Ilustradoras provocan conversaciones en las redes sociales

(Ilustraciones de Elizabeth Barreto y Mya Pagán) 

El trabajo de las ilustradoras impacta y provoca conversaciones sociales, políticas y culturales dentro y fuera de las redes sociales, afirmaron las artistas Mya Pagán Loubriel y Elizabeth Barreto Ortiz

“Estamos en un momento de coyuntura histórica que se puede aprovechar. La ilustración es una herramienta de aprendizaje. Las imágenes hacen que retengas la información, que generes otras ideas y estimules tu imaginación”, insistió la ilustradora y muralista Barreto Ortiz. 

El quinto encuentro de Diálogo entre artistas, organizado por el proyecto ExploreArt de la Liga de Arte de San Juan, contó con las participaciones de Pagán Loubriel y Barreto Ortiz para dialogar sobre sus aportaciones en el campo de la ilustración.

Las puertorriqueñas reconocieron que el ilustrador cumple un rol comunicador, educativo y de transformación social. 

“En las redes sociales, las imágenes abren las conversaciones que hay que tener. Es un lenguaje universal. Muchas veces, uno no está consciente de la cantidad de información que uno está dando en un dibujo”, explicó Pagán Loubriel. 

“El trabajo de los ilustradores se distingue, quizás, más allá de los artistas visuales, en que siempre tienen la idea de comunicar una idea clara. Que la gente pueda ver la ilustración y a la vez pueda leerla”, añadió Barreto Ortiz.  

Dibujando su propio estilo

La creadora de muchas de las ilustraciones que se comparten en la red social Instagram, Mya Pagán explicó que su estilo emergió orgánicamente. 

“Mi estilo va evolucionando con lo que voy aprendiendo en la práctica. A veces, yo misma me uso de modelo. Es súper lindo ver ese proceso de evolución, práctica y de encontrarme a mí misma”, expresó la artista, quien posee un bachillerato en Lenguas Extranjeras de la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras.  

Sus comienzos en la industria artística surgieron por las influencias de un grupo de mujeres artistas que la impulsaron a dibujar y creer en su propio talento. 

Actualmente, Pagán Loubriel trabaja como ilustradora a tiempo completo, y ha producido ilustraciones para agencias como Energy BBDO (Extra Gum), The Martin Agency (Geico), Sony Latin Music, Center of Popular Democracy, La Moderna Editora y Editorial Destellos. 

Entre los libros que ha ilustrado, está Ellas, historias de mujeres puertorriqueñas  que resalta su trabajo artístico tras crear más de 65 ilustraciones impresionantes y emotivas.

Por su parte, Barreto Ortiz ha experimentado con diversos materiales y temáticas, ya que considera que el cambio de estilos es parte del proceso de crear y disfrutar del arte. Una constante que se puede apreciar en sus obras es el retrato. 

Sus piezas han sido exhibidas en múltiples colectivas como MECA Illustration Art Show en Pública (2019); Línea Dura (2018) en el Museo de Arte López Pío de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Cayey; y Causalidad (2014), curada por la escultora Linda Sánchez Pintor para la quinta edición del Festival de Arte Urbano Santurce es Ley. 

Barreto Ortiz, egresada de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico, entiende que su trabajo más retante fue diseñar un altar de muertos dedicado a víctimas de feminicidios en Puerto Rico, obra comisionada por el Museo de las Américas.

Además de dedicarse a la producción artística, Barreto Ortiz se ha desempeñado como educadora, coordinando e impartiendo talleres artísticos para el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico. Asimismo, ha colaborado en proyectos comunitarios en Puerto Rico y la República Dominicana. 

Trabajar sin ocultar posturas feministas y políticas 

Ambas artistas coincidieron que sus redes sociales son sus portafolios, y en ellas se ven sus posturas. En su mayoría, sus trabajos han sido bien recibidos por sus clientes y no han tenido conflictos de intereses. 

Sin embargo, Pagán Loubriel contó que, recientemente, un boceto suyo fue rechazado por los mensajes feministas y políticos que ha asumido en sus dibujos compartidos en su Instagram. 

“Usualmente, a las marcas les gustan los artistas genuinos. Uno no tiene que confundir el trabajo profesional con el personal. Uno sigue con su estilo y sus ideales”, añadió sobre cómo debe ser la relación entre artista y cliente. 

“Todo en la vida es político. Nos hacen creer y crecemos pensando que no. Pero cada decisión, hasta las que tomamos en la intimidad, son un acto político”, puntualizó Barreto Ortiz.

Por otro lado, reconocieron que hace falta mayor educación en la industria sobre cómo realizar cotizaciones y, verdaderamente, valorar el esfuerzo, tiempo y trabajo de un artista.

Las ilustradoras discutieron que en las escuelas del país, tanto públicas como privadas, no se promueve estudiar ni utilizar la ilustración para la formación de todo niño. 

“Funciona como herramienta de transformación social. Tenemos un poder enorme para persuadir y comunicar. Estoy bien orgullosa que el campo de la ilustración en Puerto Rico se ha transformado y que, ahora mismo, es mucho más inclusivo”,  sostuvo Barreto Ortiz. 

Comparte: