“Gritamos porque existimos, y no nos volveremos a callar”

Día Internacional de la Memoria Trans 2020 Puerto Rico

(Fotos por Gabriela Carrasquillo Piñeiro)

Con antorcha en mano y con mucho dolor, en el Día Internacional de la Memoria Trans, la comunidad conmemoró la vida de las seis personas trans asesinadas en lo que va de año. Denunció, además, cómo la violencia que viven las personas trans no se limita a los ataques físicos que les llevan a la muerte, sino que incluye las medidas del gobierno, que les coartan la libertad y les niegan derechos.

“Nosotres sufrimos las violencias de nuestres hermanos, hermanas y hermanes trans. Nosotres queremos y necesitamos acceso a vidas dignas, a educación con perspectiva de género transfeminista, acceso a vivienda y salud, cirugías de afirmación de género, cambios de nombre, que nuestro género aparezca en nuestros documentos oficiales, y que se nos incluya en todos los espacios, no como meros apéndices de lucha, sino como protagonistas de nuestras propias vidas”, lee un fragmento del Manifiesto para el Día de la Memoria Trans que leyeron ayer, viernes, varias personas de la comunidad.

En busca de espacios seguros

André Pó Rodil, de la organización de derechos intersex Círculo Violeta, expresó que muchas personas trans salen de hogares muy violentos de manera que, ante la inacción del gobierno, son las mismas organizaciones las que crean espacios seguros para las personas de su propia comunidad, proveyendo recursos para sostenerse.

“Eso se ha vuelto más primordial que cualquier otra cosa”, expresó a Todas.

En 2020, seis personas trans han sido asesinadas. Estas son Alexa Negrón Luciano, Yampi Méndez Arocho, Penélope Díaz Ramírez, Serena Angelique Velázquez, Layla Peláez y Mychellin Ramos Vargas

La manifestación celebrada frente al Capitolio con el nombre Grito Colectivo fue también un espacio de desahogo para denunciar la falta de separación de iglesia y Estado.

Reclamaron que, al impedir la implementación de una educación con perspectiva de género que se extienda hasta el escenario laboral, se les invisibiliza y se da espacio a la discriminación que enfrentan.

Durante el evento coordinado por La Sombrilla Cuir, Pólvora Colectiva Cuir, el Colectivo Trans y la Coalición 8 de marzo, también se denunció el que representantes de gobierno utilicen sus posiciones para promover “peligrosas ideologías” que afectan emocionalmente a jóvenes que aún no han compartido su identidad con sus familias.

“Abiertamente, atacan contra la autodeterminación de nosotres para tomar control de nuestras cuerpas”, expresó Betún Warhol.

“Por eso y mucho más, no se puede permitir a estas personas dirigir la conversación sobre perspectiva de género”, añadió.

Por una sociedad inclusiva

El espacio al que asistieron decenas de personas de la comunidad, y otras aliadas, se hizo un llamado a promover la unión y el respeto mediante la inclusión de las identidades trans, que también incluyen a las personas no binarias.

“Necesitamos una sociedad que se atreva a incluir género más allá de masculino y femenino. Necesitamos un país que se atreva a reconocer que existimos. Necesitamos un Puerto Rico que se libere de las cadenas de la desinformación, la ignorancia y el odio. Las personas no binarias no nos estamos imponiendo, la sociedad se nos ha impuesto y nos ha engañado todas nuestras vidas”, leyó Warhol del manifiesto.

Mediante un discurso en representación de las personas no binarias, Ínaru de la Fuente Díaz, fundadore de la Sombrilla Cuir, exhortó también a más miembros de la comunidad LGBTQIA+ a procurar la unión de todos los sectores trans, que incluye a mujeres y hombres trans, personas no binarias e intersex, en la lucha por el reconocimiento de sus derechos.

“También, queremos inclusión desde adentro, de parte de las mismas comunidades sexo género diversas que nos excluyen. Nosotres somos iguales a ustedes, pues no nos identificamos con el género que se nos impuso al nacer y nuestros reclamos son los mismos que los suyos”, exigió.

Recordó, además, que la historia se repite. Hace muchos años, la lucha de hombres gays y mujeres lesbianas no le dio prioridad a la lucha trans, a pesar de que estas personas fueron parte esencial del proceso.

“No hay que esperar que se les cedan derechos a las mujeres trans y hombres trans para luego concederlos a las personas no binarias… se les debe ceder a todes a la vez. No les cuesta nada a la lucha (trans) incluirnos en los discursos”, reclamó al exigir verdadero reconocimiento más allá del uso del lenguaje inclusivo. “Gritamos porque existimos, y no nos volveremos a callar”, concluyó.

Gritos de luto

Les artistas trans Adi Love y Machin González compartieron su dolor, frustración y sentimientos a gritos y canciones. Fueron expresiones artísticas para honrar la vida de las que ya no están. También, para recordar a las que aún luchan que hay que continuar trabajando por un mundo más justo.

Por su parte, arrodillade y con velas a su alrededor, Cris Griandher interpretó el poema Notas sobre las temporadas, de Raquel Salas Rivera. Fue una invitación a mirar más allá de los límites de los poderes que rigen la vida de las personas en todas las esferas. Dejó caer una lámina de cristal que se quebrantó al tocar el suelo. La terminó de moler con sus puños dejando atrás manchas de sangre.

Mientras vertía la cera derretida de las velas sobre su cuerpo, dijo a gritos:

“Si el tiempo es queer y la memoria es trans, me duelen las manos en el frío. Entonces, hay maneras de doler hoy por hoy. Duele como nunca, como el siempre es ahora (…) Yo soy transmasculino no binarie, tengo miedo por mí, por mis hermanas, por mis hermanes, por mis hermanos. Hoy es un día que no pienso sin ellos”.

Lee aquí: El Observatorio de Equidad de Género cuenta los feminicidios que la Policía ignora

Comparte: