Inicia proyecto piloto para atender la violencia de género en el Tribunal de Utuado 

Protesta de la Colectiva Feminista en Construcción frente al Cuartel General de la Policía

(Foto de archivo de Ana María Abruña Reyes)

Con el propósito de ampliar el alcance de la Sala Especializada en Violencia Doméstica (SEVD) y atender delitos de violencia sexual, la Rama Judicial iniciará hoy, miércoles, el proyecto piloto de la Sala Especializada para Casos Violencia de Género (SEVG) en el Tribunal de Utuado. 

El proyecto piloto manejará casos criminales y aspectos civiles, como las órdenes de protección relacionadas con violencia sexual. Asimismo, atenderá los artículos de abuso sexual de la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores (Ley 246-2011). 

“Le llamamos ‘violencia de género’ al ser un término más inclusivo que permite incluir la violencia doméstica y la violencia sexual”, explicó la directora interina de Programas Judiciales, Carmen Sanfeliz Ramos. 

Como parte de la iniciativa, se implementará un sistema de videoconferencia para los casos civiles, en el cual la víctima podrá solicitar una orden de protección y ofrecer su testimonio a través de ese servicio. 

“Si lo haces [la orden de protección] por el tema de la videoconferencia, no tendrían incluso que encontrarse físicamente [la víctima y el presunto agresor]”, explicó Sanfeliz Ramos.

“Es otra manera también de que los procedimientos en el tribunal se modifiquen a las necesidades que tienen las víctimas”, agregó.

Simultáneamente, el Departamento de la Familia ahora cuenta con enlaces, que no tenía en la sala de violencia doméstica, para atender los asuntos de violencia sexual de manera integral, según Sanfeliz Ramos. 

Casos criminal de violencia sexual presentados en Tribunal de Primera Instancia de Puerto Rico 2017-2018

“Son más de 20 colaboradores entre municipios, agencias del estado y organizaciones no gubernamentales que se unen a este esfuerzo”, indicó la directora interina. 

Algunos de estos grupos son el Centro Salud y Justicia, Hogar Ruth, Instituto Prevocacional e Industrial de Puerto Rico, Fundación Alas a la Mujer, Corporación de Servicios Legales de Puerto Rico, Centro de la Mujer Dominicana, Oficina para la Promoción y Desarrollo Humano y Hospital General de Castañer. 

Los acuerdos colaborativos buscan atender otras necesidades de las víctimas de violencia sexual aparte del remedio legal como asesoría psicológica y capacitación en proyectos de autogestión, explicó Sanfeliz Ramos. 

“Todo para ayudarles que no dependan económicamente de la persona que causa esa violencia”, explicó la profesional. 

La Sala Especializada para Casos Violencia de Género, en Utuado, atenderá los casos en la misma instalación en la que se trabaja con los de violencia doméstica, pero con un personal asignado. 

Por su lado, en la sala de violencia doméstica, las partes utilizan entradas a la sala distintas y tienen salas de espera separadas. 

El único momento en que las personas se encuentran es en el salón de sesiones ante el juez o la jueza, indicó Sanfeliz Ramos. 

Como parte del proyecto, se proveerá un área especial para ubicar a los menores que sean víctimas de las modalidades de maltrato sexual, que se atenderán en la nueva sala. 

Asimismo, se considerarán los delitos del Código Penal relacionados con la violencia sexual como actos lascivos, acoso sexual, agresión sexual, incesto, tentativa de agresión sexual y tentativa de incesto. 

“Para las poblaciones adultas, se utilizan los artículos del Código Penal porque no hay una ley especial hasta el momento”, aclaró la asesora legal de Programas Judiciales Adriana Alonso Calderón.

“La ley especial de violencia sexual solamente trabaja con el aspecto civil”, dijo.

En Utuado, la Sala Especializada en Casos de Violencia Doméstica seguirá atendiendo los casos bajo la Ley de Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica (Ley 54-1989). Se escogió la región judicial de Utuado porque, aunque tiene un volumen bajo de casos de violencia doméstica, se reportaron bastantes incidentes de violencia sexual en el año fiscal 2017-2018. 

“El año pasado, por ejemplo, hubo [en Utuado] 27 denuncias de violencia sexual vis-à-vis Bayamón que tenía 30”, elaboró Alonso Calderón.

La región judicial de Bayamón atiende 10 municipios, mientras que Utuado solo cuenta con cuatro, por lo cual la diferencia de tres casos en delitos de violencia sexual es desproporcionalmente mayor.

El juez coordinador del proyecto, Elvin R. Talavera Peraza, atenderá la sala en Utuado y se encargará de que funcione adecuadamente. 

Los tribunales satélites de Utuado, en Adjuntas y Lares, –que son más pequeños y responden a la misma región judicial– manejarán casos de violencia sexual y doméstica, en los que la persona perjudicada solicite una orden de protección ex parte (orden provisional) o que solo la denunciante acuda a las vistas. En la vista final, el juez Talavera Peraza escuchará a ambas partes en la nueva sala en el Tribunal de Utuado. 

Para ofrecer estos servicios legales, se les brindará transportación a las dos partes. 

“Tenemos acuerdos de colaboración también con los municipios y la Policía para garantizar transportaciones desde los barrios más remotos”, mencionó Alonso Calderón. 

Tanto Alonso Calderón y Sanfeliz Ramos expresaron que el personal de la sala, como jueces, policías y fiscales, contará con la capacitación necesaria para atender situaciones de violencia sexual. 

“Es importante que todos los agentes conozcan cuáles son las necesidades de estas víctimas”, señaló Alonso Calderón.

La asesora legal Alonso Calderón aclaró que hay que instruir tanto a las víctimas como a los victimarios sobre los procesos legales para que sepan a qué se enfrentarán y qué esperar del proceso judicial. 

Convicciones por delitos de violencia sexual en Utuado

En el caso de las partes peticionarias –las víctimas o sobrevivientes–, recibirán material educativo para estar empoderadas al momento de ofrecer sus testimonios. En el caso de las partes peticionadas –los imputados–, tendrán la información para que entiendan a qué es lo que se exponen. 

Por otro lado, la asesora señaló que el proyecto piloto no responde a los incidentes que han ocurrido recientemente, sino que ha ido desarrollándose por dos años. 

“La Rama Judicial es consciente de que la problemática lleva muchos años sin atender o atendiéndola a medias. De alguna manera, la violencia sexual iba subyacente a los demás tipos de violencia”, dijo. 

Indicó que la sala se enfocará en asuntos de violencia sexual para trabajar con enfoque en distintas manifestaciones de la violencia por razón de género. 

“Los casos de violencia sexual estaban en un segundo plano porque no se les proveen los servicios especializados”, explicó Alonso Calderón. 

Por su parte, Sanfeliz Ramos detalló que los programas de desvío deben ser evaluados para confirmar que son efectivos y evitar que el agresor vuelva a cometer actos de violencia. 

“Es un área [los programas de desvío] que hay que trabajar, y es importante que se les dé seguimiento porque la ley provee esa alternativa, pero hay que constatar si estos programas están cumpliendo con los propósitos para los que fueron creados”, expresó la directora interina. 

Actualmente, se ha implementado la Sala Especializada en Violencia Doméstica en las regiones judiciales de Arecibo, Bayamón, Caguas, Carolina, Fajardo, San Juan y Utuado, que conforman siete de las 13 divisiones.

La próxima Sala Especializada en Violencia Doméstica se iniciará en la región judicial de Ponce antes de culminar el 2019. La Rama Judicial planifica implementar esta sala el próximo año fiscal en Humacao, Guayama y Mayagüez, luego de evaluar cada región. 

Para solicitar una orden de protección, se debe completar el formulario para la petición de orden (OAT 996) en cualquier sala municipal del Tribunal de Primera Instancia o en cualquier Sala Especializada de Violencia Doméstica o en la nueva Sala Especializada para Casos Violencia de Género. Igualmente, la petición puede solicitarse en el cuartel de la policía más cercano. 

Comparte: