde me pongo?, de Colectivo Ilé, cuyo propósito era que las personas se identificaran como afrodescendientes en el cuestionario, además de marcar una o más de las opciones raciales que provee el instrumento. 

Lee también: Somos afrodescendientes

Por su parte, la doctora Rodríguez Ayuso explicó que el Buró del Censo entiende que la raza y origen étnico “son una construcción sociopolítica que está diseñada para recopilar datos de amplios grupos en la población de los Estados Unidos y no tienen una base antropológica o científica”. Por tal razón, se instó a que las personas se identificaran como negras también en un acto de conciencia política. 

Las doctoras Godreau y Franco Ortiz coincidieron en que el racismo colonial que supone el estatus político de Puerto Rico y los recientes sucesos que lo evidencian -como la imposición de la Junta de Control Fiscal y el trato en la respuesta al huracán María-, también sirvieron para que la ciudadanía se asumiera como diferente a sus colonizadores. 

“Si tú te piensas como un ser colonizado, eso también cuestiona tu blancura en términos de que la lógica de la colonización se monta en una noción donde el colonizado no es blanco”, comentó la doctora Godreau en el evento Junte de saber antirracista que se transmitió por Facebook

Igualmente, añadió que, en tanto la población no se identifique como únicamente blanca, el horizonte de procesos de colaboración internacional se amplía para establecer alianzas con, por ejemplo, grupos indígenas en Estados Unidos y Latinoamérica. 

En cuanto a las personas que cuestionan por qué celebrar si sigue existiendo el racismo, la epidemióloga Rodríguez Ayuso explicó que el Censo expone datos que pueden ser utilizados para saber dónde está la lucha y delinear los próximos pasos hacia la equidad. 

Asimismo, la psicóloga Franco Ortiz sentenció que “hay que celebrar con los pies en la tierra”, pues el Censo es un medio, pero no un fin de la lucha antirracista.

Comparte: