Líderes comunitarias sostienen vidas en las emergencias

(Foto suministrada. En primer plano, Modesta Irizarry, Tanisha Gaspar, María Villegas y Jennifer de Jesús.) 

A pesar de los retos económicos, sociales y de salud pública que enfrenta Puerto Rico, las mujeres son quienes están al frente y luchan por levantar a las comunidades.  

“He aprendido que los líderes comunitarios de mi Loíza no se rinden a pesar de las adversidades, a pesar de que el gobierno no nos da muchas alternativas. No nos rendimos”, expresó la líder comunitaria María Villegas.

Villegas fue una de las participantes del panel “El pueblo salva al pueblo: La mujer líder y su rol en la recuperación comunitaria”. La charla, que organizó Taller Salud, se llevó a cabo, el jueves, en conmemoración del Día de Acción Global por la Salud de las Mujeres. El encuentro contó, además, con las intervenciones de las promotoras de salud Danaliz Dávila Fuentes y Jennifer de Jesús Soto, gerente de Programas de Comunidad y Liderazgo de Taller Salud

“Hemos aprendido que el rol del liderato comunitario es el centro para sostener la vida en las comunidades”, compartió la moderadora de la actividad, Grace Blanco.  

Las líderes de Loíza compartieron sus experiencias y estrategias para ayudar, desde diversos frentes, a la construcción de una sociedad más equitativa. 

Las múltiples emergencias que han transcurrido, en los últimos años, han evidenciado la deficiencia del gobierno en ofrecer las ayudas de recuperación, y han sido las organizaciones comunitarias las que han tomado el lugar de atender las necesidades del pueblo.  

“Las ayudas no llegan. La gente tiene que exponerse antes de recibir ayuda”, denunció, por su parte, De Jesús Soto. 

“Durante las emergencias, es cuando la comunidad necesita nuestro máximo apoyo”, compartió Villegas. 

Más que una comunidad

Desde niña, a Villegas le inculcaron el valor de servir a la comunidad, y ha visto cómo las mujeres siempre han dado la batalla. 

“Mi familia ha fomentado el liderato de generación en generación. De ahí, nace mi amor por liderar y apoyar a las comunidades”, compartió en la charla.  

Ella llegó a Taller Salud por la emergencia del huracán María en 2017. Entendía que tenía que alimentar a su comunidad, a su familia. 

En ese momento de crisis, cocinó para las dos comunidades cercanas. Aunque la ayuda del municipio no llegó rápido, no se rindieron. 

“El gobierno debe estar presente, pero no está. Por eso, es que somos los líderes comunitarios los que estamos al frente para apoyar a nuestras comunidades en medio de estas emergencias”, declaró Villegas.

Desigualdades sociales que pesan 

Las panelistas insistieron en que las personas con más necesidades son mujeres que no tienen acceso a recursos como el desempleo, la tarjeta de la Familia, los cupones y otras ayudas. 

Asimismo, Dávila Fuentes explicó que muchas puertorriqueñas no tienen vehículos para ir a comprar comida o ir al médico, y, en estos momentos, la transportación pública está paralizada.  

“Hay una desigualdad social en Puerto Rico terrible. Un acceso igualitario a la salud no lo hay”, puntualizó Dávila Fuentes. 

La líder comunitaria expuso que la pandemia ha vuelto más vulnerables a las mujeres en sus hogares. Añadió que el consumo de alcohol y drogas se ha disparado.  

La comisionada escolar relató que, a pesar de estar en riesgo, continúa trabajando y cumpliendo con sus tres agendas: la laboral, familiar y comunitaria. 

El día de trabajo de Dávila Fuentes acaba justo cuando suena la campana del toque de queda. Ayudar a las 218 familias que viven en su comunidad es su prioridad.  

Mayor participación ciudadana en el gobierno 

De Jesús Soto, quien posee 17 años de experiencia con jóvenes y mujeres, argumentó que lo más fundamental para crear un plan de recuperación es involucrar a la ciudadanía.

“La mejor estrategia es escuchar a esas mujeres y líderes de las comunidades que son las personas afectadas en los procesos de emergencia”, recalcó.   

La educadora enfatizó en que se debe establecer estrategias efectivas, y garantizar que los recursos disponibles lleguen a quienes realmente lo necesiten, siempre con una perspectiva desde la equidad.

“Al final, lo que queremos lograr es estabilizar la vida y lograr la seguridad de las personas”, añadió De Jesús Soto.  

“Necesitamos un buen protocolo de emergencia. Necesitamos participación ciudadana para una recuperación”, insistió Villegas.  

Durante la pandemia, Taller Salud se ha comunicado con las afectadas para conocer sus necesidades y discutir cuáles pueden ser las soluciones para el bien de todas. Las panelistas invitaron al gobierno a conectar con las organizaciones comunitarias para conocer la realidad de la emergencia

“Las estrategias las creamos en conjunto”, manifestó De Jesús Soto.

Comparte: