La idea nórdica de una sociedad de bienestar para todas las personas

La maternidad en Finlandia

(Foto por Simon Rae en Unsplash)

(Read the English version)

Finlandia es uno de los países más estables y seguros del mundo. No es extraño encontrar consistentemente el nombre de esta nación de cerca de 5.5 millones de habitantes entre los primeros lugares en listas de posiciones sobre educación, libertad de prensa y políticas que fomentan el bienestar de sus ciudadanos.

Cuando se trata de evaluar las condiciones de vida de las madres, Finlandia ocupa el segundo lugar, justo después de Noruega, en el informe que Save the Children, El estado de las madres del mundo. Se trata de un país que concede tiempo pago a las madres y a los padres para adaptarse a la llegada de un nuevo miembro a la familia, que provee educación temprana y cuidados médicos accesibles para todas las personas.

Para conocer más detalladamente cómo es el sistema finlandés, le hicimos varias preguntas a la colega periodista finlandesa Maija Koski, quien es editora jefa de Vauva & Meidän Perhe, Sanoma Media Finlandia en Helsinki. Esto fue lo que nos respondió:

¿Cómo describirías tu experiencia como una madre trabajadora en Finlandia? ¿Crees que es una experiencia común entre las madres finlandesas?

En Finlandia, la norma social es que las mujeres tienen un empleo, así tengan o no tengan hijos. No es común estudiar una carrera y luego tomar la decisión de ser ama de casa o trabajar solo medio tiempo. Mi propia madre tuvo cuatro hijos y trabajaba a tiempo completo como dentista, así que, de niña, nunca pensé que no sería posible tener un trabajo y tener hijos.

Claro que las mujeres en Finlandia sienten estrés combinando sus roles como trabajadoras a tiempo completo y madres. Pero, además de la norma social, hay políticas públicas que contribuyen a hacer menos complejo el reto de ser una madre trabajadora en nuestro país.

Primero, tenemos un buen sistema de cuido y educación preescolar que es financiado por los impuestos que pagamos y asequible para todas las familias.

En segundo lugar, los padres finlandeses asumen mucha responsabilidad por sus hijos y la vida familiar, al menos en estos tiempos.

Tercero, la licencia parental es de nueve meses. Los primeros tres meses son para la madre y los siguientes seis meses pueden ser para el padre o para la madre. La compensación durante ese tiempo depende del salario, pero si no tienes empleo, aun así recibirás una cantidad de dinero cada mes.

Luego de esa licencia, la madre o el padre puede estar en casa cuidando del niño hasta que este tenga tres años, pero la compensación es menor. También, cada padre recibe una licencia de paternidad de cinco semanas y tres de esas semanas las puede tomar al mismo tiempo que la madre. Usualmente, los padres la toman justo después del nacimiento.

Cuando tuve a mi primera hija, pasé con ella los nueve meses de la licencia de maternidad. Cuando regresé a mi trabajo -trabajaba en un periódico grande- mi esposo se quedó en casa con la niña por todo un año. Esa fue una muy buena decisión. No tuvimos que poner a nuestra niña de apenas un año en un cuido y mi esposo tuvo la oportunidad de desarrollar una gran relación con ella. También, ha ayudado a que los roles que asumimos en nuestra familia sean más equitativos. Es cada vez más y más común en Finlandia, que los recién estrenados padres quieran pasar tiempo con sus hijos en casa. Esa motivación también ayuda a cambiar la cultura en los centros de trabajo. Cuando esos padres regresan al mundo laboral luego del nacimiento de sus hijos, no quieren trabajar muchas horas de más porque comparten las responsabilidades de los niños con sus parejas. En mi caso, mi esposo y yo siempre hemos tomado turnos para llevar a nuestros niños al cuido y recogerlos. Cuando se enferman, también nos turnamos.

Me siento agraciada en muchos sentidos, pero claro que no es fácil. Mi esposo y yo trabajamos cada uno ocho horas al día, más el tiempo que nos toma llegar al trabajo, y no tenemos otra ayuda con los niños, así que nuestras agendas están copadas todo el tiempo. Ahora que nuestros dos niños, de 9 y 14 años, están ambos en la escuela, es un poco más sencillo, pues ellos van y vienen de la escuela a la casa por su cuenta. El más pequeño tiene jornadas escolares más cortas y debe pasar mucho tiempo solo o con sus amigos. Hemos tratado de identificar actividades extracurriculares cerca para él para que sus tardes no sean tan largas, pero es algo con lo que todavía lidiamos, al igual que muchas otras familias. Las vacaciones son bastante largas en Finlandia, de cinco a seis semanas al año, así que eso facilita hacerse cargo de los niños durante los recesos escolares. También recibimos ayuda de mis padres, pues es muy común que los niños en Finlandia pasen parte de sus vacaciones con sus abuelos.

¿Qué servicios son provistos a las mujeres embarazadas?

En Finlandia, tenemos un sistema de salud pública que también se sostiene gracias a los impuestos que pagamos, por lo que cada mujer embarazada acude al centro de salud más cercano y recibe atención cada mes y más frecuentemente cuando su estado es más avanzado. También, se les realizan dos ultrasonidos en el hospital, y ella y su pareja reciben consejería antes del alumbramiento. Algunas madres que quieren realizarse un sonograma 4D acuden a alguna clínica privada y pagan por este servicio.

Cada mujer embarazada, si se ha examinado en un centro de salud en Finlandia, también recibirá un paquete de maternidad gratis que es conocido como la baby box. Es una caja que se puede usar como cuna y que está llena de ropa y accesorios que necesitará el bebé, pero el propósito principal de esta iniciativa es que las mujeres acudan a examinarse durante el embarazo.

Lo que incluye la baby box finlandesa de 2019 

Este es un gran beneficio y gracias a esta iniciativa, Finlandia ha tenido por muchos años uno de los niveles más bajo de mortalidad materna en el mundo.

Historia de la subvención de maternidad en Finlandia

¿Cómo son atendidos los partos bajo el sistema de salud finlandés? ¿Tienen acceso todas las mujeres? ¿Cómo funciona?

Casi todas las mujeres en Finlandia dan a luz en un hospital público, el más cercano. Las grandes ciudades tienen sus propios hospitales, pero en algunas regiones, como en el norte de Finlandia, algunas mujeres tendrían que viajar cientos de millas para llegar a un hospital. Muy pocas mujeres dan a luz en sus hogares. El parto en casa no es común en Finlandia.Tampoco vamos a hospitales privados a dar a luz. Incluso, la primera dama de Finlandia, Jenni Haukio, tuvo a su bebé en un hospital público en febrero de 2018.

Normalmente, una mujer estará en el hospital entre unas horas hasta tres noches con su bebé y eso le costará 60 euros por día. Existe la opción de tener un cuarto de familia para que el padre también se pueda quedar. Mis dos hijos nacieron por cesárea. Mi esposo estuvo conmigo tanto en la operación como después en un cuarto de familia durante tres noches.

¿Reciben algún servicio luego de dar a luz?

Una enfermera del centro de salud visita a las familias en sus casas durante la primera semana luego de la llegada del bebé. Luego, los padres van al centro de salud cada mes para examinar al bebé. La madre también tiene su evaluación médica en el centro de salud luego del alumbramiento.

¿Por cuánto tiempo pueden una madre y un padre tomar licencia parental luego de haber tenido un bebé? ¿Cuál fue tu experiencia?

Cuando tuve a mi primera hija, pasé con ella los nueve meses de la licencia de maternidad, tres meses con el salario completo y seis meses con el 70% de mi salario. Luego, mi esposo se quedó un año con nuestra niña. La compensación por quedarse en casa cuidando de un niño luego de la licencia parental es de 338 euros al mes hasta que el niño cumple tres años. Con mi segundo hijo, pasé cerca de un año con él y mi esposo se quedó seis semanas con él justo antes de que comenzara a asistir a un centro de cuido. Mi esposo también pudo tomar tres semanas de licencia parental justo después del nacimiento de cada uno de nuestros hijos. Es bastante común que los padres hagan esto, pero aún hay muchos que no utilizan sus licencias, aun cuando son compensados al hacerlo.

¿Qué nos puedes contar del cuido de niños y la educación temprana?

Luego que los padres regresan al trabajo, pueden escoger una guardería o una persona que cuide del niño. Algunas familias contratan a una “niñera compartida” para tres o cuatro familias. La guardería es la alternativa más popular.

Cada familia tiene el derecho de tener un lugar en una guardería para su hijo y el costo varía según los ingresos de los padres. Para las familias de bajos ingresos, es gratis. El precio más alto es 290 euros por niño por mes, así que en cada caso, es accesible para todo el mundo. No tienes que escoger quedarte en casa con el niño por razón de dinero.

Para los más pequeños, hay guarderías públicas y privadas. La mayoría son buenas, pero también existen problemas.

Desde mi punto de vista, el problema más grande son los grupos de niños demasiado grandes y adultos insuficientes para hacerse cargo. La ley establece que debes tener un adulto por cada cuatro niños menores de tres años y un adulto por cada ocho niños de más de tres años, pero los grupos pueden ser enormes. El año de preescolar es cuando los niños cumplen seis años y es obligatorio y gratis para todos. La escuela comienza el año en que los niños cumplen siete años. El comienzo escolar en Finlandia ocurre más tarde que en la mayoría de los países. La jornada escolar es bastante corta y los niños suelen ir a un cuido luego de salir de clases. Estos cuidos están disponibles en la mayor parte de Finlandia para los niños de primero y segundo grado, pero luego, los niños tienen que manejarse por su cuenta.

Los maestros en Finlandia están muy bien educados y nuestras escuelas son reconocidas por su calidad. Pero, existen los mismos problemas que en las guarderías: grupos muy grandes y atención insuficiente para niños con necesidades especiales.

También, hay un gran problema en Finlandia con las estructuras de las escuelas: tienen moho y pobre calidad de aire.

Dentro de todo, el sistema de educación de Finlandia es bueno y de alta calidad, pero el gobierno ha recortado mucho del presupuesto para las escuelas debido a la situación económica. Además, en Helsinki y en otras ciudades grandes, hay muchos estudiantes inmigrantes que necesitan más apoyo con el idioma de lo que reciben actualmente.

¿Qué se les requiere a los ciudadanos para tener acceso a estos beneficios?

Debes ser ciudadano o ciudadana de Finlandia o tener un permiso para permanecer en el país.

¿Cuáles son los mayores retos para la crianza en Finlandia?

En comparación con muchos países, los niños en Finlandia pasan mucho tiempo por su cuenta luego que comienzan la escuela. Tienen mucha libertad, lo que considero que es positivo, pero también soledad. Un problema grande es el tiempo que pasan pegados de sus teléfonos inteligentes. En las familias, cada uno pasa cada vez más tiempo en sus teléfonos inteligentes y no comparten tanto. Hay niveles altos de depresión y ansiedad entre los niños, especialmente entre las niñas adolescentes.

Estuve en un grupo directivo de Estrategia Nacional para la Niñez en Finlandia 2040, y esta es nuestra visión:

  • Todos los niños y jóvenes tienen adultos seguros en sus vidas que están cerca de ellos y actúan con el mejor interés en favor de ellos
  • Todos los niños, jóvenes y padres o tutores son miembros de una comunidad y sienten que pertenecen a ella y pueden marcar la diferencia
  • Las familias pasan más tiempo juntas y sienten los efectos positivos
  • Los niños y los jóvenes tienen amistades más fuertes y se sienten menos solos
  • Cada niño y joven tiene un camino hacia el crecimiento y el aprendizaje que reconoce las diferencias individuales
  • Las personas pueden tener tantos o tan pocos hijos como deseen
  • Se reducirá la pobreza infantil
¿Cuál es la filosofía finlandesa detrás de todas las políticas públicas en favor de la maternidad? ¿Por qué es importante para los ciudadanos finlandeses?

Creo que lo que está detrás de todas estas políticas públicas es la idea de una sociedad del bienestar, que es buena para todas las personas, no solo para los hombres, sino también para las mujeres. Creo que una de las cosas de las que otros países pueden aprender de Finlandia es la idea de la importante posición que ocupan las mujeres en nuestra sociedad. En abril, tuvimos elecciones parlamentarias y ahora el 46 por ciento de los miembros del parlamento son mujeres. Todos esos beneficios, desde la baby box hasta las licencias de maternidad y paternidad y el cuido de niños accesible apoyan a que las mujeres puedan alcanzar su máximo potencial como miembros activos de la sociedad.

En Finlandia, la gente ha entendido que es mejor cuando todos pueden estar involucrados en la sociedad, y también que las mujeres puedan aprovechar al máximo su potencia. Hace 100 años, Finlandia era una nación pobre con altos índices de mortalidad infantil y materna.

Ha sido sorprendente lo rápido en que Finlandia se convirtió en una sociedad de bienestar, que cuida de todas las personas. Ha sido una elección ideológica nórdica que ha probado ser muy buena en muchísimos aspectos. Sin embargo, hay muchas voces que dicen que es muy cara y que no funciona porque “la gente se pone vaga con todos estos beneficios”. Creo que es parte de la política de derecha que se está popularizando en toda Europa. Las personas que quisieran que se recortaran los impuestos y beneficios deberían vivir por algún tiempo en un país donde la brecha entre ricos y pobres es enorme. Estoy segura de que apreciarían más el sistema finlandés.

Yo pago en impuestos, pensiones y otras contribuciones casi el 40% de mi salario, pero me gusta lo que obtengo a cambio y, aún más me gusta vivir en una sociedad segura que cuida de todas las personas.

El secreto del éxito de Finlandia con sus escuelas, madres, niñez y todo

Por supuesto, tenemos que arreglar el sistema todo el tiempo para enfrentar los nuevos desafíos, como la baja en el número de bebés que nacen cada año y el aumento en el número de jubilados. No es fácil, pero vale la pena intentarlo.

¿Ha propuesto algún partido o político eliminar alguno de los beneficios para las madres y los niños?

Un beneficio que se ha estado discutiendo es el derecho a la educación de la primera infancia para niños cuyos padres están desempleados. El recién electo gobierno en Finlandia decidió que no deberían tenerlo porque entienden que sus padres se quedan en casa y pueden cuidar de ellos. Pero, a menudo, esas son las familias con menos recursos para sus hijos, por lo que opino que es una decisión muy mala. También, está sobre la mesa reducir la posibilidad de quedarse en casa de 2 a 3 años con niños. Creo que es algo razonable porque tenemos el sistema de guardería y también necesitamos contribuyentes que paguen por los beneficios que todos recibimos. Además, hay la intención de cambiar la licencia parental para que sea de seis meses para las madres, seis meses para elegir entre mamá y papá, y seis meses solo para los papás.

Acabamos de tener elecciones y espero que el cambio se produzca para que los papás puedan tener su propia licencia. Ayudaría apromover las carreras de las mujeres, y niños, papás y matrimonios más felices.

¿Cuáles son las prácticas en Finlandia de la que otros países podrían aprender? ¿Cuáles son algunos otros problemas con los que todavía están lidiando?

Creo que una de las cosas de las que otros países pueden aprender de Finlandia es la idea de la importante posición que ocupan las mujeres en nuestra sociedad. En abril, tuvimos elecciones parlamentarias y ahora el 46 por ciento de los miembros del parlamento son mujeres. Todos esos beneficios, desde la baby box hasta las licencia de maternidad y paternidad y el cuido de niños accesible, apoyan que las mujeres puedan alcanzar su máximo potencial como miembros activos de la sociedad.

Entre los asuntos con los que todavía batallamos está la violencia doméstica. Los hogares todavía no son un lugar seguro para muchas mujeres, aunque esto va cambiando poco a poco.

Todavía podríamos tener más padres asumiendo su responsabilidad por sus hijos. Mientras más jóvenes son los padres, mejor es la situación en este asunto.

Además, Finlandia batalla fuertemente con el racismo en estos tiempos. Finlandia ha sido por mucho tiempo un país muy homogéneo. Ahora, cuando tenemos cada vez más inmigrantes, los finlandeses deben aprender a vivir con esa realidad, dar la bienvenida a otras personas y juntos atender el buen sistema y la sociedad que hemos conseguido construir.

Comparte:
Cristina del Mar Quiles
Escrito por Cristina del Mar Quiles
Periodista y educadora de Caguas, Puerto Rico. Ha trabajado por los pasados 11 años en prensa escrita, radio, multimedios y de manera independiente como reportera, editora y productora.