Los números no cuadran: Policía cuenta menos víctimas de violencia de género de las que hay

(Foto por Mari Blanca Robles)

Para el Negociado de la Policía de Puerto Rico, en lo que va de año, apenas se han cometido seis asesinatos que se clasifican como violencia de género. Sin embargo, el Observatorio de Equidad de Género recopiló información que apunta a que 11 mujeres han sido víctimas fatales en hechos que también se denominan como feminicidios íntimos, ya que son perpetrados por parejas o exparejas.

Las cifras de la Policía, en este renglón, no incluyen a tres mujeres que se sospecha que fueron asesinadas por sus exparejas. Tampoco se incluye otro caso en el que, según trascendió, la expareja de la mujer habría ordenado su asesinato desde la cárcel, por lo que sería el autor intelectual del delito. De la misma forma, tampoco se incluye a la vecina del guardia penal Pedro Collazo, a quien este mató a balazos poco después de haber asesinado también a su expareja en Santa Isabel y a un compañero de trabajo en la cárcel de Guayama.

Policía no clasifica mujeres trans entre las mujeres asesinadas

El documento oficial de la Uniformada excluye del mismo modo seis transfeminicidios, cinco de estos de mujeres trans.

De acuerdo con el Observatorio de Equidad de Género, se califica como transfeminicidio las muertes violentas de mujeres, niñas y personas trans por motivo de su identidad de género o sexualidad diversa.

“Aquí, queremos resaltar la desprotección y que no hay un conteo de casos de estas personas. Si no los reportamos, no aparecerán en ningún otro informe”, explicó la coordinadora del Observatorio, Irma Lugo Nazario, sobre la importancia de incluir los transfeminicidios en su informe. 

Documentadas las deficiencias de las estadísticas de la Policía

Un estudio publicado el año pasado titulado La persistencia de la indolencia: feminicidios en Puerto Rico 2014-2018, realizado entre Proyecto Matria y Kilómetro Cero, con el apoyo de Oxfam América, concluyó que, por año, la Policía informó de 11% a 27% menos mujeres asesinadas que los resultados de esta investigación.

Lee aquí: Indolentes la Policía y el gobierno ante alta tasa de feminicidios

Clasificación del Observatorio responde a consenso internacional

En total, según el Observatorio de Equidad de Género, se han cometido 37 feminicidios desde enero al 30 de septiembre de 2020, de los cuales 27 son directos y 10 son indirectos. Esta última clasificación, se refiere a muertes violentas de mujeres que se ven afectadas de manera indirecta como consecuencia de otro acto, como venganza, violencia por tráfico de drogas y otros. 

Lugo Nazario explicó que la clasificación que su entidad hace de los feminicidios está basada en las definiciones y tipos de feminicidios establecidos en el Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género (femicidio/feminicidio), elaborado por la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH, 2016). El Observatorio de Equidad de Género es un proyecto que busca monitorear y analizar la situación de violencia de género en Puerto Rico, generar recomendaciones de política pública y fiscalizar la respuesta de las agencias gubernamentales ante este problema. 

“La inconsistencia es bien grande… Entendemos que la Policía maneja el tema y las incluye como víctimas de violencia de género solamente si se ha esclarecido desde el punto de vista judicial… Eso invisibiliza el problema porque no es que no sucedió, pero si dependen de esa circunstancia, ¿cuándo los van a contar, tres años después?”, señaló, por su parte, Debora Upegui-Hernández, analista del ente fiscalizador.

Según la profesional, incluso si los casos se resuelven en los tribunales años después, la Policía tampoco actualiza las estadísticas para establecer con claridad que fueron motivados por violencia doméstica.

También se evidencia la falta de protocolos actuales que tomen en cuenta los cambios de género de las mujeres trans, lo que constituye un nuevo discrimen contra esta población y, a largo plazo, hasta se desincentiva que denuncien casos de agresiones en su contra porque las autoridades eligen verlas bajo un género con el cual no se identifican, resaltó Upegui-Hernández.

Lee también: Son 37 los feminicidios perpetrados en lo que va de 2020

Procuradora de las Mujeres no lleva estadísticas

Por su parte, la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) no recopila sus propias estadísticas de crímenes cometidos contra mujeres, sino que se deja llevar por las cifras que recoge y clasifica el Negociado de la Policía y, así mismo, las repite a pesar de que es la agencia llamada a velar por el bienestar y los asuntos de todas las mujeres. La OPM también es responsable de darles seguimiento a las agencias que no cumplen con su deber ministerial. 

Unegui-Hernández dijo que la OPM debe llevar sus propias estadísticas y recopilación de datos. Al depender de lo que dice la Uniformada, sin revisar esa información ni analizarla bajo el crisol de lo que recomiendan organizaciones internacionales que trabajan con la violencia hacia las mujeres, está a ciegas ante el tema, no puede exigir acción a las agencias, ni hacer recomendaciones de política pública, ni denunciar otras fallas, evaluó Upegui-Hernández. 

La procuradora Lersy Boria Vizcarrondo dijo, recientemente, que el gobierno central no le asigna los fondos que necesita y que, desde el 2016 hasta ahora, tuvo una reducción de aproximadamente $1 millón. Asimismo, dijo que se redujo, dramáticamente, la cantidad de empleados de la dependencia de 56, en el 2009, a 17, lo que representa una merma de 70%.

Upegui-Hernández recordó que la coyuntura histórica por la COVID-19 en que los casos de violencia machista se disparan ante el estresor que implica una cuarentena y las condiciones restrictivas que, a su vez, desembocan en altos niveles de desempleo. Establecer con rigurosidad las causas de los crímenes que se perpetúan contra las mujeres es indispensable para ver la magnitud del problema, aseguró.

Las víctimas  

Las mujeres que han sido asesinadas en lo que va de año y que la Policía reconoce que el móvil fue la violencia doméstica son Katherine Y. Ruiz, de 26 años, asesinada el 5 de marzo en Aguada por su expareja; Yolanda González Muñoz, de 49 años, asesinada el 16 de marzo por su pareja en la oficina de una psicóloga clínica en Aguada; Ashley Marie Rodríguez Torres, de 27 años, asesinada el 29 de marzo en Mayagüez por su pareja; Yamari Valera Resto, de 38 años, asesinada el 23 de agosto en Guaynabo por su compañero; Marilyn Reyes Ayala, de 46 años, asesinada el 16 de septiembre en Santa Isabel por su excompañero; y Francheska Ayala Vélez, de 28 años, asesinada el 19 de septiembre en Mayagüez por su excompañero.

Aunque las autoridades no reconocen estos casos como feminicidios íntimos, el Observatorio de Equidad de Género establece que las siguientes mujeres fueron asesinadas en medio de incidentes de violencia machista: Rosa Castillo Carranza, de 50 años, asesinada el 17 de marzo en Juncos por sicarios que habrían sido contratados por su expareja; Renee Jack, de 19 años, asesinada el 9 de mayo en Gurabo por su expareja; Verónica Soto Cruz, de 37 años, asesinada el 17 de julio en Hatillo por su expareja. 

El asesinato de Alexandra Cardona Torrado, de 27 años, se considera como un feminicidio íntimo-vinculado, ya que fue ultimada a balazos, el 26 de junio en Arecibo, por la expareja de su amiga con quien estaba al momento de los hechos. Igualmente, se considera como vinculado a feminicidio íntimo el asesinato Jaimette Sánchez Ledee, de 45 años, asesinada por su vecino el 17 de septiembre en Patillas.

Las muertes violentas de Felicita Rosado Santiago, de 86 años, perpetrado por su hermanastro; y el de Aida González Rosado, de 70 años, cometido por su tío y vinculado al de Felicita; están consideradas como feminicidios familiares, según la recopilación del Observatorio.

Mientras, se ignoran como feminicidios los asesinatos de las mujeres trans Alexa Negrón Luciano, de 28 años, asesinada el 24 de febrero en Toa Baja; Penélope Diaz Ramírez, de 31 años, asesinada el 13 de abril en Bayamón; Serena Angelique Velázquez, de 32 años, y Layla Peláez, de 21 años, ambas asesinadas el 22 de abril en Humacao; y Michellyn Ramos Vargas, de 32 años, asesinada el 30 de septiembre en San Germán.

Hay otros seis asesinatos cuya causas se desconocen: Carolina Báez Nieves, Luz Mirella Pizarro PérezJoycette Alvarado GonzálezDeborah Durán GualdarramaMildred Williams Martínez y Miriam Hernández Torrez.

 

Comparte:
Istra Pacheco
Escrito por Istra Pacheco
Yaucana. Completó su bachillerato en Comunicación Pública en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. Como periodista, lleva sobre 20 años acumulando experiencias a nivel nacional e internacional. Ha cubierto juicios de alto perfil y desarrollado investigaciones periodísticas que le han valido variados reconocimientos. En años recientes, dirigió el Departamento de Noticias de Radio Universidad y fue editora de la versión impresa del periódico Metro. Es la primera vicepresidenta de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico.