Comunidad LGBTTQIA+ está alerta a las medidas legislativas discriminatorias

terapias de conversión

(Foto de archivo de la manifestación para exigir la prohibición de las terapias de conversión)

Mientras en la Legislatura de Puerto Rico se radican proyectos que atentan contra la dignidad y los derechos de la comunidad LGBTTQIA+, activistas transfeministas y de derechos humanos sostienen que el movimiento por la construcción de un país más justo y equitativo continúa siendo el objetivo de su lucha.

El inicio del cuatrienio de esta legislatura, descrita como la más diversa en la historia de la política del país por la cantidad de partidos inscritos y legisladores de diferentes perfiles, ha estado cargado de una veintena de proyectos que impactan a la comunidad LGBTTQIA+. 

Todas identificó unas 20 medidas legislativas radicadas durante los pasados seis meses, entre el Senado y la Cámara de Representantes, que van dirigidas a reconocer desigualdades que vive la comunidad LGBTTQIA+ y combatirlas o, por la otra vertiente, a discriminar e ir en contra de derechos ya adquiridos.

“Creo que es importante que los temas se discutan, independientemente cuál sea el resultado del proceso legislativo. Nosotros en las comunidades LGBT, igual que las mujeres y otras comunidades que han vivido históricamente en situación de marginación, estamos acostumbrados a que los cambios no llegan con mucha facilidad. Es de esperarse de muchos sectores que no haya esa apertura, pero, poco a poco, la vamos teniendo”, apuntó el licenciado Osvaldo Burgos Pérez, portavoz del Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad.

Burgos Pérez abundó que la agenda del sector fundamentalista religioso, en especial del partido Proyecto Dignidad, ha estado basada en una estrategia de tergiversar los propósitos de los proyectos que contribuyen a la adquisición de nuevos derechos como la defensa en contra del discrimen en el empleo por orientación sexual o identidad de género.

El licenciado comentó que, en vez de discutir los proyectos con ideas para mejorar la vida de la ciudadanía, lo que hacen algunos legisladores es llevar una información errónea y confundir sobre términos, a los que se les ha asignado una connotación negativa como la educación con perspectiva de género. 

A mitad del primer año del cuatrienio del gobierno de Pedro Pierluisi Urrutia, ninguno de los proyectos presentados por diferentes legisladores ha logrado completar el trámite legislativo para luego pasar a la firma del gobernador y convertirse en ley. 

Recopilación de las medidas legislativas del Senado y la Cámara de Representantes que impactan a la comunidad LGBTTQIA+:

(Haz click sobre la imagen para acceder a la medida y conocer su estatus en el trámite legislativo. Toca sobre la flecha a la derecha para ver la siguiente.)

Burgos Pérez mencionó que el Proyecto del Senado 184 sobre la prohibición de las “terapias” de conversión fue altamente tergiversado a pesar de que existe un consenso en la ciencia, a nivel mundial, de que estos procesos son dañinos y una tortura para los menores de edad. 

“Hay un consenso general. La ciencia, en todo el mundo, ha establecido que las terapias de conversión son dañinas. No hay nada que reparar. No hay nada que convertir. La orientación sexual e identidad de género no son cuestiones que se revierten por terapia. No hay nada enfermizo dentro de las identidades y de las diversas orientaciones sexuales”, detalló el también activista.

Lee aquí: Mantienen viva exigencia de prohibir las “terapias” de conversión

A principios de mayo, el Proyecto 184 no obtuvo los votos necesarios, con una votación 8 a 7, para que la Comisión de Iniciativas Comunitarias, Salud Mental y Adicción rindiera un informe positivo sobre la pieza. El presidente del Senado, José Luis Dalmau, se ausentó de la votación.

Burgos Pérez insistió en que otra parte negativa que han observado es la falta de liderazgo y valentía de los presidentes de los cuerpos legislativos para asumir posturas a favor de la comunidad LGBTTQIA+ y convocar al caucus para consolidar los votos para mover proyectos.

Además, dijo que pareciera que estos temas solo eran importantes para los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado en la etapa de las elecciones. Explicó que varios representantes del Partido Popular Democrático (PPD) mostraban que era un asunto medular en su partido para buscar los votos de la comunidad, en especial cuando el tema de perspectiva de género pasó a debate tras las respuestas de su candidato a la gobernación, Carlos Delgado Altieri.

«Eso es lo que había en las plataformas de gobierno, en esta elección pasada. Fue un tema fundamental. Parece que lo han olvidado en el proceso legislativo, pero (en las elecciones) se dieron cuenta de que el asunto LGBT y de perspectiva de género es un asunto importante para el país, que es medular en la discusión», puntualizó.

Mayor visibilidad de otras identidades    

Por otra parte, Burgos Pérez aseguró que la discusión de diferentes proyectos, en los últimos seis meses, ha producido mayor visibilidad a las experiencias de la comunidad trans en Puerto Rico como de otras identidades y expresiones de género. 

El portavoz de CABE insistió en que el vocabulario de los legisladores se ha ampliado y, en ambas cámaras, líderes que se consideran aliados de la comunidad han traído a la palestra pública discusiones necesarias que antes pasaban desapercibidas en los proyectos de ley.  

Una de las senadoras que más ha sometido medidas a favor de la comunidad LGBTTQIA+ es María de Lourdes Santiago Negrón, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP). La legisladora ha radicado alrededor de 11 proyectos como el PS 480 para prohibir expresamente el discrimen por orientación sexual e identidad de género en los hospitales, servicios de salud y oficinas médicas.

Otro proyecto en la Cámara de Representantes es el PC 454 de Denis Márquez, Mariana Nogales y José Bernardo Márquez que prohíbe el discrimen por orientación sexual o identidad de género en el gobierno. En el Senado, Santiago Negrón, Ana Irma Rivera Lassén, Rafael Bernabe, José Vargas Vidot y Javier Aponte radicaron el PS 136 con los mismos objetivos.

Asismismo, el PS 226 es otra medida que busca garantizar el análisis con perspectiva de género en el desarrollo de política pública de las tres ramas de gobierno para evitar discrimen contra las mujeres y las comunidades LGBTTQIA+. Se encuentra en la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Laborales y la Comisión de Asuntos de las Mujeres.

“Creo que en el país se ha comenzado a hablar de identidad de género. Las comunidades trans, las identidades trans o las experiencias trans han sido visibles, y eso es importantísimo”, subrayó Burgos Pérez.

Asimismo, comentó que otro avance es la cobertura de la prensa sobre la violencia de género tras la alta cifra de feminicidios y la declaración del Estado de Emergencia.

Burgos Pérez argumentó que, a pesar de las deficiencias en el lenguaje inclusivo o comprensión de algunos términos transfóbicos en los medios de comunicación, periodistas continúan abriendo la discusión y se muestran interesados en informar sobre temas que antes eran descritos como controversiales y quedaban rezagados.

Discursos y desinformación que generan más odio  

Una de las principales consecuencias de las discusiones en la Legislatura, que desinforman y avalan el discrimen por razones fundamentalistas y religiosas, es que el odio contra la comunidad LGBTTQIA+ se perpetúa desde espacios de poder hasta los espacios más íntimos.

“Perpetúan estas conductas de agresividad, de controlar desde sus espacios de poder. Esto tiene consecuencias reales para las personas trans, quienes sufren consecuencias hasta fatales”, sostuvo, por su parte, la directora ejecutiva de True Self Foundation, Joanna Cifredo.

True Self Foundation es una entidad que reconoce la necesidad urgente de lograr cambios de política, visión y trato de la comunidad transgénero y de trabajar para garantizar la igualdad, seguridad, y el bienestar físico y emocional de esta población.

Cifredo también compartió que Puerto Rico es la jurisdicción con la tasa más alta de transfeminicidios de todo Estados Unidos. Según el Observatorio de Equidad de Género, el 2020 cerró con un total de seis transfeminicidios, el triple en comparación con el 2019 que fueron dos.

A pesar de la emergencia por los crímenes de odio, la legisladora Lissie Burgos Muñiz, hace más de una semana, utilizó una foto de una familia de padres homosexuales dándole un beso a su hijo para promover la homofobia desde una sección ordinaria de la Cámara de Representantes. 

El periodista estadounidense David Begnaud logró contactar a la familia y entrevistarla sobre el incidente homofóbico. 

“Es un país bien peligroso donde han desmembrado, calcinado, donde han apuñalado a personas trans, y esta senadora que habla de la familia comparte discursos de odio. Nosotros también tenemos familia. Estos discursos deshumanizantes han sido tan fuertes que las personas ya no nos ven como personas, como otro ser humano, como su compatriota”, sostuvo la activista.

Denuncian proyectos transfóbicos y tergiversados

Los últimos dos proyectos de la representante Burgos Muñiz, PC 764 para prohibir la participación de atletas trans en los deportes femeninos y el PC 768 para prohibir los tratamientos hormonales y cirugías en menores de edad trans, fueron descritos por Cifredo como transfóbicos.

Además, la activista aseguró que la legisladora del Proyecto Dignidad utilizó el espacio de la vista pública para arremeter contra los mujeres trans y tergiversar conceptos sobre procesos médicos relacionados con la afirmación de género.

“Esto es parte de una larga trayectoria de algunos políticos antitrans, ultraconservadores y del sector fundamentalista que ha perseguido a las personas de la comunidad LGBTTQIA+ durante siglos. Esta es la nueva edición de esta persecución”, explicó.

Asimismo, Cifredo agregó que, cuando el matrimonio igualitario se convirtió en ley en todos los estados de la nación estadounidense, el sector fundamentalista y conservador se dio cuenta que “ya no funcionaba atacar a los gays o las lesbianas porque ya habían recibido suficiente aceptación social”. 

Ante estas nuevas estrategias, este movimiento ha venido a atacar específicamente a las mujeres trans a través de los baños, que históricamente han sido utilizados como un espacio para excluir, detalló. 

“Lo mismo sucedió con las personas negras durante los años 50, donde muchos de los comentarios transfóbicos que se utilizan, se utilizaron para excluir a las personas negras de usar los baños como ‘hay que proteger a las mujeres; hay que proteger a las niñas’”, abundó.  

El Proyecto 768 fue derrotado en la Comisión de Bienestar Social, Personas con Discapacidad y Adultos Mayores. La legisladora del Proyecto DIgnidad fue la única en votar a favor de la medida. El Proyecto 764 que aborda la participación de atletas trans no ha pasado a vistas públicas aún.

“La representante Lissie Burgos piensa que eso es mejor uso de su salario público para atacar a las atletas trans. Sí, los deportes femeninos están en peligro, pero porque nuestra universidad pública no tiene dinero, le seguimos quitando dinero a nuestro sistema de educación, que está en peligro. Por eso, está en peligro, pero no por las mujeres trans”, declaró Cifredo.

El Comité Olímpico Internacional informó, el jueves pasado, que las atletas trans que no sobrepasen ciertos niveles de testosterona podrán competir en los juegos olímpicos.  

Falta de accesibilidad para las personas trans 

Marielle de León Toledo, miembre de la organización La Sombrilla Cuir, insistió en que las personas trans siguen siendo discriminadas para poder hacer cambios en sus documentos legales. 

Recalcó que uno de los proyectos que le gustaría ver sería uno que pretenda simplificar el proceso a las personas trans para poder hacer sus cambios legales. Añadió que estos procesos son largos, tediosos y costosos para muchas personas que no tienen los recursos.

“Muchas personas trans que conozco no han podido hacer estos cambios legales. Fluctúa, a veces, en que no nos reconocen en algunos espacios o no nos aceptan”, agregó.

Al no poder hacer estos cambios legales, muchas personas trans sufren discrimen en sus trabajos y terminan escondiendo su identidad para poder conseguir empleo o para recibir servicios.

“Nos pone un estrés encima de repensar todas las cosas que hacemos, a todos los lugares que vamos. Es el día a día, porque hay tantas diferentes ocasiones en las que tenemos que abrirnos a enseñar alguna identificación o presentarnos ante otras personas y tener que escoger si les dejamos saber sobre nuestra identidad o si la escondemos. Esta cultura de transfobia termina con todos los asesinatos que hemos visto desde el año pasado y los ataques de violencia y discriminación que hemos visto hasta ahora”, sostuvo De León Toledo.

Lee aquí: Sin avances para mejorar la calidad de vida de las personas trans

Recientes victorias para las personas trans

En Estados Unidos, el joven trans Gavin Grimm logró una victoria tras una gran batalla legal sobre los derechos de estudiantes transgénero de poder utilizar los baños según su identidad. El Tribunal Supremo Federal se negó este lunes a escuchar el reclamo de la junta escolar de Virginia que le prohibía el derecho a Grimm de usar el baño de niños.

Por su parte, en Argentina, la ley para el Cupo Laboral Travesti Trans fue aprobada, el 24 de junio, en la Cámara de Senadores. Este proyecto establece que el 1% de los puestos laborales del Estado deberán ser ocupados por personas trans.

Esta ley de cuotas pretende mayor representación de personas trans en los espacios de poder para combatir las precarias condiciones de empleo que sufre esta población. De todos modos, líderes feministas argentinas han asegurado que la integración de las personas trans al empleo formal tiene que ir acompañada de una educación de inclusión para que no haya obstaculización ni actitudes discriminatorias.

Comparte:
Adriana Díaz Tirado
Escrito por Adriana Díaz Tirado
Periodista e investigadora. Egresada de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP). Cuenta con un bachillerato en Periodismo y una segunda concentración en Ciencia Política. Actualmente, cursa sus estudios graduados en Periodismo en la Escuela de Comunicación de la UPRRP. Sus temas de interés son política, género, salud, educación y cultura.