¿Dónde están los casos de violencia doméstica?

Campaña de orientación legal contra la violencia de género

No es ni ha sido inusual que durante la época navideña se disparen los casos de violencia doméstica.

Organizaciones que atienden la violencia machista y luchan por los derechos de las mujeres constantemente han hecho la denuncia que está fundamentada en números y estadísticas de sus propias organizaciones y la experiencia de décadas de trabajo. Debemos mencionar que este fenómeno no solo ocurre en Puerto Rico, sino que al menos también en España y otros países latinoamericanos.

En 2016, la directora ejecutiva de la Casa Protegida Julia de Burgos, Ivette del Valle, expresó que, según su experiencia, durante las Navidades hay más reportes de violencia doméstica y acuden más mujeres en busca de orientación, debido a, entre otros, a la ansiedad que genera el factor económico, la ingestión de bebidas alcohólicas y que el agresor, posiblemente, pasa más tiempo en el hogar provocando tensiones adicionales.

Otra fuente de información sobre la incidencia de casos de violencia doméstica durante el periodo navideño son los abogados que representan a imputados en casos de Ley 54 y que, según su experiencia, también observan un incremento en el referido y contratación de clientes y que, según uno de ellos me indicase, ha sido prácticamente inexistente en este periodo 2018-2019.

Posiblemente una fuente adicional a auscultar está en la Sociedad de Asistencia Legal y su sección estadística que podría arrojar mayor luz al tema y, quizás, las estadísticas de la Oficina de Administración de Tribunales.

Esto levanta serias preocupaciones, sobre todo en momentos donde existe y es constatable la imprecisión e ineficacia de las estadísticas de la Policía de Puerto Rico, la falta de policías en los cuarteles que puedan tomar las querellas, investigarlas y referirlas a los tribunales, el ánimo de brazos caídos que impera en la Policía de Puerto Rico, acompañada del ausentismo, y la falta de dirección adecuada de dicho cuerpo que además está atravesado por la violencia doméstica.

Nos preocupa también la inacción del gobierno y la negación a decretar un estado de emergencia por la violencia machista y los feminicidios, y la posibilidad de que el gobierno intente utilizar la baja de estadísticas artificial para atribuirse un triunfo a costa de la violencia contra nosotras y nuestras muertes.

La pregunta obligada que debemos hacernos es: ¿Dónde están los casos de violencia doméstica y por qué no están llegando a los tribunales?

La respuesta no la sabremos aún. Tendremos que esperar las estadísticas de diciembre. Quizás, tendremos que oír al gobernador vanagloriándose a costa de nuestros golpes no investigados ni procesados, pero, al menos, estaremos prevenidas, pendientes y con tarea definida. Piquemos alante.

Comparte:
Mariana Nogales Molinelli
Escrito por Mariana Nogales Molinelli
Abogada, presidenta de la Comisión de la Mujer del Colegio de Abogadas y Abogados de Puerto Rico, activista de derechos humanos y excandidata a comisionada residente en Washington.