Mariana Carbajal comparte técnicas para coberturas sobre violencia de género

Fotos por Ricardo Rodríguez / Centro de Periodismo Investigativo

La periodista argentina Mariana Carbajal ofreció a un grupo de estudiantes, editores y periodistas de Puerto Rico el taller ¿Cómo cubrir las denuncias de violencia sexual y violencia doméstica?, el viernes 12 de agosto, en el marco de la jornada educativa de la Unidad Investigativa de Género, una alianza entre Todas y el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). 

En el encuentro, auspiciado por Coordinadora Paz para las Mujeres, les participantes adquirieron herramientas para hacer un periodismo con enfoque de género y derechos humanos. También, conocieron los mitos más comunes que aparecen en la prensa sobre las personas agresoras, víctimas y sobrevivientes, y recibieron recomendaciones y buenas prácticas para cubrir la violencia que sufren las mujeres e identidades diversas.   

Según Carbajal, la cobertura con enfoque de género es una metodología de análisis, que requiere observación y comprensión sobre la desigualdad histórica que viven las personas en la sociedad. 

“No significa tergiversar la realidad, no es cambiar la información, no son noticias falsas. Es mirar lo que otros no ven y generar una reflexión. Es cuestionar qué vemos y a qué voces le damos prioridad”, aclaró la comunicadora feminista con más de 25 años de experiencia. 

Participación y representación de las mujeres en las noticias 

Durante el taller, destacó los resultados del monitoreo global de noticias de 2020 de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (conocida como WACC por sus siglas en inglés), una organización que cada cinco años revisa por un día las historias publicadas en periódicos, difundidas en páginas web y transmitidas por radio y televisión. 

En el caso de Puerto Rico, apenas un 35 por ciento de los sujetos y fuentes de la noticia en la prensa fueron mujeres. Un 36 por ciento en la radio y un 38 por ciento en la televisión. De acuerdo con la periodista, estos datos coinciden con el panorama de los medios en Argentina.  

Mitos y realidades sobre violencia sexual y violencia doméstica 

  • La única persona culpable de la violencia física, sexual y emocional es la persona agresora. Nunca es la sobreviviente.
  • La persona agresora -en su mayoría hombres- no está enferma, no es violenta por naturaleza, no es un ser monstruoso ni irracional. Los hombres agresores son personas que maltratan a sus parejas o exparejas. 
  • La violación no está relacionada al deseo sexual. Es una situación de sometimiento y poder. 
  • No es un crimen pasional. No la amaba tanto que la mató. Es un feminicidio y la asesinó por razón de género. 

Técnicas para entrevistar a sobrevivientes de violencia

  • Preguntar cómo desea ser identificada. Puede ser por su nombre propio, iniciales o nombre ficticio para proteger su privacidad y seguridad.  
  • Explicar las implicaciones de la exposición mediática tras la publicación del reportaje.
  • Hacer preguntas abiertas. Por ejemplo: ¿qué acontecimientos concluyeron en el ataque? ¿qué hizo después del ataque? ¿qué espera con la denuncia? 
  • Permitir que la persona cuente lo que quiera contar. Pues, luego de un evento traumático, es posible que no recuerde todos los detalles y no pueda responder las 5W (qué, quién, cuándo, dónde y por qué) de una noticia. 
  • Nunca preguntar: ¿Qué hiciste para que se enojara y te pegara? ¿Por qué estabas en esa relación? ¿Qué ropa tenías puesta? ¿Por qué andabas sola? Este tipo de preguntas responsabiliza a la sobreviviente. 
  • Ofrecer información sobre servicios de apoyo y contactos de organizaciones o agencias gubernamentales que brindan ayuda. 

Cuidado con el uso del lenguaje 

  • No apareció muerta, la mataron. 
  • No es una tendencia ni un caso aislado. Es un fenómeno social, cultural y un problema de derechos humanos. 
  • No fue una violación en manada; fue una violación en grupo. 

Recordatorios para periodistas 

La periodista Mariana Carbajal enfatizó que los casos de violencia de género deben cubrirse como problemas sociales, donde el Estado tiene la responsabilidad de prevenir, intervenir y sancionar. Además, mencionó que estas noticias son una oportunidad para educar a la audiencia sobre los mitos del amor romántico y el círculo de la violencia. 

Exhortó a amplificar las voces expertas y a integrar un contexto sobre la temática con organizaciones defensoras de derechos humanos, ya que usualmente lo que aparece en la prensa es la fuente policial y los detalles morbosos. 

También, la documentalista de Cuerpos Juzgados explicó que hay que tener cuidado con la insistencia a la denuncia. 

Lee también: Mariana Carbajal visibiliza consecuencias de prohibir el aborto en el documental “Cuerpos juzgados”

“Es parte de una estrategia, pero hay que pensar cuál es la mejor para la sobreviviente porque, a veces, los tribunales pueden revictimizar a las mujeres. Por eso, es importante el acompañamiento y pensar en lo que ella quiere vivir. Saber que con la denuncia no se acaba el problema”, dijo durante el taller, que fue coordinado por el Instituto de Formación Periodística del CPI

Carbajal, reportera en el periódico Página 12, no se despidió sin antes recordar que reseñar este tipo de cobertura es agotador y que es crucial desarrollar técnicas de autocuidado. 

“Lo digo, después de muchos años y de aprender ciertas estrategias. Tenemos que sacarnos esa responsabilidad. No somos trabajadoras sociales, psicólogas, abogadas ni juezas. Somos periodistas, y ya es mucho lo que hacemos escuchando y escribiendo sobre estos temas. Ya estamos haciendo la diferencia”.

Comparte: