Puerto Rico irá a Francia en busca del sueño olímpico

(Foto de la jugadora Dayshalee Salamán de la página de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico) 

Aunque se argumente que la travesía del actual núcleo de jugadoras para tratar de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comenzó el pasado mes de septiembre en el torneo AmeriCup celebrado en San Juan, en realidad, el programa de la Selección Nacional de Puerto Rico en el baloncesto de mujeres lleva décadas luchando por debutar en el evento deportivo más importante del planeta. 

La oportunidad por tratar de lograr la inédita clasificación olímpica ocurrirá a partir de este jueves, 6 de febrero, en la ciudad de Bourges en Francia. El quinteto puertorriqueño participará de un torneo clasificatorio olímpico frente a las representaciones nacionales de Brasil, Australia y el equipo sede, Francia. De los cuatro conjuntos, los mejores tres poncharán su boleto a Tokio 2020 este verano, y se unirán a otras nueve selecciones nacionales que saldrán de tres diferentes torneos clasificatorios que se celebrarán simultáneamente al evento de Bourges. Un total de 12 equipos participarán del torneo de baloncesto de mujeres de las Olimpiadas de Verano, que transcurrirán entre julio y agosto de este año en la ciudad capital de Japón. 

La selección puertorriqueña comenzó el proceso de intentar clasificar a Tokio, el pasado mes de septiembre, cuando participó junto a otros nueve equipos del hemisferio en el torneo AmeriCup. La representación de Puerto Rico finalizó en la cuarta posición y se ganó un puesto en un preclasificatorio olímpico que se llevó a cabo en la ciudad canadiense de Edmonton en noviembre 2019. En ese evento, las boricuas enfrentaron a Cuba, República Dominicana y Canadá. Culminaron en la segunda posición y ganaron el derecho a participar del torneo clasificatorio de Bourges. 

Juzgando por la posición que ocupa en el escalafón mundial de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), así como la tradición en eventos mundialistas del deporte de las canastas, Puerto Rico luce como el equipo menos favorecido en su grupo. Australia ocupa la posición #2. Francia, por su parte, está en el lugar #5. En el caso de Brasil, las suramericanas aparecen en la posición #15. Puerto Rico es el equipo #23 en la lista de la FIBA. 

Sin embargo, el hecho de que clasifiquen tres equipos entre cuatro implica que una sola victoria podría otorgarle el boleto olímpico a las puertorriqueñas. Esta posibilidad convierte el primer juego del jueves, 6 de febrero en uno que podría ser decisivo para Puerto Rico. Ese día, las boricuas enfrentan a Brasil. Si bien el último enfrentamiento entre ambos quintetos fue dominado por Brasil en el partido por la medalla de bronce del AmeriCup 2019, celebrado en San Juan, en la edición 2017 del mismo torneo, las puertorriqueñas vencieron a las brasileñas. 

Ese triunfo de Puerto Rico sobre Brasil, en el 2017, fue el que precisamente permitió que el equipo representativo del Caribe clasificara por primera vez a una Copa del Mundo FIBA. El torneo mundial se llevó a cabo en Tenerife, España, durante septiembre 2018. 

Las 12 jugadoras que representarán a Puerto Rico en Bourges serán Pamela Rosado, Jennifer O’ Neill, Dayshalee Salamán, Yolanda Jones, Deanna Kuzmanic, Isalys Quiñones, Sofía Roma, Paola Crespo, Tayra Meléndez, Jazmon Gwathmey, Daneichka Canales y Alison Gibson. El dirigente es Gerardo “Jerry” Batista. 

Del grupo de jugadoras, Jones hace su regreso al conjunto puertorriqueño, luego de no participar en los torneos del 2019. Su experiencia internacional, sumada a su fortaleza debajo del canasto, brindará a Puerto Rico una oportunidad de competir con el espigado equipo de Brasil. 

Por los pasados torneos, Puerto Rico ha tenido a Pamela Rosado como su jugadora capitana. En una información publicada por el portal oficial de FIBA, la veterana armadora puertorriqueña es presentada como una de las cinco jugadoras que podría tener un desempeño decisivo entre los cuatro equipos que competirán en el clasificatorio olímpico. 

“(Rosado) Es una veterana y tiene experiencia en el Mundial de Baloncesto Femenino FIBA. Se espera que sea la base principal y, vitalmente, si se enfrenta a la presión de la pelota y mantiene la compostura, Puerto Rico puede mantenerse en contención por más tiempo. Es importante destacar que llegará a Bourges rebosante de confianza, ya que en el torneo de precalificación del año pasado, nos recordó lo que es posible no solo liderando el camino en asistencias con 4.0 por partido, sino también terminando como la máxima anotadora de su país. Ese nivel de actuaciones es imprescindible para que Puerto Rico haga realidad sus sueños olímpicos”, resumió la página de FIBA en su sección sobre el evento de Bourges. 

Luego del choque inaugural frente a Brasil el jueves 6, Puerto Rico enfrentará a Australia el sábado 8 y cerrará el torneo el domingo 9, cuando juegue contra Francia. Los primeros dos juegos serán a la 1:00 p.m. y el tercero dará inicio a las 11:30 a.m. (horario de Puerto Rico). 

Comparte:
Rafael Díaz Torres
Escrito por Rafael Díaz Torres
Es periodista del Centro de Periodismo Investigativo y profesor universitario, graduado del doctorado en Historias del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.