Exigen al gobierno medidas que atiendan las necesidades del pueblo

(Foto de la página de la Colectiva Feminista en Construcción)

Ante el anuncio de la gobernadora Wanda Vázquez Garced de otras reaperturas del sector económico y de espacios comunes, como parte de la orden ejecutiva que entre en vigor el 26 de mayo, las organizaciones Colectiva Feminista en Construcción y Comedores Sociales de Puerto Rico, junto a otros grupos, levantaron una campaña ofensiva exigiéndole al gobierno cumplir con cinco garantías mínimas antes de reabrir el comercio. 

A su vez, denunciaron, que la apertura programada para la semana próxima responde a los intereses de las empresas, y no surge para beneficiar al pueblo. En conferencia de prensa, también anunciaron que, a partir del próximo lunes, se llevarán a cabo las Brigadas por la vida en las que se distribuirán alimentos. 

“La gobernadora dice que la curva se aplanó, sin datos, ni rastreo, ni pruebas masivas. Dice que se aplanó cuando sabemos que cada día se registran cientos de casos y conocemos que hay gente muriendo. Contra toda ciencia y prudencia, la gobernadora ha decidido ceder a las presiones del sector capital, que pretende sacrificar a las personas trabajadoras y pobres para seguir acumulando capital, aunque eso suponga para ellos el contagio o la muerte. Mientras tanto, ignora las necesidades que aun permean en el país, y se resiste a tomar medidas para atajar el hambre, la vivienda y la seguridad de las personas que aquí vivimos”, explicó Shariana Ferrer-Núñez, de la organización política Colectiva Feminista en Construcción. 

Ferrer-Núñez calificó la reapertura como apresurada cuando no se han hecho pruebas suficientes para poder establecer si, en efecto, se está controlando el ritmo de contagio por COVID-19, y tampoco se han establecido protocolos efectivos para el rastreo. También, consideró que las acciones gubernamentales son irresponsables, pues se pretende lanzar a la gente a una normalidad ilusa, porque no se han atendido las necesidades del país.

Por su parte, Giovanni Roberto Cáez, portavoz de Comedores Sociales de Puerto Rico, resaltó que a medida que pasan las semanas más gente sin comida o con muy pocos recursos llama para solicitar “compras solidarias”. Durante la semana pasada, la organización distribuyó alimentos a sobre 3,000 personas. 

“La necesidad es demasiada y las respuestas muy pocas por parte de las agencias del gobierno. El gobierno podría abrir todos los comedores escolares para atender a la población que sigue en hambre, podría regular los precios de los alimentos y definitivamente podría asegurarle alimentos a la población mediante el programa del PAN, pero prefieren que el pueblo pase hambre para así justificar su llamada reapertura económica”, denunció el activista. 

 “Nosotras vamos a resistir las políticas de muerte del gobierno, aquí defenderemos la vida colectiva”, expresó Ferrer-Núñez.

“Y como somos nosotras, la clase pobre y trabajadora, quienes estaremos expuestas al contagio, somos nosotras quienes definiremos cómo y cuándo se lleva a cabo esa reapertura. Es por eso que le exigimos al gobierno que cumpla con cinco condiciones, que priorice y se responsabilice con atender la vulnerabilidad creada por políticas públicas en servicio de la mal llamada productividad”, añadió la portavoz de la Colectiva. 

Los reclamos 

  1. La expansión y aprobación rápida del Programa de Asistencia Nutricional, la apertura de los comedores escolares y congelación de los precios de alimentos. 
  2. El rastreo efectivo de contactos y realización de pruebas masiva como medida para evitar y prevenir la propagación del virus y conocer su comportamiento.
  3. Compensación de riesgo para empleados de servicios esenciales (Hazard Pay) de un 50% de su sueldo mensual, equipo protector e inspecciones a todo lugar de trabajo que sea reactivado. 
  4. Extensión de paralización de todo caso de desahucio en los tribunales hasta seis meses luego que se levante el toque de queda y asistencia para renta a familias de ingresos limitados. 
  5. Transparencia y comunicación efectiva con la población sobre las incidencias del virus y una campaña educativa masiva -libre de prejuicios racistas, sexistas, clasistas- con especial atención a las comunidades más vulnerables. La campaña debe comenzar al menos una semana antes de la apertura de comercios y espacios comunes. Esta campaña debe tener como objetivo crear conciencia sobre prácticas saludables para prevenir el contagio o la propagación del virus en las actividades diarias. 

“De no cumplirse con estas garantías —que son mínimas — estaremos movilizándonos, organizándonos y haciendo lo que se tenga que hacer. Nadie debe arriesgar su vida por $7.25, mucho menos por $2.13 la hora”, puntualizó Ferrer-Núñez. 

En la conferencia de prensa, Ferrer-Núñez también alertó sobre la situación precaria de la comunidad inmigrante en Puerto Rico.

“Hay una comunidad inmigrante que no tiene acceso a la asistencia del Estado. Esas experiencias no cuentan bajo el registro del Estado”, denunció.

Día Nacional de Acción por la vida

“La primera acción que organizaremos será este próximo lunes, 25 de mayo, donde llevaremos a cabo una serie de acciones de solidaridad y apoyo mutuo, simultáneamente, en diversos puntos de la isla en exigencia hacia el gobierno de Wanda Vázquez para que cumpla con estas condiciones de reapertura. Hemos denominado estas acciones ‘brigadas por la vida’, porque estaremos atendiendo el hambre — labor que le toca al Estado—, pero también porque con nuestra acción pretendemos hacer un llamado a las personas a que, ante esta coyuntura en que los pobres estamos aun más expuestos a la muerte, nos unamos para defender la vida, en contra de los intereses que pretenden atentar contra ella”, añadió Roberto Cáez.

Durante las Brigadas por la vida se servirán desayunos, almuerzos, se distribuirán compras y otros materiales, de acuerdo con las posibilidades de cada colectivo. Se invitó a otros colectivos a unirse a este Día de Acción Nacional mediante la realización de acciones de apoyo mutuo que, al mismo tiempo, demanden del gobierno las medidas anunciadas en conferencia de prensa. Se facilitará información de las acciones mediante un mapa, y se invitó a compartir mensajes en las redes sociales con los hashtags #BrigadasPorLaVida y #RCC. Las siglas se refieren a la consigna “reapertura, cuándo y cómo” que promueven los grupos. 

Las organizaciones también hicieron un llamado a que las personas continúen donando a Comedores Sociales de Puerto Rico, para hacer posible esta labor y posibilitar que la organización continúe haciendo trabajo de suplir la necesidad alimentaria a quien lo necesite durante esta pandemia. 

Lee también: Editorial: Sin quererlo, la gobernadora dio 10 razones por las cuales el país no está listo para más reaperturas

Comparte: