Fotoensayo: La carga de los cuidados se siente en el cuerpo y se revela en las miradas

La carga de los cuidados (Armando Díaz)

(Fotos por Armando Díaz /@armandodiazphoto)

 

Cuidar de nuestros padres una vez llegan a la tercera edad, cuando su salud comienza a dar indicios de deterioro es una labor encomiable. Se hace por amor, aunque no hay forma de reciprocar todo el amor con el que nos cuidaron cuando éramos niños. 

Ahora bien, la labor de cuidar a nuestros padres ya ancianos con condiciones de salud física o mental no es una tarea fácil. Se complica cuando los cuidadores, que generalmente son mujeres mayores de 50 años, tienen sus propias condiciones de salud.

La carga de los cuidados

Image 1 De 8

Tomasa se prepara para levantarse de su cama en su residencia, en Bayamón. (Armando Díaz / @armandodiazphoto)

Puedo hablar por mi experiencia. Es muy agotador estar al cuidado de mis padres. Ambos tienen condiciones de salud física y mental. 

No sé si los grupos de apoyo pueden ayudar a manejar el agotamiento físico y mental que nos causan estas labores.  

El año pasado, me retiré de uno de esos grupos de apoyo por las redes sociales, ya que muchos de los mensajes ofrecidos de algunos miembros estaban muy lejos de brindar apoyo. Me sentía incómoda. Yo estaba agotada y no estaba en sintonía con lo que expresaban algunos miembros. 

Creo que muchas de las personas que cuidamos a nuestros padres necesitamos más ayuda. Nuestra salud integral está en juego.  

Quisiera que el gobierno y otras instituciones que ofrecen cuido a nuestros padres tuvieran precios más accesibles para darnos algún alivio.

Los planes médicos ofrecen 48 horas de cuido al año, pero esta ayuda aplica a ciertas condiciones, como por ejemplo durante la recuperación de una operación.

-Brenda

Lee aquí: El privilegio de tener tiempo

Comparte: