Marcha Violeta de Siempre Vivas Metro

(Fotos: Alejandra Lara Infante)

Al ritmo de la plena y la consigna “todas las mujeres, todos los derechos, todos los días”, inició ayer, miércoles, la Marcha Violeta para denunciar la violencia de género en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico y conmemorar el Día Internacional de No Más Violencia Contra las Mujeres.

 

Estudiantes, docentes y distintas organizaciones se reunieron en la Plaza de los Vientos para comenzar la caminata que tenía como objetivo reclamar espacios seguros y libres de violencia en el primer centro docente del país.

“Creemos que es posible construir otra vida. Creemos que, a pesar de la rabia, de la tristeza, del dolor, de la pérdida, hay esperanzas. Que se puede caminar y caminar juntes”, expresó la profesora Elithet Silva-Martínez, miembro de Siempre Vivas Metro, colectivo que convocó la marcha.

Siempre Vivas Metro es una iniciativa de estudiantes, profesores y colaboradores comprometidos con avanzar hacia la erradicación de la violencia de género en sus múltiples manifestaciones.

Tras denuncias recientes de hostigamiento sexual en el recinto, la organización se comprometió con generar espacios para concienciar sobre la violencia de género, dialogar acerca de las problemáticas que afectan a las mujeres en toda su diversidad, y formar enlaces con organismos que proveen servicios a sobrevivientes de distintos tipos de violencias.

Luego de cantar múltiples consignas para visibilizar los reclamos y los derechos de las mujeres, una de las integrantes se dirigió a la comunidad estudiantil para hacer un llamado.

“Vamos hacer una pequeña reflexión. Si tuviésemos que nombrar todas las mujeres que han sido asesinadas en los últimos años por razón del género, por sus parejas, exparejas, conocidos, desconocidos, por la razón que fuera, por ser mujeres; tuviésemos que darle 50 vueltas o más a este recinto. Así que esta marcha tiene como propósito reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos y sobre la sociedad a la que aspiramos. Así que vamos a continuar marchando en reflexión y silencio para recordar a todas aquellas que no están hoy día con nosotres”, expresó Lenna Garay, integrante de Siempre Vivas Metro.

Al llegar a la biblioteca José M. Lázaro, tres estudiantes interpretaron una pieza teatral titulada Día 16, del dramaturgo uruguayo Federico Roca, en la que se presentaba una escena familiar con violencia de género.

Lee aquí: Pieza teatral “Día 16” aporta al diálogo urgente sobre la violencia de género

Desde la Lázaro, se movilizaron hasta al frente de Torre de la universidad para continuar la conmemoración al son de la bomba. Los estudiantes y profesores se organizaron formando un círculo, y musicalizaron un poema de Zuliani Calderón Negrón, quien fue asesinada por su expareja el año pasado.

“Porque estos nombres y estos casos, hablamos muchas veces de casos, tienen rostros. Allí, el rostro de Zuliani, a quien honramos. Honramos su memoria, honramos su amor por su familia, honramos sus poemas. Zuliani está”, reflexionó Elithet Silva-Martínez.

Estudiantes confrontan al rector

En la actividad, se encontraba el rector de la universidad Luis A. Ferrao Delgado, quien fue confrontado por varios estudiantes por la manera en que el recinto ha manejado las denuncias de hostigamiento sexual.

Este año, según cifras provistas por la oficina de Título IX, organismo encargado de proteger a las personas y estudiantes del discrimen sexual en instituciones educativas, se han presentado 30 quejas en las modalidades de acecho, violencia de género, agresión sexual, actos lascivos, hostigamiento sexual y discrimen por sexo y género en el recinto riopedrense.

Una encuesta que realizó Pulso Estudiantil en septiembre de 2018, apunta que solo 4.8% de los encuestados en la comunidad subgraduada reportaron oficialmente a la institución un caso de hostigamiento sexual. 

“Llevamos años pidiendo la lista de nuestros agresores en nuestras asambleas porque queremos sentirnos seguras en nuestros cursos. Usted es el rector de Río Piedras, ¿cómo que usted no tiene que decir nada, ni dar nada?”, reclamó Ariadna Rubio estudiante de Ciencia Política a Ferrao Delgado, quien contestó “ahí, está la abogada de Título IX para que hablen con ella”.

A eso de la 1:30 p.m., la actividad finalizó con un baile de bomba, y las personas participantes se dirigieron a retomar sus tareas. 

Comparte: