Fundación de Mujeres en Puerto Rico apoyará proyectos que promuevan la equidad

A raíz de la falta de donativos públicos para organizaciones sin fines de lucro que prestan servicios a mujeres, un grupo de feministas solidarias, diversas y ejemplares crearon la Fundación de Mujeres en Puerto Rico para sostener y respaldar económicamente proyectos de equidad y justicia social desde diferentes frentes.

La fundación tiene como norte impactar organizaciones creadas y dirigidas por mujeres para atender sus múltiples necesidades y adelantar la agenda de equidad en la isla. 

“Nuestra fundación obtiene sus recursos económicos de donantes individuales e instituciones filantrópicas, así como de los Círculos de Mujeres Donantes. Los mismos se canalizan hacia proyectos y programas dedicados a promover la justicia social, la equidad y apoyar la seguridad económica, protección, autonomía reproductiva, y el empoderamiento general de las mujeres, las niñas, y personas con género fluido en Puerto Rico”, explicó la copresidenta de la entidad, Sara Benítez Delgado. 

La entidad no gubernamental es pionera en la isla, ya que es dirigida por mujeres en Puerto Rico y de la diáspora en Nueva York que decidieron unirse luego de la devastación ocasionada por el huracán María en septiembre del 2017. 

“Fue un sueño de nosotras allá en la diáspora de poder venir a Puerto Rico a ayudar a las mujeres… Crear una fundación era importante aquí, que fuera una colaboración de las dos, de las mujeres en la diáspora y de las mujeres en Puerto Rico”, relató, por su parte, la copresidenta Elba Montalvo Rodríguez. 

La Fundación de Mujeres en Puerto Rico nació de una donación inicial de $10,000 de una filántropa puertorriqueña de la diáspora en Nueva York, Lisette Nieves, quien inició el proceso de diálogo para crear una nueva entidad que respaldará los esfuerzos de las mujeres en el país. 

Asimismo, la asignación de $100,000 por dos años por la New York Women’s Foundation propició la creación de la entidad, inscrita en el Departamento de Estado, en marzo de 2019. 

La Junta de Directores de la fundación está constituida por Sara Benítez Delgado, exprofesora de la Universidad de Puerto Rico del Recinto de Humacao; Elba Montalvo Rodríguez, expresidenta del Comité para Niños y Familias Hispanas; María Dolores Fernós, cofundadora de la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora; Gladys Carrión, excomisionada de la Administración de Servicios para Niños de la Ciudad de Nueva York; Marta Elsa Fernández Pabellón, exsubsecretaria del Departamento de la Familia; Mariluz Franco Ortiz, psicóloga social comunitaria y activista antirracista; Irma Lugo Nazario, presidenta de la Junta del Centro de la Mujer Dominicana; y Digna Sánchez, activista de Nueva York, donde fue subcomisionada en el Departamento de Personas de Edad Avanzada. 

Organizaciones operan en precariedad

La junta describió cómo la pérdida de asignaciones legislativas llevó al cierre de organizaciones y cómo otras continúan operando en precariedad. 

“El gobierno cubría algunos de los gastos de estas organizaciones mediante asignaciones legislativas, pero, en los últimos cuatrienios, los donativos mermaron debido al déficit fiscal; la Asamblea Legislativa cambió sus prioridades o, a veces, por pura represalia”, señaló Moltalvo, quien fue parte de la junta de New York Women’s Foundation de 2015 a 2019. 

En Puerto Rico, hay alrededor de 11 mil organizaciones sin fines de lucro, en las que el 60 por ciento de las personas beneficiarias son mujeres. Sin embargo, actualmente, solo existen siete albergues de violencia doméstica; siete albergues para personas sin hogar, uno de ellos es solo de mujeres; hay 11 de servicios ambulatorios para féminas; hay ocho organizaciones que dan servicio directo a la comunidad LGBTTQIA+; tres que ofrecen servicios en salud sexual y reproductiva; y 16 que ofrecen servicios en consejería, psicología y grupos de apoyo a mujeres. 

“La brecha que hay con respecto a las organizaciones que dan servicio directamente a mujeres es grande. Es parte del proyecto de la fundación trabajar para cerrar esa brecha”, declaró Benítez Delgado, socióloga y activista de derechos humanos. 

La entidad no gubernamental ya ha impactado a organizaciones como Mujeres Ayudando Madres ($3,000), Coordinadora Paz para la Mujer ($5,000), Inter-Mujeres Puerto Rico ($3,000), Taller Salud ($5,000) y CADERAMEN ($3,000). 

“Desde las organizaciones, reconocemos la importancia de una iniciativa como esta, con personas que sabemos que tienen una conciencia sobre los problemas que están afectando a las mujeres de este país. Muchas de las organizaciones que recibimos fondos son fondos que ya vienen restringidos, que no nos permiten accionar efectivamente”, expresó la directora de Coordinadora Paz para la Mujer, Vilma González.  

Luchando contra la desigualdad, la pobreza y la falta de representación

La junta de la fundación presentó un perfil de la mujer puertorriqueña para entender el grado de desigualdad, marginación y invisibilidad que sufren. 

“Nosotros tenemos que hablar de pobreza y de desigualdad porque son dos conceptos estrechamente relacionados. La diferencia de salario entre hombres y mujeres es crucial. Somos las mujeres las que tenemos los salarios más bajos”, explicó Fernández Pabellón. 

La exadministradora de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF) informó que la participación de las mujeres jefas de familia es de alrededor de 51.7 por ciento y su ingreso promedio es de $11,400 anuales. En cambio, para los hombres el ingreso promedio es de $16,400. 

En términos de representación política, Fernós, primera procuradora de las mujeres en Puerto Rico, denunció que las féminas no ocupan ni un 30 por ciento en las cámaras legislativas. 

“Existe un déficit democrático de participación femenina. Nosotras estamos ausentes. Sabemos que hay que dar lucha, desarrollar estrategias y hay que presionar para que esa realidad cambie”, añadió Fernós. 

Las creadoras de la fundación señalaron que el Estado tiene la responsabilidad primaria e ineludible de garantizar la paz, la seguridad y el desarrollo de sus ciudadanas. 

“La privatización de los servicios, la Reforma de Salud y las medidas de austeridad aplicadas por los diferentes gobiernos han quebrantado la calidad de esos servicios de salud tanto para nuestras mujeres y nuestras niñas”, añadió Lugo Nazario. 

Por otra parte, la mesa redonda de la junta discutió la alarmante esfera de violencia machista que rodea la isla, evidenciada la última semana con el caso de la mujer trans Alexa. Igualmente, insistieron en que es necesario que se comiencen a implementar políticas que ya existen. 

“No se cuenta con un plan integral para implantar de forma efectiva los acuerdos, procedimientos, protocolos y políticas públicas ya establecidos para atender con urgencia la impunidad en los casos de violencia doméstica, agresiones sexuales, feminicidios, hostigamiento sexual en el empleo, desaparición de mujeres y niñas, entre otras formas de violencia de género”, denunció Benítez Delgado. 

“El panorama de las mujeres en Puerto Rico es sumamente difícil. Sin embargo, en vez de estar deprimidas, esto nos ha empoderado. Todas esas razones nos han llevado a insistir en la creación de la Fundación de Mujeres en Puerto Rico”, declaró entusiasmada la activista Digna Sánchez. 

El lanzamiento de la entidad se celebrará el próximo martes, 10 de marzo, a las 6:00 p.m. en el restaurante Condal Tapas en Condado. La fundación estará vendiendo sus taquillas por un donativo sugerido de $40. 

Comparte: