Casa Protegida Julia de Burgos reabrirá albergue en el área sur

En la foto, la directora ejecutiva de Casa Protegida Julia de Burgos, Coraly León Morales; las facilitadoras Inés Marrero y Coralymar González; y la asistente Gabriela Vázquez.

Tras ocho años de cierre debido a recortes presupuestarios, la organización Casa Protegida Julia de Burgos reabrirá su segundo albergue para sobrevivientes de violencia doméstica, en el área sur, para responder al aumento de feminicidios y para ofrecer servicios fuera de la zona metropolitana.

“Es una forma de reforzar nuestro compromiso con las personas sobrevivientes de violencia doméstica y sus hijas e hijos, y poder atender las necesidades actuales ante el aumento de casos de violencia de género en el país. Nos emociona abrir luego de ocho años de estar cerrados y de un proceso de grandes retos para lograr sostener los servicios esenciales que brinda la organización”, compartió la directora ejecutiva de Casa Protegida Julia de Burgos, Coraly León Morales.

La directora detalló que tomó dos años de planificación y que se encuentran en la fase de contratación de personas profesionales solidarias, empáticas y comprometidas con la erradicación de la violencia de género. El albergue contará con diez camas y tres cunas.

“No es un proceso fácil, pero sabemos lo que significan los servicios de albergue de emergencia, que hacen una diferencia entre la vida y la muerte de una sobreviviente. Por eso, asumimos el reto”, señaló León Morales sobre el albergue que contará con servicios de trabajo social, psicológicos, representación y orientación legal, acompañamiento, facilitación y enfermería.

La directora explicó que, desde hace meses, personas voluntarias arreglaron y acondicionaron la estructura. Además, recibieron donaciones de camas, muebles y equipos para cubrir las necesidades de las sobrevivientes y sus hijas e hijos.

Este segundo albergue de Casa Protegida Julia de Burgos se convierte en el noveno de la Red de Albergues de Violencia Doméstica de Puerto Rico. El primer albergue de Casa Julia, en el área norte, abrió sus puertas en el 1979.

“En un contexto de pandemia, de crisis nacional y de estado de emergencia ante el alza en el número de personas que enfrentan la violencia de género, la reapertura de nuestro segundo albergue es un paso histórico. Con la reapertura de este albergue, Puerto Rico cuenta con nueve albergues de emergencia para atender a sobrevivientes de violencia doméstica”, subrayó, por su parte, la presidenta de la Junta de Directoras de Casa Protegida Julia de Burgos, la licenciada Olga López Báez.

Para lograr la reapertura, solo faltaba la identificación de los fondos para cubrir gastos operacionales, que se lograron gracias a una propuesta dirigida al Programa de Soluciones de Emergencia (ESG), que aprobó la legislatura municipal de Ponce. Estos fondos permiten que se comiencen los servicios de albergue, y cubren gastos por un año.

“Me llena de regocijo que la Casa Protegida Julia de Burgos reabra sus puertas y que
nuestra administración haya sido un ente facilitador para así lograrlo. Como alcalde, es mi anhelo que ninguna mujer sea maltratada, pero mientras seguimos educando para que eso no ocurra, damos gracias a albergues como este, que brindan a las mujeres y a sus hijos, las herramientas de ayuda necesarias para romper patrones de violencia”, expresó el alcalde de Ponce, Luis M. Irizarry Pabón.

Casa Protegida Julia de Burgos tiene 42 años de acompañamiento y apoyo a sobrevivientes de violencia doméstica y sus hijas e hijos. Desde la organización, se ofrecen los siguientes programas: Programa de Mujeres Residentes (albergue), Programa de Rapid Re-Housing, Programa de Vivienda Permanente (VIA), Programa de la Niñez y Programas No Residenciales (Aguadilla y Ponce).

Como parte de la fase de contratación, se reclutarán a profesionales de enfermería, trabajo social, facilitación, administración y psicología. Personas interesadas, pueden enviar su resumé a admnistracion@casajulia.org.

Asimismo, quienes quieran hacer trabajo voluntario pueden llamar al (787) 723-3500. Para darle continuidad al albergue, puede hacer un donativo solidario mediante tres métodos: ATH Móvil: Donar/CasaJulia, PayPal: apoyoajulia@gmail.com y BPPR: 027-256995.

Lee también: Programa de la Niñez de Casa Julia reenfoca servicios para educar a hijos e hijas de participantes 

Comparte: