Viven en incertidumbre por la falta de información sobre la muerte sospechosa de Jasmine Ares hace un año

Jasmine Ares

Durante la noche del 1 de octubre del año pasado, Jasmine Ares De León, de 21 años, llegó al hospital inconsciente, bajo circunstancias que aún se investigaban. Dos días después, murió. Hoy, su familia todavía desconoce qué, realmente, sucedió esa noche y teme que su caso nunca se esclarezca.

De acuerdo con el informe de la Policía, Ares De León cayó al pavimento desde un auto en movimiento luego de, según testimonios, discutir con su pareja, quien iba en el auto con ella. Se desconoce si fue lanzada o si se lanzó mientras transitaban por el Paseo Gilberto Concepción de Gracia frente al muelle de San Juan.

Para la sobrina de Ares, Paola Rivera Ares, resulta frustrante la falta de información que tiene su familia sobre el caso porque asegura que nunca se les brindó el informe de Ciencias Forenses, y los detalles que les ofreció la Policía, en aquel momento, fueron mínimos.

“Es frustrante no saber qué sucedió esa noche, no saber qué sucedió con mi tía, porque uno ve las noticias de los diferentes casos ahora mismo que están sucediendo de mujeres que desaparecen, que aparecen muertas y uno lo ve y uno se indigna, pero no se siente igual hasta que te toca a ti. Cuando te toca cercano a ti, tú lo ves totalmente diferente. Tú no entiendes por qué están pasando estas cosas. Tú quieres saber qué sucedió”, expresó Rivera Ares en una entrevista telefónica con este medio.

La noche del 1 de octubre de 2019

Rivera Ares comentó que la mayoría de los detalles de lo que, posiblemente, sucedió el 1 de octubre de 2019, los conoce por una noticia del periódico El Vocero.

Detalló que su tía se encontraba en el estacionamiento Doña Fela, en el Viejo San Juan, con su pareja, cuando un amigo de ella coincidió con ambos y se percató de que discutían. Él dialogó con la gerente, quien también era amiga de Ares De León. Cuando la pareja se alejó para buscar su auto, la gerente intentó convencerla de quedarse en su casa esa noche, pero Ares no accedió y se montó en el carro con el hombre.

“De ahí, del parking de Doña Fela al muelle, donde supuestamente mi tía se tira —porque la versión de él (la pareja de Ares De León) es que mi tía se tiró— no se sabe qué pasó”, comentó la joven.

Según noticias de El Vocero, una persona sin hogar vio a la joven en el suelo, gritó y alertó a una pareja que caminaba por el lugar. Una de esas personas intervino cuando, supuestamente, la pareja de Ares De León la agarró por el cuello y le dijo que “dejara el show”.

Rivera Ares describió que, esa noche, un tío llamó, desde Estados Unidos, a su casa para pedir a su familia que fuera al hospital a identificar si se trataba de Ares De León. Esa situación resultó incomprensible para la joven porque su tía llevaba su cartera con sus identificaciones y estaba acompañada por su pareja.

No obstante, según Zelideth Ares Otero, hermana de Ares De León, la Policía indicó, en aquel momento, que la pareja de la víctima se había negado a identificarla. Tampoco fue al hospital ni se comunicó con la familia.

Luego, se les entregaron las pertenencias de Ares De León, pero la familia tuvo que devolverlas porque debían ser analizadas como parte de una investigación.

El celular de la víctima pasaría a la Unidad contra Delitos Cibernéticos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). Les dijeron que, de obtener alguna información, esa agencia se comunicaría con alguno de los familiares. Pero, de acuerdo con Ares Otero, no sucedió.

Incertidumbre por la falta de información

Ares Otero destacó que la familia nunca obtuvo por parte de Ciencias Forenses informe de la autopsia de Ares De León, sino que se le entregó un permiso a la funeraria para que pudieran enterrar el cuerpo y, en el permiso, la fecha de defunción estaba errónea.

Aun así, indicó que, debido a la información que ha salido en la prensa últimamente y a las redes sociales, Ciencias Forenses se comunicó con la familia, hace unas semanas, para indicar que el informe estaba completo, pero que Fiscalía había denegado que se le entregara y que debían solicitar una reunión con Fiscalía.

“Nosotros entendemos, como familia, que hay una inacción de parte de las personas que están encargadas del caso de mi hermanita de informar a nosotros como familia. Obviamente, si ellos están recibiendo información, ellos no nos la están haciendo llegar. Y después les dicen a esas agencias que no nos den acceso, que tenemos que solicitar los permisos porque, supuestamente, están investigando, pero ya va un año completo y nadie nos ha dado ningún tipo de respuesta”, declaró.

Lo que se sabe de la investigación

Este medio se comunicó con el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, pero se informó que el agente a cargo de la investigación estaba de vacaciones y la directora del CIC, Mayda Ortiz, no se encontraba disponible.

De acuerdo con el informe inicial de la Policía, la fiscal a cargo, Ítala Rivera, recomendó tratar el caso de Ares De León en la Unidad Especializada de Violencia Doméstica, pero cuando este medio se comunicó con el Departamento de Justicia para más detalles, no se pudo precisar si se investiga como un incidente de violencia de género.

“En efecto, se continúa trabajando en dicho caso… No se puede entrar en los detalles de la misma, ya que es una investigación en curso”, respondió Brenda Quijano Arroyo, oficial de prensa de Justicia.

El miércoles pasado, según indicó Ares Otero, la Policía informó a uno de los familiares que el caso se trabaja como uno de violencia de género.

Aun así, insistió en la necesidad de que se les informe a la familia sobre el estatus de la investigación.

“Que nos den una explicación de qué pasó. Por lo menos qué ellos están haciendo a favor de esta investigación y si ellos han encontrado que, en efecto, hubo algo criminal, pues, entonces, por qué no se ha procedido… y que por lo menos nos informen qué es lo que más nosotros necesitamos en este momento y no que nos tengan a nosotros en la oscuridad de no saber qué es lo que está pasando porque ante nuestros ojos es una total inacción”, manifestó.

Los feminicidios ascienden a 39, de acuerdo con la última actualización del Observatorio de Equidad de Género de Puerto Rico. Esta cifra incluye a Nashaly Torres Vargas, asesinada el martes en la noche en Villalba.

Comparte: