Abogadas organizan asamblea en busca de equidad en su profesión

La abogada Mariana Nogales durante el Plantón 23N frente a La Fortaleza

(La abogada Mariana Nogales durante el Plantón 23N.

Archivo de Ana María Abruña)

La integración de las mujeres en la profesión de la abogacía continúa en ascenso. Sin embargo, las prácticas de litigación basadas en masculinidades violentas, el acoso hacia futuras abogadas por profesores de Derecho y los cuestionamientos hechos por algunos abogados que se incomodan cada vez que integran temas de mujeres en sus asambleas siguen presentes. 

A juicio de la abogada y activista social Mariana Nogales Molinelli, existen colegas abogados que, públicamente, se quejan si las mujeres deciden organizarse para velar por sus intereses dentro de una profesión que, en ocasiones, minimiza sus aportaciones, a pesar de su presencia notable en las salas de tribunales y en otros espacios en los cuales ejercen. 

De acuerdo con la excandidata a comisionada residente en Washington, por el Partido del Pueblo Trabajador, algunos hombres dentro del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR) han expresado su malestar de que este sábado 9 de marzo se haya convocado una Asamblea de Abogadas en la sede oficial de esta asociación profesional. Incluso, explica la letrada, han criticado que se cambien las letras del edificio para incluir la palabra “abogadas” al nombre de la institución. 

“A mí me resulta bien interesante que haya algunos hombres colegiados que cuestionen la pertinencia de una asamblea de abogadas. Ese cuestionamiento hace que la asamblea sea más pertinente que nunca”, expresó la presidenta de la Comisión de la Mujer del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico en entrevista con Todas.

La primera mujer en colegiarse fue Herminia Tormes García, y lo hizo el 31 de julio de 1934, según su formulario de ingreso del CAAPR. Hizo el número 299 entre las personas que se habían afiliado previamente a la institución.

“Poco a poco las mujeres hemos tenido que ir rompiendo con esa hegemonía masculina. Que haya ese cuestionamiento a la asamblea para mí resulta asombroso”, agregó la abogada. 

La Asamblea de Abogadas de este sábado, que lleva como lema Hacia la equidad en la profesión legal, aspira a facilitar discusiones solidarias dirigidas a trabajar sobre los retos enfrentados por las juristas. El encuentro, además, propondrá iniciativas basadas en los parámetros de la equidad y el respeto dentro de la profesión. 

“La asamblea tiene un propósito ulterior de crear esa cohesión entre nosotras para atender los problemas que nos aquejan, tanto a las que están ejerciendo como a las que están por ejercer”, explicó Nogales Molinelli.

Entre los problemas principales destacados por la abogada en relación con las futuras profesionales, se encuentra la persistencia de casos de acoso por parte de profesores hacia estudiantes mujeres en las escuelas de Derecho. También, existen casos que violan la ética profesional como el suceso en el cual el profesor de Derecho de la Universidad de Puerto Rico Carlos Díaz Olivo se mofó en radio de algunas de sus exestudiantes que participaron de una protesta feminista en noviembre del pasado año, según trascendió en medios digitales.  

Una vez trascienden los retos como estudiantes, las abogadas tienen que afrontar otros tipos de vicisitudes en el campo profesional. 

“Esas abogadas, cuando empiezan, es bien difícil entrar en algunos escenarios dominados por la masculinidad. No me refiero solamente a que haya hombres, sino que las estrategias que se utilizan en algunos tipos de litigación y quehacer de la abogacía son estrategias que podríamos encasillarlas en los roles masculinos, más agresivas y que tienden menos a los logros de acuerdos”, puntualizó la abogada. 

La convocatoria para la asamblea es abierta no solamente a abogadas colegiadas, sino a otras que no estén afiliadas al CAAPR, así como estudiantes de Derecho, estén o no colegiadas. 

Para el presidente del CAAPR, Edgardo Román Espada, la asamblea representa un importante espacio de discusión que le otorga mayor visibilidad a los logros y aportaciones de las abogadas. 

“Por primera vez en la historia del Colegio, la inmensa mayoría de las personas que integran la Junta de Gobierno son mujeres. Eso nunca había ocurrido. La inmensa mayoría de las presidencias de delegaciones también son mujeres. Por tanto, la presencia de la mujer en puestos directivos en el Colegio es notable, y aquí lo que estamos es promoviendo el desarrollo de propuestas de trabajo acordadas, no solo por las líderes, sino por la base de la institución desde la perspectiva de las mujeres”, comentó Román Espada.

La asamblea es gratuita y constará de dos paneles. El primero, Retos y logros de las mujeres en las salas penales, contará con las participaciones de Wanda Cruz Ayala, jueza del Tribunal de Primera Instancia en San Juan; la licenciada Wanda Valentín Custodio, profesora y abogada con práctica privada en derecho penal; y una fiscal, cuyo nombre se confirmará más adelante. La discusión será moderada por la licenciada Yanira Reyes Gil.

El segundo tema de conversación, a desarrollarse durante la tarde, será Experiencias de abogadas en sus prácticas. En este espacio, que será moderado por la licenciada Carol Sosa Santiago, participarán las licenciadas Verónica Rivera Torres, abogada con práctica privada; Janice Vives Medina, cuya práctica la ejerce en Servicios Legales de Puerto Rico; y una funcionaria de la Oficina de Administración de Tribunales.

Por otro lado, durante la actividad, se presentará de manera oficial el nuevo logo de la institución, que fue adaptado para que su nombre lea Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, cambiado por virtud de la Ley 109-2014. Del mismo modo, se develará la fachada de la sede, que ahora se engalana con el nombre inclusivo de este gremio.

“El nombre inclusivo ya lo utilizamos, lo que no habíamos hecho era el ajuste en el logo y la fachada. A mí me parece que invisibilizar a la mujer, negando su espacio en nuestro logo y fachada, ignorando lo que es el nombre del Colegio, es una mala política de la institución. Había que visibilizar la inclusión en nuestra institución”, subrayó el presidente.

El evento transcurrirá de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde en la sede del CAAPR en Miramar. 

Comparte:
Rafael Díaz Torres
Escrito por Rafael Díaz Torres
Es periodista del Centro de Periodismo Investigativo y estudiante graduado en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, donde completa un doctorado en Historia.